Acoso laboral o mobbing: qué debes saber ante esta situación

un jefe haciéndole mobbing a un trabajador

Un entorno de trabajo adecuado es fundamental. Por ello, el mobbing o acoso laboral es uno de los mayores problemas mayores en el trabajo. Lo es tanto por la gravedad de sus consecuencias, como por las múltiples formas en las que puede desarrollarse.

Por todo ello, es tan importante saber qué el mobbing laboral e identificarlo, ya que muchas veces puede incluso pasar desapercibido en sus primeras fases.

Además, también es conveniente conocer las consecuencias del mobbing, para así poder aplicar soluciones, tanto en el propio ámbito del trabajo como de la salud. Si quieres saber exactamente qué es el mobbing laboral, sus consecuencias y cómo denunciarlo, quédate que te doy todas las claves.

Porque la salud es lo más importante

Mobbing o acoso laboral

Se considera como mobbing o acoso laboral a todas las acciones de violencia psicológica, e incluso algunas veces física, que de forma continua, bucan degradar de forma consciente y premeditada el trabajo y el entorno laboral de su víctima.

Lo primero que se deteriora con el mobbing es la salud mental. A medida que se desarrolla el mobbing en el trabajo, su víctima empieza percibir sentimientos negativos sobre su trabajo y valoración personal. Esto, incluso se traslada al resto de sus acciones diarias, pudiendo generar aislamiento social, ansiedad y depresión.

💙 Desde Aegon, hemos creado Cariñoterapia con sentido, un programa que nos ayuda a tomar consciencia de la importancia de cuidarnos, de forma integral, trabajando nuestros 5 sentidos para alcanzar el bienestar y una salud mental plena. No dudes en visitar nuestra web para aprender de todos los consejos que nuestros especialistas y talentos amigos nos ofrecen a través de esta iniciativa, ¡te esperamos!

Los efectos del mobbing se trasladan en muchos de consecuencias psicológica, a físicas. Los trastornos del sueño como el insomnio son muy frecuentes, como también el dolor de cabeza y problemas estomacales como el dolor de estómago entre otros, agravando dolencias como el colon irritable.

Además, todo ello se mueve al ámbito social y familiar, el trabajador no puede desconectar del trabajo, generando muchas veces estos comportamientos:

  • Aislamiento
  • Incomunicación
  • Problemas de pareja
  • Cambios de humor
  • Responder de forma agresiva, incluso en el entorno familiar

💡 Si estás sufriendo alguna de estas consecuencias, te dejo estos dos artículos sobre cómo tener una relación de pareja sana y cómo tener una buena relación con la familia, para que el mobbing no ensucie el resto de tu vida.

Tipos y ejemplos de mobbing en el trabajo

Uno de las principales dificultades está en ser consciente de que se está sufriendo mobbing. A veces es evidente, pero otras son muy sutiles, debido a que hay muchos ejemplos de mobbing laboral y el propio miedo puede normalizar actitudes que no son aceptables.

Estos son los tipos de mobbing más comunes:

  • Aislamiento laboral: cuando se restringe o ignora la relación no solo por parte de compañeros, sino que también se imposibilita con superiores e incluso con las personas ajenas a la organización como clientes o proveedores
  • Discriminación laboral: se impide la movilidad en el trabajo (ascensos, cambios de puesto), pero también otras facilidades como formación o acceso a nuevos proyectos
  • Sobrecarga de trabajo: de forma sistemática, se presiona a la persona asignando trabajo en exceso o acortando plazos, llegando a provocar el síndrome burnout
  • Degradación laboral: lo contrario al punto anterior también es común, además de aislar, no se le asigna trabajo, o el que se da está muy por debajo de su cualificación y posibilidades
  • Minusvalorar sus logros: no solo no se aprecian los logros, sino que en muchos casos se critica todo lo que hace
  • Difamar su labor profesional: esta va desde la falta de respeto (ridiculizar, gritar), amenazar con todo tipo de represalias, hasta a realizar todo tipo de insinuaciones sobre su labor profesional, que incluso puede llegar a lo personal

Como te he mostrado en estos ejemplos de mobbing laboral, el resultado no solo puede conllevar a que se abandone el trabajo, sino que la víctima de este mobbing o acoso laboral tenga muchas dificultades para integrarse en otro nuevo.

¿Cómo denunciarlo?

Se sufre mucha indefensión ante una situación de mobbing en el trabajo, incluso cuando se es consciente de estar sufriéndolo. Ante ello, es muy importante denunciar. A la hora de cómo denunciar el mobbing, hay que partir de un punto clave: hay que recopilar pruebas y testimonios.

Estas deben demostrar las siguientes características:

  • Que el mobbing sea sistemático
  • Prolongado en el tiempo
  • Hostil en sus actos
  • Que el objetivo sea perjudicar al trabajador

Para acreditarlo, se pueden recopilar pruebas como:

  • Mensajes de todo tipo, desde correos hasta mensajes por WhatsApp
  • Testimonios de compañeros
  • Informes médicos que avalen los trastornos que se está sufriendo sufriendo la persona a causa del mobbing
que es el mobbing laboral

Si no se consigue nada con este primer paso, otras formas de cómo denunciar el mobbing son:

  • Presentar una denuncia ante Inspección de Trabajo: será el inspector el que visitará el lugar de trabajo para constatar que la denuncia es cierta. Si lo acredita, podrá sancionar administrativamente a la empresa.
  • Denunciarlo judicialmente: esta se puede hacer de dos formas. La primera, es a través de un procedimiento ordinario laboral en contra, tanto del sujeto responsable, como del empresario. En este caso, se puede solicitar desde la suspensión de la relación laboral con indemnización por despido improcedente, hasta el traslado, reordenación de funciones y otras medidas contra el acosador. La segunda, es hacerlo por daños y perjuicios. Esta opción es común cuando el acoso no ha cesado y se estima que la empresa no ha tomado las medidas oportunas para solucionarlo.

Bajas por mobbing laboral

Las consecuencias físicas o psíquicas pueden conllevar que la víctima tenga que pedir una baja por mobbing laboral. La ansiedad o depresión, son causas de incapacidad laboral transitoria, ya que impiden realizar cualquier actividad laboral.

Uno de los problemas está en determinar qué tipo de baja se puede pedir: por enfermedad común o laboral.

Aunque la legislación actual no señala directamente que el mobbing es una enfermedad laboral, sí existe jurisprudencia a través de sentencias del Tribunal Supremo como una contingencia profesional. La diferencia económica es importante:

  • Por contingencia profesional se cobra el 75% de la base reguladora desde el primer día, mejorable por convenio hasta el 100%
  • Por enfermedad común no se cobra los tres primeros días, 60% del cuarto al decimoquinto día y se alcanza el 75% a partir de ese día

En definitiva, el mobbing en el trabajo es una conducta grave por sus consecuencias sobre la salud mental o la salud física, que pueden causar perjuicios a corto y largo plazo. Es importante reconocerlo, a través de indicadores como los que te he compartido en este artículo, saber cómo denunciar el mobbing laboral y tomar las medidas adecuadas, pues toda persona merece un trabajo decente (tal y cómo se recoge en los objetivos de desarrollo de sostenible fijados por la ONU). Hacerlo de forma rápida y eficaz ayudará a una mejor recuperación.

Si este artículo te ha sido de ayuda y conoces a alguien a quien también pudiera serle de utilidad, no dudes en compartirlo, pues conocer toda esta información puede evitar mucho sufrimiento. Y recuerda seguirnos en nuestras redes sociales, para no perderte ninguno de nuestros artículos sobre Salud mental y bienestar, ¡te esperamos!

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn