¿Qué accidentes son más frecuentes en verano? Aprende a evitarlos

Accidentes en verano

Llega el verano y con él suben las temperaturas y empezamos a multiplicar nuestras actividades en el exterior. Desde paseos, deporte, playa o piscina, a simplemente disfrutar de una terraza. Pero este buen tiempo además coincide con las vacaciones, el momento de merecido descanso que tantos meses llevamos esperando. El resultado son muchos planes, viajes, nuevas experiencias… actividades que no podemos hacer el resto del año, pero que también, las hacemos en condiciones climatológicas más extremas. Los días soleados y las altas temperaturas nos deben obligar a extremar las precauciones por los efectos directos e indirectos que pueden ocasionar.

Por ello hay que tener en cuenta que los accidentes más frecuentes en verano pueden ocurrir tanto en nuestro hogar o entorno como lejos, en plenas vacaciones, por lo tener las más completas coberturas de asistencia en viaje, como las que ofrecen seguros como Aegon Salud Completo, tendremos la seguridad de la mejor protección también ante accidentes tan comunes como los que señalamos a continuación.

Aegon te ofrece una solución para ti y tu familia para que te sientas tranquilo

Accidentes y percances más comunes y cómo evitarlos

Con el verano, el cambio de hábitos y de rutinas también vienen algunos accidentes. Muchas veces son simples caídas o resbalones provocados en la piscina, pero otras veces llegamos a enfermar o tener lesiones más graves. Te contamos qué hacer en cada caso.

Enfermedades estomacales

Aunque no es un accidente en sí, está muy relacionado con la actividad estival, especialmente porque se produce con mucha más frecuencia.

Estamos hablando de las habituales enfermedades estomacales como las gastroenteritis, que son incluso más frecuentes y virulentas si viajamos, especialmente a algún país exótico. Para evitarlas, o al menos disminuir sus efectos, es indispensable estar bien hidratados, usar agua embotellada o con todas las garantías, evitar el consumo de alimentos crudos en nuestros desplazamientos en el exterior y moderarnos con las comidas.

Si vas a comer fuera busca locales que cumplan las medidas higiénicas sanitarias y lee sobre tu destino, en muchos casos los periódicos locales nos tienen bien informados y sabremos si hay algún virus o bacteria en ese momento. Ten cuidado con los puestos de comida ambulante y las comidas a deshoras, pues también pueden afectar a nuestro estómago y que algo nos siente mal.

Quemaduras, insolaciones y deshidrataciones

También son muy comunes los problemas derivados de una elevada exposición al sol y a las altas temperaturas como insolaciones, deshidrataciones y quemaduras. En estos tres puntos la prevención vuelve a ser fundamental y especialmente a personas más vulnerables como son los niños pequeños y los más mayores.

En el caso de problemas de insolación y deshidratación, la ingesta de líquidos es fundamental. El agua debe ser siempre la bebida base, y debemos tener en cuenta que muchos refrescos no aportan la cantidad de agua necesaria. Sí podemos ayudarnos de la ingesta de bebidas isotónicas, que además de agua nos ayuden a reponer sales minerales y otros elementos que perdemos por exceso de sudoración y frutas, el mejor aliado en verano.

algunos de los accidentes más comunes del verano se pueden producir en la piscina, como resbalones, quemaduras o insolaciones

También es importante evitar las horas centrales del día para realizar cualquier actividad física o exponernos al sol y, por supuesto, seguir los consejos de autoridades sanitarias y servicios meteorológicos que nos alertan sobre olas de color. Si, tras un día de larga exposición al sol y en el que no ha habido mucha hidratación, notamos síntomas como la boca seca, fatiga, náuseas o dolores de cabeza es probable que sea una insolación. En caso de que nos pase esto la recomendación es descansar a la sombra e hidratarnos.

En el caso de quemaduras, además de los anteriores (hidratación, evitar exposición directa en las horas de más calor), es imprescindible el uso de protector solar con un factor de protección ultravioleta (UV), adecuado. El protector solar no se debe aplicar una sola vez, si no varias dependiendo de las horas del día y de la piel que tengamos.

Aun teniendo precaución cualquiera puede quemarse, y más en verano, por eso recomendamos siempre tener una buena crema hidratante o ‘after sun’ para aplicar en la piel tras un día de playa, piscina o montaña con mucho sol. Tener ropa de algodón siempre será un buen aliado para las quemaduras, pues crean menos roce que otras telas sintéticas.

Lesiones deportivas

Las actividades al aire libre en verano también pueden provocar lesiones deportivas resbalones, caídas o ahogamientos por lo que debemos respetar siempre las zonas delimitadas en nuestras excursiones y estar atentos a posibles imprudencias de los más pequeños, sobre todo en el agua, con los que debemos tener extrema cautela. Llevar un pequeño botiquín en nuestras excursiones nos ayudará a prestar la primera atención de unos percances que en la mayoría de los casos son menores.

Es recomendable acudir siempre a urgencias o a nuestro médico para que revise la lesión puesto que muchas veces una opinión experta puede ayudarnos a que una lesión no se agrave. Una pequeña torcedura de tobillo a la que no se le preste atención puede derivar en un esguince de varios meses.

seguro de salud

La época de más accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico se multiplican en verano. No solo por la dramática estadística de fallecidos, también en los miles de pequeños accidentes que se multiplican tanto por desplazamientos largos, como especialmente muchos más cortos.

Para intentan evitarlos es preferible no viajar en las horas centrales del día ni de noche, jamás tener prisa por llegar, realizar todas las paradas que sean necesarias o, al menos cada dos horas, evitar distracciones con el móvil y, sobre todo, poner los cinco sentidos en aquello que se está haciendo, que no es otra cosa que conducir.

Disfruta de tu verano con los tuyos con la máxima seguridad y tranquilidad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.