El síndrome de Tourette: causas, síntomas y tratamiento

síndrome de Tourette

El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico caracterizado por movimientos repetitivos o sonidos que puede aparecer cuando todavía somos niños, normalmente antes de cumplir los 18 años.

Por ello, es tan importante hacer las revisiones pediátricas que tocan según la edad y, en caso de que el niño tenga comportamientos o actitudes que no son las comunes en él, acudir al médico para poder llevar a cabo las pruebas necesarias y elaborar un diagnóstico.

En este post vamos a explicar qué es el síndrome de Tourette, cuáles son sus síntomas, sus causas y sus posibles tratamientos.

¡Sigue leyendo!

Definición del síndrome de Tourette

El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico en el que se producen tics motores y fónicos. Estos tics son crónicos y suelen ser movimientos o sonidos repetitivos, bruscos e impulsivos.

No existe un periodo, en la vida del paciente, que supere los tres meses sin tics. 

Como explica la Sociedad Española de Neurología Pediátrica, estas conductas son involuntarias y no pueden controlarse. Y, además, varían con el tiempo.

Las personas con síndrome de Tourette suelen mostrar sus primeros síntomas entre los 5 y los 10 años y, por norma general, primero aparecen los tics de movimiento y, con el tiempo, los fónicos.

Este trastorno es más común en niños que en niñas y suele ir acompañando de otros trastornos de conducta, como el trastorno de déficit de atención con hiperactividad, el trastorno obsesivo compulsivo, problemas de aprendizaje, depresión

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

¿Cuáles son las causas de este síndrome?

Pese a todos los estudios que se han realizado, se desconoce cuál es la causa del síndrome de Tourette.

Algunas investigaciones apuntan a que puede existir un desequilibrio en la comunicación de las células nerviosas. Otras indican que puede deberse incluso a factores genéticos, puesto que normalmente los familiares de los niños presentan tics.

Pero el desarrollo de los niños con este trastorno suele ser normal.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del Síndrome de Tourette pueden variar de leves a graves.

Cuando se presentan casos graves, éstos pueden interferir en la comunicación, la calidad de vida y la sociabilización de las personas.

Los tics se pueden clasificar de varias maneras, como veremos a continuación.

Tics motores simples

Los tics motores simples son aquellos tics repentinos, de duración breve e intermitente, que se activan un limitado número de grupos musculares.

Algunos de los tics más frecuentes son:

  • Parpadeo de ojos
  • Sacudir la cabeza
  • Mover los ojos
  • Encoger los hombros
  • Hacer movimientos con la boca

Tics motores complejos

Los tics motores complejos tienen un patrón de movimientos diferentes y se activan varios grupos musculares.

Algunos de los tics más frecuentes son:

  • Tocar objetos
  • Oler objetos
  • Caminar siguiendo un patrón
  • Hacer gestos obscenos
  • Inclinarse
  • Hacer giros inesperados
  • Saltar

Tics vocales simples

  • Resoplar
  • Toser
  • Ladrar
  • Carraspear

Tics vocales complejos

  • Repetir palabras
  • Usar palabras vulgares
  • Decir insultos o palabras obscenas

💡 ¿Has pensado alguna vez en cómo prever la aparición de mareos cervicales?

¿Cómo detectar el síndrome de Tourette?

Cuando el niño empieza a tener tics o conductas que no son normales en él, es importante acudir al médico con rapidez.

Es cierto que en la niñez pueden surgir diferentes tics que no tienen nada que ver con este síndrome, pero debe ser el especialista quien lo diagnostique.

Como explica la Sociedad Española de Neurología, cuando la presencia de los tics se alarga por más de un año, con intervalos de pausa de no más de tres meses, muy probablemente el médico diagnosticará el síndrome de Tourette.

Además, como hemos mencionado a lo largo de este post, el síndrome de Tourette suele ir de la mano con otros trastornos que deben ser tratados, también, por especialistas médicos.

seguro de salud

¿Qué tratamiento existe para el síndrome de Tourette?

Es importante saber que no existe un tratamiento de síndrome de Tourette que lo cure o erradique. Aunque sí que existen ciertos fármacos que ayudan a reducir los síntomas para que la sociabilidad del niño y su proceso de desarrollo sea el adecuado.

Cada persona es diferente y precisamente por ello es necesario que el neurólogo evalúe cuáles son los síntomas y la gravedad de cada caso de forma individualizada.

A partir del diagnóstico y el estudio del caso, el especialista determinará si es necesario, o no, proceder con la medicación, puesto que en los casos más leves no se aconseja aplicarla.

Cuando el paciente lo requiere, se pueden utilizar diferentes tipos de medicamentos. Los neurolépticos, como el haloperidol, la pimozida, la risperidona o la olanzapina. O los no neurolépticos, como la clonidina.

Por supuesto, bajo ningún concepto se debe automedicar a los pacientes porque, además, la ingesta de medicinas debe ser recetada, evaluada y tratada por los especialistas.

💡 Conoce más acerca del síndrome de Turner, otro trastorno que también afecta a los niños

Ejemplos de famosos con síndrome de Tourette

El síndrome de Tourette no es tan desconocido como muchas personas piensan. Y es que, según la Organización Mundial de la Salud, se estima que al menos un 2% de la población padece de este síndrome.

Algunos casos históricos del síndrome de Tourette en famosos son, por ejemplo, el de Wolfgang Amadeus Mozart, uno de los compositores de música clásica más famosos de la historia que presentaba síntomas de padecer este síndrome antes incluso de que fuera descrito.

La cantante Billie Eilish también ha declarado que padece este síndrome, así como el futbolista David Beckham, la influencer Lele Pons, el actor Dash Mihok o el también actor Dan Aykroyd.

El síndrome de Tourette puede llegar a afectar a la vida diaria de las personas que lo padecen. En algunos casos, llegada la adolescencia, los síntomas desaparecen y, en otros, se vuelven crónicos de por vida.

Sea como sea, es importante contar con un buen diagnóstico que ayude a entender y tratar este síndrome, por ello el seguro de salud de Aegon es tan esencial para tu salud y la de tu familia. Puesto que, con él, podrás acudir a un amplio cuadro médico especialista que os ayudará a tener una vida sana y feliz.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.