Todo sobre el síndrome del túnel carpiano o síndrome del ratón

síndrome del túnel carpiano

Uno de los problemas más comunes en las manos y que genera más limitaciones es el síndrome del túnel carpiano o síndrome del ratón.

Aunque su sintomatología es muy variada y a veces las molestias son leves como entumecimiento, en muchos casos deriva a problemas mayores como debilidad o incluso daño muscular que afecta a la mano y dedos.

Por todo ello, conocer en qué es el síndrome del túnel carpiano y las opciones que hay para tratarlo y recuperar la capacidad de la mano es tan importante.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

El síndrome del ratón

De los diferentes nervios de nuestras extremidades superiores el nervio mediano proporciona tanto la sensación y movimiento en la parte interior de la muñeca, la que se encuentra junto al dedo pulgar.

Este nervio entra en la mano por la zona de muñeca por el llamado túnel carpiano. Si este se inflama presiona al nervio y causa toda una serie de síntomas. Pero ¿Por qué se produce?

En algunos casos es congénito, si el túnel es estrecho hay una mayor presión sobre el nervio. Pero, en la mayoría de los casos se produce por hacer un movimiento reiterativo de la mano y la muñeca y uno de los más comunes es el uso del ratón para el ordenador, por ello también se conoce como síndrome del ratón. Pero también sucede en el caso de trastornos compulsivos.

No es el único caso. La utilización de otras herramientas manuales como cuchillos o tijeras que tienen que hacer muchos profesionales, o incluso las trabajadoras de los hoteles que cambian decenas de camas diariamente también es otra causa común. De ahí que se en numerosas ocasiones se hable del síndrome del tunel carpiano como enfermedad profesional.

💡 Puedes leer más sobre otras enfermedades asociadas a las TIC (las tecnoenfermedades).

Causas del síndrome del túnel carpiano

En realidad, estas actividades, a las que incluir el uso de instrumentos musicales, no afectan directamente, sino que lo que producen es dolor e hinchazón de los tendones o la bursa de la mano, que es la que estrecha el túnel carpiano y provocar toda su sintomatología.

Hay otra serie de factores que influyen en el desarrollo del síndrome del túnel carpiano como:

  • Fracturas.
  • Artrosis en la muñeca.
  • Artritis reumatoide (una enfermedad autoinmune).
  • Quistes en la muñeca.
  • Sobrepeso.
  • Infecciones.
  • Amiloidosis (depósitos anormales de proteínas).
  • Acumulación de líquidos en la muñeca.

Independientemente de todas estas posibles causas, la incidencia del túnel carpiano es mayor:

  • Entre los 30 y 60 años.
  • En mujeres más que en hombres.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

La sintomatología del síndrome del túnel carpiano es muy variada:

  • Hormigueo.
  • Entumecimiento de la palma de la mano, pulgar y hasta los dedos medios.
  • Dificultad a la hora de agarrar objetos.
  • Dolor que se puede extender más allá de la mano, muñeca hasta el codo.
  • Problemas de coordinación en los movimientos de los dedos.
  • Debilidad de manos, especialmente en el momento de agarre.
  • Atrofia en el músculo del dedo pulgar.

Tratamiento y ejercicios

A la hora de diagnosticar un problema de túnel carpiano se suelen utilizar las siguientes pruebas:

  • Radiografías de la muñeca, fundamentalmente para descartar otros problemas con síntomas similares como la artritis.
  • Electromiografía enfocada a ver el estado de nervios y músculos.
  • Velocidad de conducción del nervio.

El tratamiento depende fundamentalmente del nivel de afección, existiendo varias categorías:

Cambios posturales

Entre los tratamientos más frecuentes en una primera fase están los siguientes:

  • Usar una férula, generalmente solo por la noche, durante unas semanas según prescriba el médico.
  • Evitar dormir presionando las muñecas.
  • Uso de compresas de frío y calor en la zona afectada.
  • Cambios de hábitos en el trabajo y en las posturas: usar tapetes ergonómicos para ratón y teclado, cambios en la posición de silla y mesa, reducir la fuerza y relajar el agarre, tomar descansos cortos y frecuentes, estirar y flexiona suavemente las manos y muñecas de forma periódica y si es posible, alternar tareas.
  • Prestar atención a la posición. Evita doblar demasiado la muñeca hacia arriba o hacia abajo. Una posición media y relajada es la mejor opción. Mantén el teclado a la altura del codo o ligeramente más bajo.

Ejercicios

Fortalecer la musculatura extensora de muñeca y manos y abductora de los dedos ayuda también a prevenir problemas con el túnel carpiano, para ello puedes realizar estos ejercicios:

  • Estirar la muñeca con peso: sujeta un peso ligero y estira el brazo hacia delante con la palma hacia abajo. Puedes aumentar el peso pero nunca sintiendo dolor o molestia.
  • Flexión de la muñeca tanto hacia delante y como hacia atrás apoyándose con el codo en la mesa.
  • Flexión de la muñeca hacia abajo: manteniendo el brazo recto con la palma de la mano hacia abajo y doblando ligeramente la muñeca hacia abajo.
  • Elevación de la muñeca: colocando la palma sobre una superficie firme y levantando los dedos hacia arriba hasta que sientas que los músculos se contraen.
  • Doblar los dedos: manteniéndolos flexionados durante unos segundos en diferentes series de repeticiones.

Medicamentos

Los principales medicamentos son los antiinflamatorios no esteroides como el conocido ibuprofeno o el naproxeno, que siempre deben consumirse si tu médico te lo ha indicado.

En algunos casos se utilizan tratamientos más focalizados como las inyecciones con corticoides en la zona del túnel con el objetivo de aliviar un dolor importante y prolongado.

Operación del túnel carpiano

¿Cuándo operar el síndrome del túner carpiano? Los casos leves pueden evolucionar bien con los diferentes tratamientos que hemos visto, combinado con la inmovilización de la muñeca. Si no es así la única solución es la quirúrgica: liberar el nervio que está comprimido en el túnel carpiano.  

La operación está indicada si:

  • Persisten los síntomas pese al tratamiento médico.
  • Hay un claro déficit sensitivo y motor.
  • La enfermedad progresa y empeoran los síntomas.

La forma más común de realizar la operación de túnel carpiano es la denominada como “abierta” que incluso puede realizarse de forma ambulatoria con anestesia local como la endoscópica.

Se realiza una pequeña incisión, se dividen los tejidos hasta identificar al nervio mediano y se amplía el espacio de tránsito acabando con la presión sobre el nervio.

seguro de salud

El síndrome del túnel carpiano es bastante común y molesto, por eso conocer tanto en qué consiste como su tratamiento es tan importante. Por ello, comparte este post y no te olvide que siempre de la mano de los mejores servicios médicos una afección tan molesta puede solucionarse.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn