< Volver

Consejos para madres primerizas

madres primerizas

Tener un hijo siempre llena de emociones, m√°s a las madres primerizas, cuando les asaltan todo tipo de dudas durante el embarazo y tambi√©n tras el parto. Aunque estos sentimientos son muy normales y que cada persona interioriza y exterioriza de formas diferentes. Pero a√ļn as√≠ es importante tener unos consejos que ayuden y apoyen en este largo proceso, y que con ello colaboren a disfrutar m√°s de esta etapa y disminuir las preocupaciones. Para ello dejamos esta serie de consejos para madres primerizas que seguro que esperemos corrijan muchas dudas.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
M√°s de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

¬ŅQu√© debe hacer una madre primeriza?

La experiencia es fundamental para afrontar muchos aspectos de la vida, y también lo es para la maternidad. Por todo ello, apoyarse en otras personas es fundamental, especialmente en profesionales sanitarios, como médicos, matronas o el servicio de enfermería, pero también en personas cercanas que ya tienen experiencia. Estos sencillos puntos pueden servir de ayuda:

  • Escucha activa: es importante ser proactivo en la comunicaci√≥n y preguntar, ya sea cuando se tengan dudas como para recibir consejos, que luego tendr√°n que valorarse. Para ello hay que apoyarse siempre en profesionales y personas competentes y de confianza.
  • Pedir ayuda: ‚Äúnadie nace aprendido‚ÄĚ dice el dicho, y menos a√ļn cuando se tienen hijos. Es cierto que hay una parte innata importante en esta fase de aprendizaje pero tambi√©n que si es necesario no dejes de pedir ayuda, con el paso del tiempo seguro que esta es menor. Esta ayuda no solo tiene que centrarse en el cuidado del beb√© cuando nace, por ejemplo, tambi√©n en otras tareas diarias, incluso las sencillas que requieren de un tiempo que en esos momentos nos es suficiente.
  • Apoyarse en los m√©dicos y facilitar su trabajo: especialmente durante el parto es importante cumplir a rajatabla con todas las citas y pruebas. Pero no solo eso tambi√©n hacer m√°s sencilla su labor proporcionando la informaci√≥n que necesitan y ayuda para mejor comprensi√≥n de los cambios que se est√°n produciendo.
  • Ayudarse en recursos que sean adecuados: existen una enorme cantidad de recursos, online, libros escritos e incluso presenciales en forma de grupos, aunque no todos son adecuados por la calidad de la informaci√≥n y servicios que ofrece. No obstante seleccionando los adecuados se puede obtener informaci√≥n que despeje muchas dudas.
  • Siga cuidando cuerpo y mente: aunque sea una √©poca de cambios importantes es igual de relevante seguir haciendo actividades que te gusten, que te ayuden f√≠sicamente y tambi√©n mentalmente. Seguramente tendr√°s que renunciar a algunas de ellas, habr√° cambios pero estos no tienen ni que ser totales ni radicales.

¬ŅC√≥mo se sienten las madres primerizas?

Las madres primerizas sienten cambios muy relevantes, algunos, si no se tratan de forma adecuada pueden abocar a problemas muchos más serios, como la depresión posparto. Entre estos sentimientos es normal tener algunos de ellos:

  • Estresada: aunque los primeros meses no se tenga que trabajar, los requerimientos de los beb√©s en este primer tramo ‚Äúa√ļn de aprendizaje‚ÄĚ son tantos que generan estr√©s. El problema es considerar esto un problema o que se es peor madre, es lo m√°s normal. Ante esta situaci√≥n de verse desbordada no hay que dudar en pedir ayuda.
  • Agotada: el cansancio es otro de los sentimientos m√°s normales, no solo son las tareas sino que el sue√Īo nocturno se deteriora, especialmente en los primeros meses en los que aunque sea el mejor beb√© requiere de tomas m√°s continuas. Igualmente hay que vigilar la alimentaci√≥n que sirve de gran ayuda para recuperar nutrientes perdidos o necesarios.
  • Soledad: est√° muy relacionado con ciertas actitudes que llevan a que la madre se encierre en casa, por ese c√ļmulo de tareas y por el cansancio que hemos se√Īalado. Encerrarse en si misma es uno de los problemas m√°s importantes de las madres primeriza. Por ello, es importante tanto continuar con una vida social m√°s adaptada a la nueva realidad, como recibir visitas ajenas.
  • Perdida: es algo inherente a toda novedad en la vida. Cuando se empieza un trabajo tambi√©n tenemos un periodo de aprendizaje, aqu√≠ ocurre lo mismo, por eso hay que tomarse todo con calma y no exigirse tener todo controlado desde el principio y considerarse ‚Äúmala madre‚ÄĚ por eso, lo contrario.
  • Tristeza: suele ser resultado de acumular muchos de los puntos: soledad, sentirse perdida, estresada, etc. A todo esto se une que las emociones afloran m√°s, desde la irritabilidad a precisamente este sentimiento de tristeza. Pedir ayuda en estos casos es fundamental para evitar problemas mayores.
  • Confusa: el c√ļmulo de informaci√≥n que se recibe y el propio ‚Äúaprendizaje‚ÄĚ en el conocimiento del beb√© lleva muchas veces a este tipo de sentimientos. Es algo normal, y exige tomarse y dedicar un tiempo para reflexiona e ir asumiendo todos los cambios.
  • Feliz: aunque parezca contradictorio a toda esta amalgama de emociones negativas, el amor incondicional por el reci√©n nacido y ver como crece y se adapta a sus padres. Todo lo duro y agotador se suele superar y el recuerdo final suele ser positivo.

¬ŅCu√°ndo suelen parir las madres primerizas?

No existe una regla para los partes de las madres primerizas, en algunos casos se atrasa y en otros lo contrario, se anticipa. Son otros los condicionantes que determinan si el parto se adelanta o se retrasa.

El problema suele ser más si se atrasa, ya que puede generar mucho estrés en las madres primerizas, por lo que es importante desde un principio relativizar la fecha prevista de parto. No hay que considerarla como algo fijo o inamovible. Los profesionales médicos son los que controlarán al detalle estos días y si es necesario pondrán las medidas oportunas para provocar el parto. Esto ocurre, si así lo considera el médico, generalmente a partir de la semana 41 de gestación.

Esto es un proceso controlado como lo es también lo contrario, cuando se anticipa el parto, incluso si los bebés son prematuros. Actualmente las unidades de neonatos trabajan con unos protocolos con los que consiguen que la mayoría de los bebés se desarrollen correctamente y sin problemas.

¬ŅQu√© no debe hacer una embarazada primeriza?

Como hemos se√Īalado es importante una cierta normalidad en el periodo de embarazo y de nacimiento del ni√Īo. Pero esta normalidad no quita que haya cambios, algunos muy importantes y que no tengamos que adaptarnos. As√≠ entre algunas cosas que no deben hacer est√°n:

  • Tomar medicamentos, incluso que ya haya usado sin consultar con su m√©dico. Durante el embarazo pero tambi√©n en la lactancia se multiplican las contraindicaciones.
  • Consumir sustancias t√≥xicas o estimulantes como la cafe√≠na de la misma forma que antes.
  • Conducir o ir de copiloto sin adaptar el coche y el cintur√≥n a estar embarazada.
  • Mantener el mismo ritmo y rutinas de ejercicio f√≠sico, en la mayor√≠a de los casos hay que adaptarse, incluso tras las primeras semanas tras el parto y avanzar de forma progresiva.
  • En el lado contrario, dejar de hacer ejercicio, que es fundamental para la recuperaci√≥n f√≠sica y mental.
  • No cuidar la dieta, si una dieta equilibrada, saludable y con todos los nutrientes siempre es importante, lo es m√°s ahora, para recuperarse del parto y para la lactancia del beb√©. Esto no quita darse un ‚Äúcapricho‚ÄĚ, pero siempre siendo consciente de ello.
  • Centrarse solo en el beb√©, que no dejar√° de ser algo muy importante en la vida de madres y padres, pero no lo √ļnico. Hay que seguir manteniendo relaciones sociales y realizando actividades placenteras.

¬ŅQu√© necesita una madre primeriza?

Una madre primeriza necesita aprovechar ante todo los nueve meses de embarazo para ir prepar√°ndose para estos cambios importantes. Desde luego que este tiempo sirve para una ‚Äúpreparaci√≥n material‚ÄĚ de todo lo que necesita, pero no es lo √ļnico ni lo m√°s importante, lo es m√°s la preparaci√≥n mental.

Aunque tener un hijo se considera como algo ‚Äúnatural‚ÄĚ esto no quita que no se produzcan cambios muy importantes, m√°s en una sociedad como la actual m√°s dominada por el estr√©s, las prisas o la competitividad.

Tener un hijo supone siempre una renuncia, y hay que estar muy preparado para ello: renuncia de tiempo, económica, de actividades que no se podrán hacer. Pero también supone lo contrario incorporar a un nuevo miembro de la familia que aportará mucho al bienestar emocional. Esta renuncia igualmente supone sacrificio, y todo ello debe ser interiorizado para poder disfrutar más de esta etapa.

En lo material si es cierto que hay que preparar una canastilla de beb√© y que debe estar completa en el segundo cuatrimestre por si hubiera alg√ļn adelanto: cuna, carro, sillita para el coche, ba√Īera, etc. Son elementos fundamentales, por los que es bueno coordinarse con amigos y familia, tanto para aconsejarse como regalar. Adem√°s, es muy com√ļn comprar de m√°s, por lo que hay que tener un cierto control. Hay tiempo para ello, pero no se debe dejar para el √ļltimo d√≠a.

ūüí°Te dejamos aqu√≠ informaci√≥n m√°s completa sobre qu√© cosas necesita un beb√©: la canastilla del reci√©n nacido.

Consejos para madres primerizas

Todos estas necesidades y retos se pueden trasladar a una serie de consejos que ayudar√°n a adaptarse mejor a estos cambios:

Organización

Es importante aprovechar en primer lugar los nueve meses de embarazo para tenerlo todo organizado. En este tiempo compra lo que necesites, ‚Äúcrea‚ÄĚ la habitaci√≥n para el ni√Īo, pero tambi√©n poder gestionar cuando nazca las visitas. Por ejemplo, para no agobiar ni al peque√Īo, pero tampoco a la propia madre.

Cuidar la alimentación

Ya lo hemos se√Īalado, es algo importante siempre que incluso en este momento lo es m√°s. Hay que olvidarse de dichos que no son ciertos como ‚Äúhay que comer por dos‚ÄĚ y centrarse en una dieta equilibrada, con los nutrientes que necesita madre e hijo. Adem√°s, los controles m√©dicos continuos marcar√°n si necesitan alg√ļn aporte o suplemento alimenticio, o lo contrario, disminuir el consumo de alg√ļn alimento.

Mantener la actividad física

Igualmente es fundamental durante y después del embarazo. No solo aporta salud sino también es un elemento de sociabilidad. Si practicas deporte y quieres volver a hacerlo después del embarazo de la misma forma procura volver a la rutina de manera progresiva.

Recuperarse

El beb√© es importante, pero tambi√©n lo eres t√ļ. No intentes ser la mejor madre del mundo, ni te agobies porque no llegas a todo, pero especialmente busca momentos en los que disfrutes de tus actividades, te relajes, te juntes con amigos. En definitiva, aunque tener un hijo es un cambio importante hay que trabajar en la normalidad.

Descansar

Uno de los cambios m√°s importantes de las madres primerizas est√° en el sue√Īo. En estos primeros meses no va a ser igual, sin lugar a duda, en algunos casos incluso las noches pueden ser largas y malas, en otros no, depender√° del beb√©. Pero, en todo caso, procura buscar otros momentos que te permitan descansar, adapt√°ndote a cuando el beb√© lo haga. Estar descansado es imprescindible para tener un buen estado f√≠sico y an√≠mico.

seguro de salud

Pedir ayuda

Pedir consejos y ayuda como hemos visto es algo normal, que debe tomarse con naturalidad, siempre que se haga a las personas adecuadas. Pero es el ‚Äúpedir‚ÄĚ el t√©rmino fundamental, el control es de los padres y deben definir cu√°ndo y en qu√© piden esa ayuda. Adem√°s hay que saber aprovecharla, para actividades que ya hemos se√Īalado o simplemente para descansar.

La importancia de la lactancia

La lactancia materna es importante para el bebé ya que aporta los nutrientes y defensas necesarias para el crecimiento. Pero frente a esta realidad a veces se construye un punto negativo para las madres primerizas. Este tiene como consecuencia en que si no fuera posible se sienta mal o incluso sea criticada. Hay que romper este hecho, y si no es posible tener la tranquilidad de que existen otras alimentaciones que ayudarán al bebé a crecer sano.

En definitiva, aunque vengan cambios importantes hay que procurar ‚Äútrabajar‚ÄĚ la normalidad, no olvidarse de amigos, de las actividades que te gustan y, ante todo, de si misma. Todo ello te ayudar√° a disfrutar de una nueva etapa de la vida.

Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Aut√≥noma de Madrid y especialista en comunicaci√≥n por la Universidad Complutense, lleva desde el a√Īo 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgaci√≥n en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas p√°ginas web. Adem√°s de ser colaborador en medios escritos (Expansi√≥n, Cinco D√≠as, idealista.com, El Pa√≠s, Libertad Digital, El Confidencial,‚Ķ) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid‚Ķ) y Televisi√≥n (Telecinco, Antena 3, Telemadrid‚Ķ).

Perfil de LinkedIn