La oruga procesionaria: primeros auxilios en personas y mascotas

oruga procesionaria

Si hay algo que caracteriza la mayoría de los pinares cuando se retira el frío es ver las largas filas de oruga procesionaria (Thaumetopoea pityocampa).

La oruga procesionaria es un claro riesgo para nuestros bosques, constituyendo la segunda causa de destrucción de los pinares españoles.

Pero también, sus mecanismos de defensa la hacen peligrosa para humanos e incluso mortal para muchos animales, incluidos los perros.

Te ayudamos a garantizar la tranquilidad que quieres para ti y los tuyos

Más información

¿Qué es la oruga procesionaria del pino?

La oruga procesionaria es un insecto del orden de los lepidópteros, que vive en zonas templadas donde haya pinos, ya sea bosques como parques y jardines.

Lo más característico son las largas filas de orugas procesionarias que vemos especialmente en primavera.

Esto no significa que solo se encuentren en esta época del año. Es en primavera cuando las vemos más porque es cuando bajan de los árboles, de cuyas hojas se han alimentado, para buscar un lugar idóneo para enterrarse y sobrevivir al calor.

En verano las crisálidas que forman eclosionan y salen convertidas en mariposa, sobre el mes de julio, iniciando un nuevo ciclo de vida.

Estas mariposas forman los grandes bolsones, una especie de “nidos” blancos que vemos en las ramas de los pinos (aunque también habitan cedros y abetos), donde de sus huevos nacen nuevas orugas.

La oruga procesionaria y el cambio climático

Para muchos expertos, el aumento de la oruga procesionaria está directamente relacionada con el cambio climático.

Es un insecto muy adaptativo, no solo como veremos más adelante, por sus mecanismos de defensa, sino en la forma de sobrevivir a los cambios climatológicos.

Así, mientras que en invierno lo hace en estado larvario dentro de su “nido” antes de eclosionar, cuando llega el calor lo hace enterrándose en el suelo.

Por ello, si los otoños y los inviernos son suaves, su supervivencia se multiplica y se refleja en el crecimiento exponencial de sus “nidos”.

oruga procesionaria

No solo eso, también posibilita zonas más amplias.  Hasta hace unas décadas eran típicas del área mediterránea (por debajo de alturas de 400-500 metros). Ahora, ya han colonizado áreas de alta montaña, por encima incluso de los 1.500 metros.

La mayoría de los nidos contienen aproximadamente 300 orugas. Se suelen ubicar en la parte sur del árbol para obtener la máxima luz solar y calor. Suele haber varios nidos en un mismo árbol.

Su forma de actuar consiste en alimentarse generalmente por la noche y por el día volver a agruparse para mantener el calor y digerir los alimentos.

Los mecanismos de defensa de la oruga procesionaria y su peligro

La oruga procesionaria tiene como objetivo principal sobrevivir para convertirse en mariposa. Esta pauta no solo se muestra en su forma de actuar en cada estación, también en sus mecanismos de protección.

Un momento clave es cuando bajan del árbol y buscan refugio. Una vez bajan de los árboles, caminan en procesión (por ello su nombre) lideradas por una hembra. Es en este momento cuando están más expuestas a depredadores, principalmente las aves.

Frente a ello emplean dos mecanismos, uno individual y otro colectivo:

  • Los pelos urticantes de su piel. Especialmente cuando ya tienen un color amarillento o anaranjado.
  • Su forma de actuar gregaria, moviéndose en filas y agrupándose cuando existe algún tipo de peligro.

Este peligro se extiende en la fase en la que la procesionaria está enterrada, pero en ese momento es mucho más complicado toparse con ellas.

Riesgos al contacto

Si hay contacto con las orugas procesionarias, especialmente en los niños como más vulnerables se puede sufrir estos síntomas:

  • Irritación en mucosas (ojos, oídos y nariz).
  • Reacción alérgica, que pude ir de leve a moderada.

En animales como gastos y perros, esta reacción puede ser incluso mortal y se produce especialmente porque en muchas ocasiones el contacto es más directo, las huelen o chupan:

  • Hinchazón en lengua y boca.
  • Inflamación de esófago y estómago.
  • Necrosis en la lengua (que incluso pueden perder).

La toxina que tiene su pelo se encuentra incluso en el aire alrededor de un árbol muy infestado. Por ello hay que tener especial cuidado si detectamos bolsones en el arbolado.

¿Qué hacer en caso de contacto?

En caso de visionar a procesionarias es importante no tocarlas y avisar a las autoridades: públicas (en las ciudades) o privadas (comunidades de vecinos) para que actúen.

Incluso pisarlas es potencialmente peligroso si tenemos zonas expuestas en las piernas a través de pliegues en la ropa. Pero es especialmente devastadora en caso de contacto con perros.

Primeros auxilios para animales de compañía

Si la mascota, como por ejemplo un perro, ha contactado con una oruga procesionaria le veremos rascarse la boca, como si quisiera sacar algo de la lengua. Otros síntomas son:

  • Salivar profusamente.
  • Hinchazón de boca y otras mucosas.
  • Dificultad para respirar.

En este punto, hay que acudir a un veterinario lo antes posible porque puede llegar a morir. Antes de ello es importante realizar una serie de primeros auxilios que aliviarán su estado:

  • Sacar rápidamente al perro de la zona afectada.
  • Comprobar que pueda respirar sin dificultad.
  • Abrir la boca para observar la lengua y las mucosas orales y localizar el área afectada.
  • Lavar la zona afectada. Lo mejor es usar suero fisiológico pero dada la urgencia se puede hacer con agua. Siempre de dentro a fuera procurando que el perro no trague el agua.
  • Nunca se debe frotar la zona para evitar liberar la toxina.

Primeros auxilios para las personas

En las personas, las mayores reacciones alérgicas se producen en personas sensibles, niños, como hemos comentado, pero también personas hipersensibles o con problemas alérgicos.

No es incluso necesario el contacto para tener problemas. Constantemente caen de los árboles estos pelos tóxicos urticantes al contacto con la piel.

Lo más normal es que provoquen irritación de la piel en forma de sarpullido o erupción que puede aparecer en los brazos, las piernas, el cuello o el torso. Esta puede durar varias semanas.

oruga procesionaria

También puede provocar conjuntivitis y problemas respiratorios. Pero salvo ingesta por parte de los niños, sus problemas, aunque molestos, son menores.

En todo caso es importante:

  • Lavar la zona. En primer lugar, se puede hacer con agua, luego con suelo fisiológico.
  • No frotar.
  • Usar cremas tópicas contra reacciones alérgicas que pueden adquirir sin receta en farmacias.
  • En caso de no remitir o tener síntomas más graves acudir al médico dermatólogo o alergólogo.

La lucha contra la oruga procesionaria

En pinares de alto valor y en ciudades se lucha activamente contra la procesionaria, tanto por el riesgo para las personas y animales, como para mejorar la supervivencia de los árboles.

No se utilizan insecticidas o pesticidas, tanto para no acabar con otros insectos como para evitar problemas secundarios para las personas. Para ello, además de retirar los bolsones se suelen utilizar los siguientes métodos:

  • Trampas de feromonas: En verano. Se busca atrapar a las mariposas macho y con ello se corta el ciclo de reproducción.
  • Anillos trampa: En primavera, para evitar que las orugas desciendan al suelo.
  • Endoterapia: En lugar de fumigar se inyectan sustancias en los troncos de los árboles que llega a las hojas y mata a las larvas.
seguro de salud familiar

A pesar de todo ello, la oruga procesionaria sigue siendo un riesgo para nuestra salud y la de nuestros animales domésticos, por ello es importante evitarlas y si hay algún contacto, actuar rápidamente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn