La vacuna de la gripe: Quién se debe vacunar y por qué

sanitaria poniendo la vacuna de la gripe

Como cada año, la Dirección General de Salud Pública pone en marcha la campaña de vacunación frente a la gripe. ¿Te has planteado vacunarte? ¿Qué sabes sobre la vacuna de la gripe? Con este artículo esperamos poder ayudarte con todas las dudas que tengas al respecto. 

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

¿Por qué es necesario vacunarse cada año?

La gripe es una enfermedad muy contagiosa, que puede variar desde una enfermedad leve hasta una infección con graves repercusiones, e incluso ser mortal. Por ello, la vacunación se presenta como la mejor opción para prevenir esta enfermedad, para reducir los casos graves y severos.

Como ya sabemos, la gripe es un virus que año tras año sufre cambios en su estructura. Esto provoca que la vacuna de la gripe de años anteriores no sea efectiva para el virus de la presente temporada.

Estos cambios, pueden además afectar a la virulencia de la gripe. Por todo ello, cada año se realizan nuevas campañas de vacuna de la gripe en las que varía la composición de las vacunas y se realizan las recomendaciones para la nueva temporada.

¿Quién debe vacunarse contra la gripe?

La vacuna de la gripe realmente puede ponérsela prácticamente cualquier persona. Sin embargo, está dirigida fundamentalmente a grupos de población de mayor riesgo.

Con pequeñas diferencias entre las comunidades autónomas, el periodo de vacunación abarca desde mediados de octubre hasta finales de enero, y actualmente, se puede hacer conjuntamente con el refuerzo frente al COVID-19.

Entre estos grupos, se encuentran desde personas mayores de 65 años, hasta trabajadores sanitarios y sociosanitarios.

El objetivo marcado por la Organización Mundial de la Salud es conseguir que al menos el 75% de los mayores o iguales a 65 años. Además, también se pretende que al menos el 30% de los profesionales sanitarios se vacunen.

Grupos de riesgo de vacunación antigripal

Como ya te hemos mencionado, la vacuna de la gripe está destinada a los grupos de mayor riesgo. Según el Ministerio de Sanidad, los grupos de población diana son:

  1. Personas mayores, preferentemente +65
  2. Personas menores de 65 pero que presentan un alto riesgo de complicaciones frente a la gripe (especialmente por enfermedades crónicas, susceptibles de empeorar o agravar con la gripe)
  3. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones
  4. Personas que trabajan en servicios públicos esenciales (bomberos, policías…)
  5. Personas con exposición laboral directa a aves domésticas o a cerdos en granjas o explotaciones avícolas o porcinas y también a aves silvestres (con el fin de reducir la oportunidad de una infección concomitante de virus humano y aviar o porcino)
  6. En muchas partes se incluye a las mujeres embarazadas en cualquier trimestre de la gestación, y aquellas no vacunadas en los 6 primeros meses tras el parto

¿Puedo coger la gripe si me vacuno?

La vacuna de la gripe consiste en una forma inactiva del virus, por lo que no produce la enfermedad. Sin embargo, en ocasiones pueden aparecer complicaciones debidas a reacciones alérgicas.

Estos virus inactivados de la vacuna de la gripe, entran en nuestro cuerpo activando los canales habituales de defensa y preparando de manera muy efectiva al sistema inmune para invasiones reales. De este modo, el organismo adquiere una capacidad de eliminación del agente extraño, en este caso el virus de la gripe, que provoca que este sea eliminado de manera inmediata cuando entra en nuestro cuerpo.

Existe también una vacuna de la gripe que contiene formas atenuadas del virus, las cuales no deben ser suministradas a las poblaciones de riesgo.

💡 Aunque cada vez parece que el coronavirus está menos presente en nuestras vidas, te recomendamos leer nuestro artículo sobre la flurona, la coinfección de gripe y coronavirus.

¿Cubre mi seguro médico la vacuna de la gripe?

Muchos seguros de salud cubren la vacuna de la gripe en los grupos anteriormente mencionados, aunque las ventajas de este tipo de seguros van más allá de la propia vacunación.

Estos facilitan una actuación de emergencia en los casos de complicaciones ante vacunaciones de cualquier tipo. Por ello, es recomendable contratar un seguro médico. Una vez más, la prevención en salud es la clave.

La vacuna de la gripe en el embarazo

Según datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la proporción de población afectada por la gripe durante la epidemia anual oscila entre el 5 y el 15% en poblaciones grandes, y es superior al 50% en grupos de población cerrados como internados escolares o asilos.

Es por ello, que la Organización Mundial de la Salud, recomienda la vacuna de la gripe anual (por orden de prioridad) en:

  1. Las mujeres embarazadas en cualquier etapa del calendario del embarazo
  2. Los niños de 6 meses a 5 años
  3. Los ancianos (≥65 años)
  4. Las personas con enfermedades crónicas
  5. Los trabajadores de la salud

Al observar estas indicaciones, resulta llamativo que se recomiende la vacuna de la gripe en niños de entre 6 meses y 5 años de edad. Sin embargo, esto no se debe a que no sea una población de riesgo, sino todo lo contrario. Si los comparamos con niños de otras edades, los menores de seis meses corren un mayor riesgo de ser hospitalizados a causa de la gripe, pero son demasiado pequeños para ser vacunados.

Beneficios de la vacuna en mujeres embarazadas

La vacuna de la gripe en el embarazo tiene un doble beneficio. Esto se debe a que, además de evitar el posible perjuicio que provocaría padecer la enfermedad durante el periodo de gestación, existen estudios recientes que demuestran que dicha vacuna proporciona inmunidad al bebé durante los primeros seis meses de vida.

Recordemos que a estos bebés no se les puede administrar la vacuna de la gripe, por lo que recibir la vacuna de la gripe durante el embarazo, reduce sensiblemente el porcentaje de hospitalizaciones causadas por el virus de la gripe en estas edades.

Las campañas de vacuna de la gripe son muy importantes, no solo para la salud propia y de los más allegados, sino también para evitar la expansión de la enfermedad y el aumento del número de contagios.

Una correcta prevención evita que los vectores de enfermedades encuentren huéspedes en los que seguir desarrollándose y transmitiéndose. Esta labor se lleva a cabo de una manera metódica en todos los sectores encargados de velar por la salud de población, implicando a actores de diversos ámbitos sanitarios.

La vacuna de la gripe y los bebés

Como ya te hemos adelantado, pese a que los bebés que más riesgo corren al contraer la gripe son los menores de 6 meses, solo se les podrá administrar la vacuna de la gripe a los mayores de esta edad.

Existen dos tipos de vacuna que se le puede administrar a los bebés, estas son:

  • Inyectable: contiene el virus inactivo, imposibilitando así que se contraiga la enfermedad a causa de la vacuna
  • Aerosol: en este caso, se inhalaría de forma nasal; sí lleva el virus vivo, aunque debilitado, por lo que solo se le puede administrar a bebés sanos mayores de 2 años

Tras la primera dosis de la vacuna de la gripe, habrá que esperar cuatro semanas para administrarle al bebé una segunda dosis. Los niños a partir de 9 años no necesitarán dosis de refuerzo.

Es de suma importancia que los niños, y en especial los bebés, reciban la vacuna de la gripe, ya que existe una alta probabilidad de necesidad de hospitalización si contraen la gripe sin haberse vacunado. Es posible que el bebé presente síntomas a causa de la vacuna de la gripe como la fiebre durante un par de días, sin embargo, es preferible eso a una posible hospitalización.

💡 Si quieres conocer qué vacunas y cuándo debes ponerle a tus hijos, visita nuestro artículo sobre el calendario de vacunación infantil.

Efectos secundarios de la vacuna de la gripe

Hay muchas personas que sienten miedo de recibir la vacuna de la gripe o de administrársela a sus seres queridos que formen parte de los grupos de riesgo. Sin embargo, los efectos secundarios de la vacuna de la gripe, siempre serán menores y menos peligrosos que si se contrae la enfermedad sin haberse vacunado.

Los principales efectos secundarios de la vacuna de la gripe son:

  • Fiebre
  • Malestar
  • Dolores corporales
  • Dolor y/o inflamación de la zona donde se inyectó la vacuna
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Fatiga

Estos síntomas de la vacuna de la gripe pueden aparecer tras unas 6 horas tras la vacuna, y durar hasta dos días. Si los efectos secundarios de la vacuna de la gripe se alargaran más de 48 horas, entonces se recomienda visitar a tu médico de cabecera, para que descarte otro tipo de afecciones.

De forma menos usual, existen otros efectos secundarios de la vacuna de la gripe, pero son muy raros. Estos pueden ir desde reacciones alérgicas leves, hasta graves. Si esto ocurriera, deberías acudir directamente al médico, aunque si sabes con antelación que sufres algún tipo de alergia, debes comunicarlo al equipo sanitario que te administre la vacuna de la gripe, para evitar posibles sustos.

Esperamos que tras este artículo no te queden dudas sobre la necesidad de que nos vacunemos, por nosotros y por los que nos rodean. Si esta información te ha sido de utilidad y conoces alguien a quien también pueda ayudarle, ¡no dudes en compartirlo! Además, recuerda seguirnos para no perderte ningún artículo sobre Salud, ¡te esperamos!

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Doctor especialista en Medicina Familiar

Licenciado en Medicina y Cirugía, en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, con más de 29 años de experiencia. En mi formación cuento además con un Máster en Salud Pública y Epidemiología y con un Máster en Cuidados paliativos.