< Volver

Personas tóxicas ¿Quiénes son y cómo nos influyen?

persona toxica amenazando

Una persona tóxica es un individuo cuyo comportamiento y actitudes pueden tener un impacto negativo en la vida de quienes los rodean. Su influencia puede manifestarse en diversas áreas, como en el trabajo o en las relaciones de pareja, y comprender quiénes son y cómo nos afectan es esencial para proteger nuestra salud mental y bienestar emocional.

Como seres sociales que somos, nos relacionamos con muchas personas a lo largo de nuestra vida. Muchas aportan cosas beneficiosas para nosotros, pero también existen aquellas que aportan cosas perjudiciales. Saber identificarlas y enfrentarlas puede evitarnos consecuencias no deseadas en el futuro.

Queremos cuidarte estés donde estés.
Asistencia presencial y Telemedicina 24horas, 365 días del año

En este artículo, exploraremos qué son las personas tóxicas, sus características, las causas detrás de su comportamiento, los diferentes tipos de personas tóxicas que se pueden encontrar y cómo podemos actuar frente a ellas.

¿Qué es una persona tóxica?

Una persona tóxica es alguien que, a través de su comportamiento y actitudes negativas, causa daño emocional o psicológico a quienes interactúan con ella. Estas personas suelen ser egoístas, manipuladoras, críticas, negativas o excesivamente demandantes.

Su comportamiento puede socavar la autoestima y la confianza de quienes están a su alrededor, lo que resulta en un ambiente tóxico y perjudicial para la salud mental de quienes lo experimentan.

novia toxica con su pareja

Características de las personas tóxicas

Identificar a una persona tóxica puede ser crucial para protegerse de su influencia negativa. Algunas de las características comunes de las personas tóxicas incluyen:

  • Negatividad constante: Las personas tóxicas tienden a enfocarse en lo negativo y a menudo se quejan, critican o ven el lado oscuro de las cosas en cualquier situación.
  • Manipulación: Utilizan tácticas manipuladoras para conseguir lo que quieren, incluyendo el chantaje emocional y la victimización.
  • Falta de empatía: Carecen de empatía y comprensión hacia los sentimientos de los demás, lo que puede resultar en insensibilidad o crueldad.
  • Crítica destructiva: Critican constantemente a los demás, socavando la autoestima y la confianza en sí mismos.
  • Egoísmo: Priorizan sus propios intereses y necesidades por encima de los de los demás, sin importarles el impacto que puedan tener en los demás.
  • Dificultad para aceptar responsabilidad: Evitan asumir responsabilidad por sus acciones y suelen culpar a otros por sus problemas.

¿Qué causan las personas tóxicas?

Las personas tóxicas pueden causar una variedad de efectos negativos en aquellos que conviven o interactúan con ellas. Estos efectos pueden ser emocionales, psicológicos y, en algunos casos, físicos. Algunas de las consecuencias comunes de tratar con personas tóxicas son:

  • Estrés emocional: Las personas tóxicas a menudo provocan estrés emocional en quienes las rodean debido a su comportamiento manipulador, crítico o negativo. Esto puede llevar a sentimientos de ansiedad, depresión y agotamiento emocional en la víctima.
  • Disminución de la autoestima: Las personas tóxicas a menudo menosprecian, critican y desvalorizan a los demás. Esto puede minar la autoestima de la persona afectada, llevándola a sentirse insegura y sin confianza en sí misma.
  • Confusión y manipulación: Las personas tóxicas son a menudo expertas en la manipulación emocional. Pueden confundir a los demás, distorsionar la verdad y hacer que las víctimas se sientan culpables o responsables de los problemas.
  • Aislamiento social: Las personas tóxicas pueden aislar a sus víctimas al minar sus relaciones con amigos y familiares. Esto les permite ejercer un mayor control sobre la persona afectada y dificulta el acceso a un apoyo externo.
  • Dificultades en las relaciones: Las personas tóxicas a menudo causan conflictos en las relaciones personales y laborales. Pueden ser difíciles de tratar y pueden socavar la confianza y la armonía en cualquier entorno en el que estén presentes.
  • Problemas de salud: La tensión emocional causada por la interacción con personas tóxicas puede tener un impacto negativo en la salud física y mental de la víctima, incluso haciendo que esta llegue a enfermar. Esto puede manifestarse en síntomas como insomnio, migrañas, problemas gastrointestinales y similares.
  • Pérdida de energía y tiempo: Tratar con personas tóxicas puede ser agotador y consumir mucho tiempo y energía emocional. Esto puede afectar negativamente la productividad y la calidad de vida de la persona afectada.
  • Desarrollo de patrones de comportamiento negativos: Las personas que están expuestas de manera constante a la toxicidad pueden desarrollar patrones de comportamiento negativos en respuesta a la presión y el estrés constantes. Esto puede afectar su propia forma de interactuar con los demás.
mujer viviendo en una pareja toxica

Si te encuentras en una relación con una persona tóxica, considera buscar apoyo en amigos, familiares y profesionales de la salud mental. Te dejo el cuadro médico de Aegon para que encuentres a tu especialista más cercano.

¿Qué hay detrás de una persona tóxica?

Detrás de una persona tóxica, generalmente hay una serie de factores y características que contribuyen a su comportamiento. Las personas tóxicas pueden tener motivaciones y problemas subyacentes que influyen en su comportamiento. Algunas posibles causas que podrían estar detrás de una persona tóxica son:

  • Inseguridad: La inseguridad profunda puede llevar a una persona a actuar de manera negativa hacia los demás como una forma de proteger su propia autoestima. Pueden sentir la necesidad de menospreciar a los demás para sentirse mejor consigo mismos.
  • Pasado traumático: Experiencias traumáticas en la infancia o en etapas anteriores de la vida pueden llevar a comportamientos tóxicos. Las personas que han sido víctimas de abuso o negligencia pueden desarrollar patrones de comportamiento destructivos como resultado.
  • Falta de habilidades de comunicación: Algunas personas pueden carecer de habilidades de comunicación efectivas y, en lugar de expresar sus pensamientos y sentimientos de manera saludable, recurren a la manipulación, la agresión verbal o el juego psicológico.
  • Envidia y competencia tóxica: La envidia y la competencia desmedida pueden llevar a las personas a actuar de manera perjudicial hacia los demás. Pueden sentir celos de los logros de los demás y tratar de menospreciarlos en lugar de celebrarlos.
  • Necesidad de control: Las personas tóxicas a menudo tienen una fuerte necesidad de controlar a los demás y las situaciones. Pueden ser dominantes y manipuladoras, tratando de imponer sus deseos y puntos de vista a cualquier costo.
  • Falta de empatía: Algunas personas carecen de empatía y no pueden comprender o preocuparse por los sentimientos de los demás. Esto puede llevar a comportamientos insensibles y crueles.
  • Problemas de salud mental: Algunas personas tóxicas pueden estar sufriendo problemas de salud mental no tratados, como trastornos de personalidad, depresión o ansiedad, que contribuyen a su comportamiento perjudicial.
  • Entorno social: El entorno en el que una persona crece y se desarrolla también puede influir en su comportamiento. Si crecen en un entorno tóxico o han estado rodeados de personas tóxicas, es más probable que adopten esos patrones de comportamiento.

Nuestra salud mental y bienestar emocional son vitales en nuestro día a día. Te dejo un artículo de la Organización Mundial de la Salud sobre Salud mental por si quieres profundizar más en este asunto.

Tipos de personas tóxicas

Existen varios tipos de personas tóxicas, cada una con sus propias características y formas de afectar a quienes las rodean. Algunos ejemplos de personas tóxicas son:

  • El Crítico Constante: Este tipo de persona tóxica siempre encuentra algo negativo que decir sobre los demás y rara vez ofrece elogios o apoyo. Pueden disminuir la confianza y la autoestima de sus víctimas con sus críticas implacables.
  • El Manipulador: El manipulador utiliza tácticas sutiles o directas para controlar a las personas a su alrededor. Pueden recurrir al chantaje emocional o a la victimización para conseguir lo que quieren.
  • El Pesimista Crónico: Esta persona tóxica ve el lado negativo de cualquier situación y puede arrastrar a los demás hacia su negatividad, afectando su perspectiva y su bienestar emocional.
  • El Narcisista: El narcisista tiene un sentido exagerado de su propia importancia y busca constantemente la admiración y la atención de los demás. Pueden ser insensibles a las necesidades y sentimientos de los demás. 

Personas tóxicas en el trabajo

discusion entre personas toxicas en el trabajo

Las personas tóxicas no solo se encuentran en nuestras relaciones personales, también pueden estar presentes en el entorno laboral. En el trabajo, las personas tóxicas pueden crear un ambiente poco saludable, aumentar el estrés y obstaculizar la productividad. Para enfrentar a personas tóxicas en el trabajo, es necesario:

  • Establecer límites: Definir límites claros en cuanto a lo que estás dispuesto a tolerar y comunicarlos de manera asertiva. Esto puede ayudar a conseguir una convivencia más saludable en el lugar de trabajo.
  • Evitar la confrontación: Trata de evitar confrontaciones innecesarias, ya que pueden empeorar la situación. Enfócate en mantener la calma y la profesionalidad.
  • Buscar apoyo: Habla con un supervisor, un compañero de confianza o el departamento de recursos humanos si sientes que necesitas ayuda para manejar la situación. Estos pueden ofrecerte otros puntos de vista y orientación para manejar la situación.
  • Documentar incidentes: Si experimentas repetidos comportamientos tóxicos por parte de un compañero o supervisor, considera llevar un registro de los incidentes. Anota fechas, descripciones de lo que ocurrió y cualquier comunicación relevante. Esto puede ser útil si en algún momento necesitas presentar una queja formal o informar a Recursos Humanos sobre la situación.
  • Buscar soluciones constructivas: En lugar de centrarse en la negatividad de la persona tóxica, busca soluciones constructivas para abordar los problemas. Esto puede implicar trabajar en conjunto para resolver conflictos o buscar una mediación profesional si es necesario.

Personas tóxicas en las relaciones de pareja

Cuando hablamos de una pareja tóxica, no solo hablamos de tener un novio tóxico o una novia tóxica, sino de todo lo que conlleva vivir esta situación. En las relaciones tóxicas de pareja, las personas pueden crear un ambiente de abuso emocional, manipulación y conflicto constante. Reconocer las señales y tomar medidas para proteger tu bienestar es esencial. Si te encuentras en una relación con una persona tóxica, considera:

  • Buscar apoyo: Habla con amigos de confianza, familiares o un profesional de la psicología para obtener apoyo emocional y orientación. No estás solo/a, y compartir tus experiencias puede ayudarte a comprender mejor la situación.
  • Establecer límites: Define límites claros y comunica tus necesidades de manera efectiva. Las personas tóxicas se benefician de la ausencia de límites en la relación.
  • Considerar la terapia: La terapia de pareja o individual puede ser beneficiosa para abordar problemas en la relación y aprender a lidiar con la persona tóxica. Un terapeuta experimentado puede proporcionar herramientas y estrategias para mejorar la comunicación y la gestión de conflictos.
  • Evaluar la relación: Es crucial reflexionar sobre la relación en su conjunto y considerar si la toxicidad de la pareja es un patrón constante o si son situaciones aisladas. La toma de decisiones informadas sobre el futuro de la relación es esencial para tu bienestar a largo plazo.
  • Priorizar tu bienestar: En última instancia, si las medidas anteriores no logran mejorar la situación y la relación se mantiene tóxica, debes considerar si la relación es viable o si es mejor seguir caminos distintos. Recuerda tomar decisiones que te permitan proteger tu propia felicidad y salud mental.

Si te interesa saber más sobre las dinámicas para mantener una relación sana con tu pareja, no te pierdas este episodio de Charlas con cariñoterapia, presentado por Ana Morgade y con Verdeliss como entrevistada 👇

¿Cómo actuar frente a una persona tóxica?

Mucha gente puede pensar que las personas tóxicas siempre vuelven, y es cierto que enfrentar a una persona tóxica puede ser un desafío, pero existen estrategias efectivas para proteger tu bienestar emocional:

seguro de salud
  • Establece límites: Define límites claros y comunica tus necesidades de manera asertiva.
  • Mantén la calma: No dejes que su comportamiento te provoque una reacción emocional negativa.
  • Busca apoyo: Habla con amigos, familiares o un profesional de la salud mental para obtener apoyo y orientación.
  • Fomenta la autocompasión: Recuerda que el comportamiento tóxico de la otra persona no refleja tu valía como individuo.
  • Considera la distancia: En algunos casos, puede ser necesario alejarse de la persona tóxica para proteger tu bienestar emocional.

💡Quizá te interese nuestro post sobre ¿Cuándo ir al psicólogo por primera vez?

Las personas tóxicas pueden tener un impacto significativo en nuestras vidas, pero con el conocimiento adecuado y las estrategias correctas, podemos minimizar su influencia y preservar nuestra salud mental y emocional.

Psicóloga

Licenciada en Psicología, Máster en Trastornos Postraumáticos, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales, Experta en Psicología de Emergencias y Catástrofes por el Consejo General de la Psicología de España, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Psicología Aplicada a Desastres, Urgencias y Emergencias (SEPADEM), Coordinadora del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes del Colegio Oficial de Psicólogos del Principado de Asturias, y Vicepresidenta de la Federación Internacional de Psicología en Emergencias (FIPE-IFEP). Más de 20 años de experiencia en asesoramiento psicológico e impartición de actividades formativas presenciales y online.

Perfil de LinkedIn