Diabetes: qué es y los avances para llevar una vida normal

mujer haciendo un control de diabetes
Tiempo de lectura: 6 minutos

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, y esto ocurre porque el cuerpo no produce insulina o no la usa de la manera adecuada. En consecuencia, la diabetes hace que los niveles de glucosa de la sangre (o azúcar en la sangre) estén muy altos, pudiendo provocar diferentes fallos orgánicos. Y es que la insulina es la hormona que nos ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía.

En base a esto, se distinguimos diferentes tipos de diabetes. A lo largo de este artículo, te explicamos cuáles son y te hablamos de otros aspectos importantes sobre la enfermedad, como son su tratamiento y los avances que se han ido desarrollando a lo largo de los últimos años. Y es que aunque la diabetes no tiene cura, quiénes la padecen puede tomar medidas que les permitan mantenerse sanos y llevar una vida normal.

👉Además, si quieres conocer cómo afecta a los pacientes con diabetes la irrupción del Covid-19, no puedes dejar de leer nuestro artículo Coronavirus y Diabetes: todo lo que debes saber.

¿Qué causa la diabetes?

Como decíamos, la causa de la diabetes obedece a la falta de producción de insulina o a una asimilación incorrecta de dicha insulina por parte de nuestro cuerpo. ¿Pero qué es la insulina? es una hormona producida por el páncreas cuya principal función es mantener unos valores adecuados de glucosa en sangre.

Es decir, la hormona de la insulina es la que permite que la glucosa entre en nuestro organismo y sea transportada al interior de las células, transformándose en la energía que nuestro cuerpo necesita para que tanto los músculos como los tejidos funcionen correctamente. Además, también ayuda a que las células almacenen la glucosa hasta que su utilización sea necesaria.

Lo que ocurre en las que la sufren, es que esta glucosa no se distribuye por el organismo de una forma adecuada, provocando que haya un exceso de glucosa en la sangre, es lo que técnicamente se conoce como hiperglucemia. Estos niveles elevados de glucosa en la sangre pueden ser perjudiciales para todo nuestro organismo, pero afectan principalmente al corazón, el riñón y las arterias. De ahí que las personas que sufren la enfermedad y no lo saben, tengan más riesgo de padecer problemas renales, infartos o pérdidas de visión.

diabetes tipo 1

Tipos de diabetes

Una vez entendido el punto de cuáles son las causas de la diabetes, cabe señalar que existen diferentes tipos: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 o diabetes gestacional. A continuación explicamos cada una de ellas.

Diabetes tipo 1

En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina porque el sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas que la producen. Lo habitual es que este tipo de diabetes sea diagnosticada en niños y adultos jóvenes, aunque puede aparecer a cualquier edad.

En este caso, los pacientes deben usar insulina todos los días, requiriendo un seguimiento muy exhaustivo. Es el tipo de diabetes más delicado pero es el más habitual.

Diabetes tipo 2 o diabetes mellitus

La diabetes de tipo 2 (diabetes mellitus) es la más común. . En torno a un 90% de las personas afectadas por esta enfermedad la sufren y su incidencia ha aumentado en los últimos años. Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce o no usa la insulina de forma adecuada, esta puede aparecer a cualquier edad, incluso durante la infancia, pero es habitual en personas de mediana edad y en ancianos. También tienen más probabilidad de sufrirla aquellas personas que tengan antecedentes familiares con diabetes o sobre peso.

El diagnóstico de la diabetes de tipo 2 se lleva a cabo mediante tres pruebas: A1C, que mide el nivel promedio de glucosa en sangre durante un periodo de 3 meses, glucosa plásmica en ayudas, prueba de tolerancia a la glucosa oral y prueba aleatoria de glucosa plásmica, que se realiza con un análisis de sangre en un momento en el que el paciente sufre los síntomas de la diabetes de forma severa.

Diabetes gestacional

Como indica su nombre, la diabetes gestacional afecta a algunas mujeres durante el embarazo. Lo más habitual es que este tipo de diabetes desaparezca después de que nazca el bebé. Sin embargo, cuando una mujer ha tenido diabetes gestacional, tiene más posibilidades de sufrir de diabetes tipo 2 más adelante.

diabetes gestional en embarazadas

Diabetes tratamiento

A pesar del elevado número de personas que padecen esta enfermedad y de la gravedad de los daños que puede llegar a producir, un tratamiento con insulina permite en la práctica totalidad de los casos convivir sin problemas con la enfermedad. Debido a esto, la mayoría de los esfuerzos en investigación con respecto a la diabetes han ido encaminados a mejorar los tratamientos de modo que se aumente la eficacia de los mismos y que se vaya reduciendo cada vez más la intervención manual para la regulación y dosificación de los mismos.

Medicamentos

La medicina a tomar varía de acuerdo al tipo de diabetes. Además, a la hora de recomendar una u otra medicación, se tienen en cuenta otros factores, como posibles problemas de salud adicionales. Estas medicinas se toman por vía oral y se conocen como medicinas por vía oral o medicinas orales. En el caso de las personas diabetes tipo 2, se suele comenzar el tratamiento con la metformina. Esta ayuda a reducir la cantidad de glucosa que se produce en el hígado, favoreciendo que el cuerpo utilice mejor la insulina.

Tipos de insulina

En relación a la insulina, cabe destacar que existen diferentes tipos de insulina:

  • Acción rápida: empieza a funcionar 15 minutos después de la inyección.
  • Acción corta: funciona dentro de los primeros 30 minutos tras la inyección.
  • Acción intermedia: actúa entre las 2 y 4 horas tras la inyección.
  • Acción prolongada: la acción empieza varias horas después de la inyección.

Existen numerosas alternativas as la hora de inyectarse la insulina: agua y jeringa, autoinyector tipo bolígrafo, bomba, inhalador, puerto de inyeción, etc.

En el caso de la diabetes tipo 2, además de la insulina, también se pueden utilizar otros tipos de medicinas inyectables que también ayudan a que el nivel de glucosa en la sangre no suba demasiado después de comer. En todo caso, estas medicinas inyectables no son sustitutos de la insulina.

la diabetes mellitus es muy habitual entre los mayores de 45 años

Diabetes síntomas

Los síntomas de diabetes son los principales indicadores para poder diagnosticar y tratar a tiempo esta enfermedad. A continuación repasamos cuáles son estos síntomas, pero recuerda que te proporcionamos todo el detalle sobre cada uno de ellos en nuestro artículo:

✔️ Los 6 principales síntomas de la diabetes.

  • Aumento de la sed y la micción
  • Pérdida de peso y aumento del apetito
  • Cansancio
  • Pérdida o visión borrosa
  • Inflamación de las encías
  • Hormigueo recurrente

Últimos avances

En los últimos años se han logrado grandes avances tecnológicos que han facilitado muchísimo la vida diaria de los pacientes con diabetes, principalmente los afectados por la insulina tipo 1. Entre otros, se encuentran ya a disposición monitores continuos de glucosa con transmisión de datos a dispositivos móviles, o insulinas de acción ultra rápida.

Sin embargo, los mayores hallazgos se encuentran en las bombas de insulina, que también mencionamos arriba. Las bombas de insulina son dispositivos del tamaño de un móvil que administran insulina a través de una cánula colocado bajo la piel. Las últimas bombas que se han introducido en el mercado contienen un sensor que permite detectar con antelación el momento en el que descenderán los niveles de azúcar, por lo que, ante esta situación, el dispositivo detiene la infusión de insulina y vuelve a administrarla cuando estima que los niveles se han vuelto a estabilizar y se encuentran en valores seguros. Los últimos dispositivos en llegar al mercado suministran tanto insulina como glucagón, según los niveles de glucosa detectados por el sensor en continuo, asemejándose cada vez más a la función que ejerce el páncreas de manera natural.

Importancia de llevar unos hábitos de vida saludable

Además de las ventajas que nos ofrecen las tecnologías a la hora de convivir con la diabetes, hay dos consejos fundamentales que ayudan enormemente a llevar una vida normal y a disminuir sus efectos sobre la salud:

  • Tener una dieta equilibrada y saludable en la que se cuiden tanto los tipos de alimentos que se ingiere como las cantidades de los mismos. Si quieres algo más de información sobre cómo alimentarte, te invitamos a leer este curioso artículo donde repasamos algunos 👉Mitos y verdades de la nutrición.
  • Practicar ejercicio de manera frecuente alejándose lo máximo posible de una vida sedentaria. Puedes probar a través de estos 👉Ejercicios para hacer en casa y mantenerse en forma.

Por todo ello, y para minimizar al máximo los riesgos derivados de una enfermedad como esta, es importante que realices controles periódicos que ayuden a una detección precoz y que disminuyan las posibles afecciones que la enfermedad pueda provocar.

Y es que tener un seguro médico en estos casos y contar con un médico especialista para ti o tu familia es fundamental. En cualquier caso, en Aegon Seguros estamos a vuestra disposición para resolveros cualquier duda e informaros de todo aquellos que esté en nuestra mano. Así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros si así lo crees necesario. Estamos a tu disposición para acompañarte en todo el proceso.

¿Te ha parecido útil este post? ¡Compártelo con tus conocidos en tus Redes Sociales y ayúdales a estar informados! También te animamos a ampliar esta información a través de la página del Ministerio de Sanidad sobre qué es la diabetes.