Epilepsia: ¿Qué es la epilepsia, por qué se produce y cómo tratarla?

epilepsia

Nuestro cuerpo es impredecible y, al igual de que es capaz de realizar por si solo cosas realmente fascinantes, también puede verse afectado por trastornos o enfermedades que dificulten su buen funcionamiento y necesiten de atención médica para poder seguir llevando a cabo una vida normal.

Es el caso, por ejemplo, de la epilepsia. Una enfermedad que todos conocemos pero que, a no ser que tengamos un caso cercano que la padezca, no sabemos muy bien en qué consiste, qué la provoca y cómo se trata.

Así que, en esta ocasión, desde Aegon Seguros queremos explicarte todo lo referente a ella. Para que puedas entenderla mejor y, en el caso de vislumbrar algún síntoma, acudir con rapidez a tu médico.

Te ayudamos a encontrar el Seguro de Salud perfecto para ti y tu familia


¿Qué es la epilepsia?

Lo primero que hay que tener muy claro es que la epilepsia no es una enfermedad mental. Sino que es un problema físico que viene provocado por el funcionamiento anormal de una serie de neuronas nerviosas que se encuentran en una parte concreta de nuestro cerebro.

La epilepsia es una enfermedad crónica que, en la mayoría de los casos, puede controlarse. Siempre y cuando esté diagnosticada correctamente y el paciente reciba el tratamiento adecuado a su afección.

Según la Federación Española de Epilepsia, solo en nuestro país existen más de 700.000 personas que sufren o han sufrido a lo largo de su vida alguna crisis de epilepsia y más de 200.000 sufren epilepsia activa.

¿Cuáles son los síntomas de epilepsia?

Para poder estar diagnosticado correctamente de epilepsia, el paciente debe haber sufrido más de una crisis. Los síntomas pueden variar según la persona y el tipo de crisis que se sufra. Los principales síntomas de la epilepsia son los trastornos convulsivos, las convulsiones, las intensas contracciones musculares, la dificultad para respirar y las descargas eléctricas en el cerebro.

Sufrir un episodio de convulsión epiléptica es una urgencia grave y, si no se realiza un tratamiento inmediato, el corazón y el cerebro pueden quedar lesionados permanentemente.

Pero, antes de llegar a las convulsiones, es probable que la persona afectada pueda tener episodios de confusión temporal,  ausencias, movimientos espasmódicos de brazos y piernas, pérdidas de conocimiento, miedos, ansiedad…

Así que recuerda que ante cualquier de estos síntomas es imprescindibles que acudas, inmediatamente, a tu médico de confianza.

¿Cuáles son las causas de la epilepsia?

Las personas que sufren epilepsia suelen tener su primera crisis entre los 2 y lo 14 años de edad. Y, una vez iniciado, esto puede sucederse a lo largo de toda su vida, sin importar el sexo, la raza o la edad.

La epilepsia es una enfermedad que puede estar provocada por múltiples causas, entre ellas;

  • La epilepsia hereditaria, ya que si los familiares directos han padecido epilepsia es más probable que el paciente también las tenga. Siguiendo este contexto, actualmente se están llevando a cabo estudios para localizar cuál es el gen responsable de las crisis convulsivas.
  • Lesiones o enfermedades cerebrales
  • Traumatismo craneal
  • Enfermedades infecciosas
  • Lesiones prenatales
  • Trastornos del desarrollo

Tipos de epilepsia

Existen dos tipos de epilepsia que se engloban en función de la crisis que el paciente padezca:

Convulsiones focales

Que se producen por la actividad anormal en una sola parte del cerebro. Se denominan convulsiones focales parciales y se agrupan en dos subcategorías; la primera, sin pérdida del conocimiento. Y pueden alterar las emociones, la vista, el olor, el sabor, los sentimientos… Además, también pueden ser causantes de movimientos espasmódicos involuntarios o hormigueos, mareos…

Y, por otro lado, las convulsiones focales con alteración de la conciencia, las denominadas convulsiones parciales complejas, que suponen una pérdida del conocimiento o la conciencia. En estas crisis los enfermos no pueden responder a su entorno, realizan movimientos repetitivos y pueden llegar a confundirse con otros trastornos.

Convulsiones generalizadas

Que son las que se producen en todas las áreas del cerebro. Y se dividen en 6 tipos diferentes. Las crisis de ausencia, más común en niños, y pueden llegar a causar pérdidas breves de conocimiento. Las crisis tónicas, que causan rigidez muscular, las crisis atónicas, que son las conocidas convulsiones de caída que provocan pérdida del control muscular. Las crisis clónicas, que afectan al cuello, la cara y los brazos. Las crisis mioclónicas, que son movimientos espasmódicos breves repentinos o sacudidas de brazos y piernas. Y las crisis tonicoclónicas, conocidas como convulsiones de gran mal. Son el tipo de crisis epiléptica más intenso, causan pérdidas del conocimiento, rigidez y sacudidas de cuello, así como pérdida del control de la vejiga y mordedura de la lengua.

¿La epilepsia tiene cura?

Los científicos siguen estudiando todo lo referente a la epilepsia y, muchos de ellos, aseguran que la epilepsia tiene cura si se lleva a cabo un diagnóstico precoz y un tratamiento acorde.

Actividades no recomendadas para personas con epilepsia

Una persona que padezca epilepsia debe llevar un control más exhaustivo de su vida y de sus hábitos y evitar, en todo lo posible, los siguientes puntos:

  • Trastornos del sueño. Hay que conseguir establecer unos horarios regulares del sueño y dormir, al menos, 8 horas al día.
  • Evitar el cansancio, el estrés emocional y las preocupaciones.
  • Ver la televisión al menos a 3 metros de distancia y evitar mirar fijamente a la pantalla cuando ésta se encienda o se apague.
  • Usar pantallas protectoras para jugar a videojuegos y nunca estar más de una hora seguida jugando. Lo mismo pasa los ordenadores.
  • Evitar el consumo de alcohol y drogas puesto que son desencadenantes de las crisis.

¿Cómo actuar ante una crisis epiléptica de una persona?

Si eres testigo de una crisis de una persona con epilepsia y no sabes cómo actuar, sigue estos consejos de Vivir con Epilepsia.

Imagen: obtenida de la web Vivir con Epilepsia

Aunque las crisis pueden suponer una situación de riesgo, en muchos casos son breves y no es necesario hacer nada para detenerlas.

📍 Si estás interesado en obtener más información sobre los primeros auxilios en los diferentes casos de crisis que se pueden presentar, cuándo llamar una ambulancia o cuándo acudir a urgencias, infórmate más en este artículo de Vivir con Epilepsia: ¿Qué hacer ante una crisis epiléptica?

Saber qué hacer ante un ataque de epilepsia puede evitar complicaciones peligrosas o lesiones. 

La epilepsia es una enfermedad que hay que tratar con sumo cuidado puesto que, en caso de sufrir una crisis, las consecuencias pueden ser realmente graves.

Por ello, desde Aegon Seguros queremos hacer hincapié en la necesidad de acudir al médico ante cualquier síntoma para que se puedan hacer todas las pruebas necesarias para llegar a un diagnóstico correcto.

seguro de salud

Contar con un seguro de salud que facilite el proceso de diagnóstico, tratamiento y cuidado es fundamental. Así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros y nuestros asesores te ayudarán a encontrar la póliza que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Te ha parecido útil este artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales!

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.