Grupos sanguíneos: cuáles son y por qué es tan importante conocerlos

grupos sanguineos

Los glóbulos rojos tienen unos marcadores en su capa exterior que les caracterizan y diferencian y ayudan a identificar que esos glóbulos rojos nos pertenezcan.

Estos marcadores, son por un lado los antígenos (Sistema ABO) y por otro lado el factor Rh. La combinación de ambos da lugar a 8 grupos sanguíneos, cuyo conocimiento es fundamental de cara a transfusiones.

Tipos de grupos sanguíneos

Como hemos señalado conocer el grupo sanguíneo es fundamental para prevenir rechazo si es necesaria alguna transfusión.

Para ello hay que determinar su grupo como combinación del sistema AB0 y del factor Rh.

En el sistema AB0 se pueden dar las siguientes combinaciones:

  • A: Este grupo sanguíneo tiene antígenos del grupo “A”.
  • B: Cunado los antígenos son del grupo “B”.
  • AB: Tiene tanto marcadores del A como del B
  • 0: No tiene ni antígenos A o B

El siguiente sistema de clasificación es por el factor “Rh”, dándose dos casos:

  • Rh positivo: Cuando tiene factor Rh.
  • Rh negativo: Si no tiene factor Rh.

El resultado final son estos 8 grupos posibles:

  1. 0 negativo: No tiene ni marcadores A ni B ni tampoco factor Rh.
  2. 0 positivo: No tiene marcadores A ni B, pero sí tiene factor Rh, es uno de los grupos sanguíneos más frecuentes.
  3. A negativo: Tiene antígeno A, pero no factor Rh.
  4. A positivo: Tiene marcador A y factor Rh, es otro de los grupos sanguíneos más frecuentes.
  5. B negativo: Tiene el marcador B, pero no tiene factor Rh.
  6. B positivo: Tiene el marcador B y el factor Rh.
  7. AB negativo: Tiene los antígenos A y B, pero no tiene factor Rh.
  8. AB positivo: Posee los tres marcadores, A, B y factor Rh.

Los ocho grupos tan solo determinan una diferencia genética más, como lo son otros rasgos físicos que nos diferencian.

Queremos cuidarte estés donde estés
Servicio de telemedicina 24 horas, 365 días del año


¿Cómo determinar el grupo sanguíneo?

La determinación de un grupo sanguíneo es muy sencilla, tan solo es necesario realizar un análisis sanguíneo con los siguientes pasos:

Tipificación AB0

Esta prueba busca determinar si la sangre tiene antígeno A o B o ninguno de ellos para ello:

  • En primer lugar, la muestra de sangre se mezcla con anticuerpos del tipo A y tipo B. La muestra se revisa para ver si los glóbulos sanguíneos se pegan o no. Si permanecen juntos, significa que la sangre reaccionó con uno de los anticuerpos por lo que es A o B. Si no se pegan, es de tipo 0.
  • En segundo lugar, se hace la prueba inversa. El suero, la parte líquida de la sangre sin células, se mezcla con sangre del tipo A y del tipo B. Las personas con sangre tipo A tienen anticuerpos anti-B. Las personas que tienen sangre tipo B tienen anticuerpos anti-A. El tipo de sangre 0 contiene ambos tipos de anticuerpos.

Tipificación del factor Rh

El procedimiento de determinación del factor Rh guarda cierta similitud con la tipificación ABO.

El grupo sanguíneo Rh comprueba la existencia de este antígeno en los glóbulos rojos. Si los glóbulos rojos poseen el antígeno Rh, su sangre es Rh positivo, pero, si no lo tienen, su sangre en Rh negativo.

¿Por qué es muy importante conocer el grupo sanguíneo?

El sistema inmunitario, que protege nuestro organismo contra todo tipo de patógenos invasores, identifica también los antígenos de la sangre.

Por ello, si se recibe una transfusión sanguínea tiene que ser de otra persona con un grupo sanguíneo compatibles con las células. Si las células sanguíneas no son compatibles, se producirá un rechazo.

Rechazo por grupo sanguíneo no compatible

Si las células sanguíneas son de otro grupo sanguíneo el cuerpo empieza a fabricar anticuerpos que actúan contra las células invasoras que entran en el organismo. Los síntomas más comunes son:

  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Tensión arterial baja.
  • Insuficiencia renal.
  • Problemas respiratorios.

Estos anticuerpos variarán según sea el grupo sanguíneo que se tenga y la sangre se reciba. Así, por ejemplo, si se tiene grupo sanguíneo A, se fabricarán anticuerpos B y si recibe sangre de los grupos B o AB, reaccionará contra ellos. El proceso es idéntico, pero con viceversa si se tiene grupo sanguíneo B y se recibe sangra A o AB.

tipos grupos sanguíneos

Por ello, solo se puede recibir sangre de su mismo grupo sanguíneo o del grupo 0, ya que este no genera anticuerpos.  

¿Qué ocurre con los grupos sanguíneos AB y 0?

Las personas que tengan grupo AB tienen la ventaja de que su cuerpo no producirá ningún tipo de anticuerpo, por lo que son receptores universales. Pueden recibir sangre de los grupos A, B, AB y 0.

El caso contrario es del grupo 0. Cualquier donación de los grupos A, B o AB, genera anticuerpos, por lo que solo puede recibir de su grupo. Es decir, es receptor único aunque es donante universal.

Grupos sanguíneos y Covid-19

El hecho de tener cualquiera de los grupos sanguíneos no hace que la sangre de una persona sea más saludable o resistente a las enfermedades.

A pesar de ello, en los principios de la pandemia, una investigación de China señaló que los pacientes con el grupo sanguíneo A tenían mayor riesgo a la infección por COVID-19 que el grupo 0.

Otros estudios posteriores igualmente señalaron que los pacientes con grupo sanguíneo A tenían un mayor riesgo de COVID grave mientras que los que tenían el grupo sanguíneo 0 su riesgo era más reducido. Puedes ampliar esta información en nuestro artículo Las preguntas más frecuentes sobre el Coronavirus.

Todo ello ha sido desmentido a medida que la enfermedad ese generalizó, aumentaron los casos y con ello se han realizado estudios más amplios.

Así, actualmente, el tipo de sangre no se asocia con una mayor susceptibilidad o la gravedad de la enfermedad.

seguro de salud familiar
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Antonio Luis Gallardo Sánchez-Toledo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).