Descubre las infusiones y sus beneficios

infusiones
Tiempo de lectura: 4 minutos

La naturaleza nos proporciona todo tipo de hierbas y plantas silvestres que ayudan a dar aroma y sabor a los platos. Pero no solo eso. Muchas de estas plantas, en forma de infusiones, hirviéndolas o echando agua caliente sobre ellas, no solo nos trasladan todo tipo de sabores y sensaciones también ofrecen una serie de beneficios para nuestra salud, ya sea de forma paliativa o preventiva.

Y lo más importante, la variedad de infusiones es tan amplia como sus beneficios, por lo que conocer todas sus propiedades es un punto fundamental.

Variedad en tipos de infusiones y en sus propiedades

Y es que la diversidad de infusiones es enorme, más cuando se pueden variar en sus componentes e incluso dar aroma o potenciar su sabor añadiendo otros. De esta enorme variedad destacan las siguientes:

La más famosa y bebida de todas las infusiones contiene a su vez muchas variedades con beneficios muy distintos:

  • El té rojo tiene beneficios depuradores, especialmente en el hígado, que incluso se trasladan en ayudar a reducir el colesterol. También es conocida como la que más estimula el metabolismo.
  • El té verde se incluye en muchas dietas por ayudar a perder peso y no acumular grasas. También tiene importantes efectos antioxidantes.
  • El té blanco es uno de los menos conocido pero su variedad tiene efectos antioxidantes más potentes que el verde, aporta vitaminas C y E y ayuda al cuidado de la piel.

Manzanilla

Una de las infusiones más conocidas como su principal propiedad: ser un estimulante digestivo que ayuda a superar digestiones pesadas y problemas gastrointestinales.

infusiones

Esto es posible gracias a combinar distintas propiedades como ayudar a reducir el dolor y la hinchazón y una conocida acción antiinflamatoria que conlleva que sus beneficios se extiendan más allá de los digestivos.

Tila, melisa y valeriana

La tila y melisa, que en algunas infusiones aparecen ya combinadas, son conocidas por sus beneficios en calmar estados de nerviosos derivados de ansiedad, angustia o estrés.

Mientras, la valeriana, sus beneficios se centran más en llevarnos a un estado de calma con efectos relajantes que ayuden a conciliar mejor el sueño y que este sea más duradero.

Salvia

Nos encontramos con otra planta muy común en el sur de Europa y con amplio uso desde hace siglos. Los beneficios de esta infusión son especialmente antiinflamatorios, gracias a estimular el flujo sanguíneo, ayuda a aliviar la hinchazón, mejora la cicatrización, las inflamaciones intestinales e incluso reduce los dolores menstruales.

Poleo menta

Además de su sabor fresco y agradable al igual que la manzanilla ayuda a sobrellevar digestiones pesadas, trata la acumulación de gases y ayuda en el caso de dolores estomacales e intestinales gracias a sus efectos espasmódicos.

infusiones

Infusiones todo el año, también en verano

Ante esta serie de beneficios que ofrecen las infusiones solo queda disfrutarlas y desterrar uno de sus mitos: son solo bebidas calientes. Es cierto que disfrutar de una infusión recién hecha es un placer, pero también que muchas de ellas frías no solo conservan sus propiedades, sino que también ayudan a hidratarnos, especialmente en verano, cuando tenemos que incrementar la ingesta de líquidos.

Infusiones como el té verde frío, que podemos preparar nosotros mismos, nos ayuda a proporcionar estos líquidos tan necesarios añadiendo sus beneficios antioxidantes.

Las infusiones de melisa frías son también muy recomendables en los momentos de mayor calor, tomándola especialmente al final del día añadiremos la ventaja de llegar mejor a un estado de calma que facilite el sueño.

Otro grupo de infusiones para el verano son las que contienen jengibre gracias a sus antiinflamatorios y diuréticos que combaten la acumulación de líquidos que también es un mal común en verano.

Las infusiones y las dietas

Por último, no hay que olvidar que los beneficios de muchas infusiones se extienden a las dietas de pérdida o control de peso al confluir muchas propiedades desde las diuréticas hasta las que facilitan las digestiones.

Como ya hemos anticipado el té verde es uno de los más utilizados al aunar propiedades antioxidantes y drenantes. Otra variedad, el té rojo, le complementa gracias a que ayuda a quemar más grasas por sus estímulos al metabolismo, una propiedad que tienen todos los tés pero que está más potenciada en esta variedad.

Por su parte la manzanilla complementa estos beneficios gracias a facilitar las digestiones, ayudando a conseguir una sensación de plenitud y bienestar tras cada comida.

infusiones

Por último, si se busca beneficios diuréticos la cola de caballo, especialmente mezclada con otras hierbas para tener un sabor más agradable, es de las infusiones más utilizadas. 👉Amplia esta información a través de nuestro artículo «Soluciona la retención de líquidos«

Y, para calmar los efectos estresantes que produce -especialmente en el principio- todas las dietas la tila o la melisa son muy recomendables.

En definitiva, las infusiones no solo nos proporcionan sabores muy agradables o nos ayudan a hidratarnos durante todo el año, también nos aportan una serie de beneficios de forma natural que ayuda a cuidar tu salud y calidad de vida.