Los trombos y la vacuna de AstraZeneca: causas y síntomas

Trombos y vacuna de Astrazeneca

A raíz de la detección de la aparición de trombos como como posible efecto secundario del vacuna de AstraZeneca, han corrido ríos de tinta. En realidad, es absolutamente normal, porque aunque muy infrecuente es un efecto secundario muy grave.

Aún así, y teniendo en cuenta toda la confusión que se ha generado, creo que lo mejor es comenzar dejándoos este enlace sobre los bulos de las vacunas, ya que en un asunto tan importante es fundamental diferenciar la realidad de la ficción.

Por eso hoy desde aquí queremos informaros con rigor sobre lo qué es un trombo, sus síntomas, lo factores de riesgo de padecerlo y también sobre la relación de la vacuna de AstraZeneca y otros fármacos más habituales con este tipo de trastornos de la coagulación.

Por que sí, aunque a menudo no les prestemos atención, muchas de las medicaciones más habituales tienen contraindicaciones y efectos secundarios potencialmente graves.

Porque la salud es lo más importante


¿Qué es un trombo?

Para tratar este tema lo primero es tener claro que es un trombo, pues aunque muchos tengamos una idea aproximada, comprenderlo nos ayudará también a entender la sintomatología asociada a su formación.

Un trombo se produce cuando las plaquetas se agregan en el torrente sanguíneo, formando un coágulo dentro de un vaso sanguíneo. El problema se da fundamentalmente cuando, viajando a través del extenso sistema sanguíneo que tenemos, alcanza un vaso de pequeño diámetro y lo tapona, en este caso el proceso suele denominarse trombosis.

¿Qué sucede entonces? Pues que la sangre no podrá circular a través de ese vaso, es decir, se formará algo así como un atasco en una carretera repleta de coches. A partir de ahí la sangre no llegará a algún área de tejido ¿A cuál? Pues eso dependerá de donde este localizado el vaso sanguíneo donde se ha quedo “atascado” el trombo.

Al no llegar la sangre el tejido se quedará sin oxígeno ni nutrientes, y si esto no se resuelve pronto parte del tejido morirá, y ya no podrá realizar su función.

De hecho una de las patologías más frecuentes asociada a la formación de trombos es el infarto de miocardio, en el que una parte del corazón deja de funcionar correctamente, y que puede resultar mortal.

Te dejo enlazado un artículo del prestigioso manual MSD para profesionales sanitarios, que trata sobre el infarto de miocardio, enfermedad que como te contaba, con frecuencia está desencadenada por la formación de un trombo.

Los trombos, o partes de los mismos llamadas émbolos, pueden afectar y dañar también a muchos otros tejidos, al pulmón, al cerebro, a los ojos, a los músculos de las extremidades, de la cara… según esto la sintomatología puede ser muy variada.

Causas de los trombos

Y si en este momento te estás preguntado por la causa de los trombos, te diré que, aunque existe una influencia genética, la presencia de placas de ateroma en los vasos sanguíneos, es una de las más frecuentes, y estas se componen fundamentalmente de colesterol y grasas depositadas.

De ahí la importancia de tener a tu colesterol y triglicéridos a raya. No dejes por tanto de revisarlos en tus analíticas, y no olvides tampoco cuidar tu alimentación ¡Más vale prevenir!

la alimentacion influye en la probabilidad de trombos

Otros factores de riesgo claramente asociados con la formación de trombos son:

  • La inmovilidad tras una cirugía
  • Lesiones en un vaso sanguíneo
  • La obesidad
  • El sedentarismo
  • Determinados fármacos

De esto último te hablaré un poco  más adelante, pues en este tema, hay mucha tela que cortar…

Síntomas de trombosis

Por desgracia la sintomatología asociada a los trombos es muy inespecífica, y depende de donde se localicen. En ocasiones incluso pueden darse de manera asintomática, y resultar sin embargo mortales.

Otras veces, se dan con síntomas que persisten durante horas, y que nos dan el margen suficiente para reaccionar y evitar que aparezcan secuelas.

Vamos a ver aquí algunos de los síntomas más comunes de la trombosis, estos son:

  • Mareo
  • Cefalea
  • Parálisis muscular
  • Entumecimiento
  • Fatiga
  • Dolor en una extremidad
  • Hinchazón en una extremidad
  • Sensación de ahogo
  • Pérdida de conocimiento
  • Dolor torácico

¿Cuántos verdad? Pues aunque pueden deberse también a otras patologías, más vale no quedarse con la duda. Si te suceden, contacta con tu médico.

Vacuna de AstraZeneca y trombos

En la conocida como vacuna de AstraZeneca, se ha detectado la aparición de trombos en menos de 1 de cada 100.000 personas inyectadas. Al menos estos son los datos disponibles hasta el momento, y facilitados por la EMA (Agencia Europea del Medicamento)

En cualquier caso, teniendo en cuenta el elevado número de personas ya vacunas con este suero, especialmente en el Reino Unido, es poco probable que esta proporción varié con las próximas investigaciones.

Si esto es poco o mucho es una valoración que creo que debemos dejar a cada persona , pero no está tampoco de más ponerla en perspectiva.

A este respecto se sabe que fármacos tan conocidos como el ibuprofeno, y otros antiinflamatorios, aumentan la probabilidad de sufrir infarto de miocardio en tasas de entorno a una persona por cada 10.000.

la vacuna de astrazeneca favorece menos trombos que la píldora

Si nos centramos en los trombos, el consumo de anticonceptivos orales, la famosísima píldora, también incrementa considerablemente su riesgo, muy por encima de la vacuna, de hecho, se calcula que afectan a 1 de cada 1000 consumidoras de este tipo de fármacos.

Otros fármacos muy comunes que pueden producir trombos, infarto u otros trastornos sanguíneos y cardiovasculares graves son: el nololtil, la aspirina, el omeprazol, algunos antidiabéticos, corticoides como la prednisona o determinados antipsicóticos.

Sí, es cierto que todo esto puede producir pavor, pero como casi todo en la vida, es cuestión de valorar el riesgo respecto al beneficio que estas medicaciones nos aportan. Está claro que hay fármacos que utilizamos indebidamente y demasiado a la ligera, y esta puede ser una gran ocasión para reflexionar, pero otros son imprescindibles y han salvado millones de vidas.

Los más afectados por los trombos de AstraZeneca

El tipo de trombosis vinculada a la vacuna de AstraZeneca es un tanto particular, ya que se da junto con una reducción del recuento plaquetario, y esto no es en absoluto frecuente. Es por eso que, en estos momentos, se está investigando si puede haber algún factor predisponente asociado.

Sí sabemos que los trombos detectados han afectado en mayor medida a las mujeres, especialmente en las edades que comprenden de los 20 a los 30 años. En edades posteriores, va descendiendo paulatinamente la frecuencia de que aparezcan estas trombosis, siendo muy escasa en la franja de edad de personas de más de 60 años.

En la actualidad no se ha encontrado un factor de riesgo que pudiera predisponer a padecer estos trombos, desde algunas autoridades se ha especulado con la posibilidad de que afecte más a mujeres con un largo historial de ingesta de anticonceptivos orales, pero como decimos las investigaciones aún no han encontrado un vínculo sólido con ninguna condición previa.

El porqué de estos trombos

Lo que sí se ha podido concluir, gracias a una reciente investigación de la Universidad de Greifswald, en Alemania, es que, al menos algunas de estas reacciones, parecen deberse a una  hiperactivación del sistema inmune, frente a alguno de los componentes de la vacuna. Componente que no está presente en las otras que se están empleando actualmente.

Esta reacción implicaría una alteración de las plaquetas, induciendo su agregación y por tanto la formación de coágulos. De hecho se conocen ya reacciones similares frente a otros fármacos, como sucede con el caso de la trompocitopenia inducida por heparia (HIT), recordemos que la heparina es un anticoagulante muy empleado.

El efecto HIT, y su posible relación con el mecanismo desencadenante de los coágulos producidos por la vacuna de AstraZeneca, se mencionan incluso en el comunicado del Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia Europeo.

Aún así, está claro que las investigaciones deben de continuar, por tanto desde aquí queremos hacer un llamamiento tanto a la prudencia como a la calma. El hecho de que estos casos estén siendo detectados es una buena noticia, y como decíamos anteriormente, ahora toca evaluar, también de manera individual, los pros y contras de esta vacuna en concreto.

No olvidemos por ejemplo que, con tan solo una dosis de este suero, se alcanza una protección de en torno al 70% frente a las infecciones sintomáticas por coronavirus, y que esta infección sigue dejando más de 100 muertos en nuestro país cada día. Personas con sus nombres, apellidos, y familias.

¿Y tú? ¿Has pensado ya que harías si te ofrecieran la vacuna de AstraZeneca? Pues esperamos que con toda es información tu decisión esté mejor fundamentada.

banner seguro salud covid19
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp
Deva Camino Monteserín

Máster Universitario en Salud Natural y Nutrición. Experta en Alimentación Antiinflamatoria y psiconeuroendocrino-inmunología, el área de la ciencia que estudia la relación del sistema nervioso con el resto de nuestro organismo. Diploma de estudios avanzados en: Microbiota, inmunidad y sistema digestivo. Cursos de doctorado en: Biología del Cáncer. Autora de los libros: "¿Y ahora qué puedo comer?" y "Comer para cuidarse". Compagino la pasión de mi trabajo en consulta con la impartición de diversos cursos y las charlas divulgativas.