El síndrome de Diógenes electrónico

Si eres de ese tipo de personas que guarda todas las conversaciones de whatsapp, no borra ni las fotos en las que sale borroso este artículo te puede interesar.

Al tratarse del mundo digital, donde las cosas no parecen ocupar espacio de manera física, se nos hace mucho más sencillo acumular datos, fotos o conversaciones que realmente ya no tienen ningún uso.

Pero esto, evidentemente, no sólo ocurre dentro del mundo digital. La obsesión por guardar cosas inútiles con la excusa de que algún día pueden recuperar su utilidad, es un síndrome muy conocido a nivel mundial. El síndrome de Diógenes.

Ahora bien, ¿podemos hablar de un síndrome de Diógenes digital?

Para empezar, lo primero que debemos tener en cuenta es que existen numerosas enfermedades en las que los pacientes tienden a acumular cosas de manera excesiva. Psicólogos y Psiquiatras coinciden en que hay dos trastornos en los que este síntoma es especialmente evidente. Se trata del trastorno de acumulación y del síndrome de Diógenes.

Trastorno de acumulación

En el trastorno de acumulación, las personas tienden a adquirir (ya sea comprando, robando o pidiendo), y almacenan todo tipo de objetos que creen que pueden ser de utilidad en algún momento de sus vidas.

La clave de este trastorno radica en la convicción que tienen de que algún día van a poder utilizar esos objetos. En este trastorno, los pacientes tratan de ser ordenados, aunque a veces resultará una misión imposible, debido a la cantidad de objetos que vayan acumulando.

Además, las personas que padecen este trastorno, suelen ser realmente conscientes de lo que les pasa y de la manía que tienen por guardarlo todo. A pesar de ello, les parece muy difícil dejar de hacerlo, y muchos no lo consiguen.

El síndrome de Diógenes

A diferencia de las personas que padecen el trastorno de acumulación, las que padecen el síndrome de Diógenes no se dedican a adquirir cosas. Simplemente no las tiran. Este síndrome es muy conocido por el hecho de que lo que más suelen acumular las personas que lo padecen, es basura, y precisamente por eso resulta curioso que estas personas intenten mantener cierto orden entre todos los objetos que han ido acumulando. Por desgracia, las personas que padecen este síndrome, no son conscientes de ello.

Por lo que sabemos, ninguno de los expertos en psicología o psiquiatría ha podido confirmar que realmente exista un síndrome de Diógenes digital. Sin embargo, hay varios expertos que piensan que habría que comenzar a investigarlo.

¿Síndrome de Diógenes electrónico?

Carpetas abarrotadas de archivos guardados sin ningún tipo de orden, descargas masivas de distintos tipos de ficheros, miles de fotos sin clasificar sin un sistema claro de orden… ¿te sientes identificado con este tipo de escenas? Más allá de si tienes realmente un problema, o simplemente eres una persona desorganizada, el hecho de guardar arbitrariamente tantos archivos, puede conllevar al caos organizativo de tu existencia digital.

Lo primero que debes hacer, es poner orden. Puede que parezca una tarea realmente imposible, pero no lo es si tenemos en cuenta distintos sistemas de organización. Puedes incluso tratar de aplicar métodos como el de Maria Kondo aplicados a la organización de tus archivos ditales.

Además, con la falsa seguridad de que lo digital no ocupa espacio, estás utilizando innecesariamente recursos de tu ordenador, y esto provocará que cada vez funcione de manera más lenta.

Sin duda, uno de los apartados donde la falta de organización es más evidente, es en el archivo fotográfico particular. Son imágenes que, en su gran mayoría, no vas a imprimir jamás. Y, además, con la necesidad de “capturar cada momento”, el álbum comenzará a tomar unas dimensiones un poco alarmantes.

Piensa si guardarías 300 álbumes de fotos en tu casa, por ejemplo. Si tienes claro que no estarías dispuesto a hacerlo, ¿por qué si en el ordenador? Plantéate ir eliminando algunas de ellas, recuerda que ocupan un espacio innecesario que provoca que tu PC vaya mucho más lento de lo que debería.

Si crees que es por falta de espacio, en el mercado hay múltiples recursos a tu disposición para añadir un almacenamiento extra, ya sea a tu ordenador, tablet o smartphone. Puedes hacerlo a través de tarjetas de memoria, unidades USB, incluso almacenar datos en la nube.

El coste de todas estas opciones es relativamente bajo, y seguirá descendiendo progresivamente a lo largo de los años. Es ahí donde debes almacenar copias de seguridad o datos importantes. Sea como sea, debes hacer limpieza de los archivos innecesarios, no trasladarlos a otro lado, porque el problema seguirá existiendo.