¿Cómo trabajar las emociones en los niños?

emociones en los niños

Las emociones reflejan nuestras reacciones. Es el reflejo de un estado complejo del organismo, que va desde la excitación a la perturbación. Las emociones en los niños son incluso más intensas, y muestran claramente sus reacciones ante acontecimientos externos o internos.

Así, si todas las personas experimentamos emociones a diario, algunas se ven más frecuentemente en los más pequeños. Por ello, trabajar las emociones en los niños para desarrollar mejor su potencial es tan importante.

Diferentes tipos de emociones

Todos experimentamos diversas emociones a lo largo del día, más complejas algunas de ellas cuanto más mayores somos. En cambio, las emociones básicas en los niños se concentran en las siguientes:

  • Ira y enojo: La ira es una reacción de irritación o furia, mientras que el enojo lo es de indignación cuando creemos que nos sentimos perjudicados. La ira exige una respuesta más urgente.
  • Miedo: Surge cuando percibimos un peligro real que amenace nuestro bienestar físico o psíquico. El cuerpo reacciona movilizando una gran cantidad de energía, por encima de las condiciones normales.
  • Tristeza: Se desencadena cuando se percibe una pérdida importante, y en el caso de las emociones en los niños suele conllevar una apatía o desmotivación.
  • Felicidad: Gozo, sensación de bienestar que permite disfrutar más de las actividades.
  • Amor: Experimentada no solo hacia otra persona, también a animales u objetos. Aunque hay varios tipos de amor, estos siempre producen que la persona que lo experimenta tenga respuestas de satisfacción e incluso relajación.

Porque no es lo mismo atender que cuidar

¿Por qué es importante trabajar la inteligencia emocional en niños?

Trabajar las emociones en los niños debe ser un proceso continuo y permanente cuyo objetivo es potenciar el desarrollo emocional como complemento en el desarrollo cognitivo de los niños y la construcción de su personalidad.

Para ello hay que desarrollar una serie de conocimientos y habilidades construidas sobre las emociones que ayuden al niño, y posteriormente adolescente y adulto, a afrontar mejor los retos de la vida cotidiana.

Si la inteligencia emocional es beneficiosa en todos, en los niños y niñas es incluso más, ya que permite mejorar las relaciones entre otras personas, pero también conocerse mejor interiormente. Con ello se desarrollan relaciones interpersonales e intrapersonales más saludables.

Objetivos de trabajar las emociones en los niños

Trabajar las emociones en infantil tiene como claro objetivo principal conseguir conductas más saludables. Para ello se busca que las personas tengan diferentes herramientas para conocer, controlar y expresar sus propias emociones y las de las personas que le rodean.

Con ello se busca que las emociones no condicionen su vida, lo contrario, que sirvan para mejorar su bienestar personal y social.

Entre muchos objetivos, estos son los más importantes:

  • Tener un mejor conocimiento de las propias emociones.
  • Identificar las emociones de los demás.
  • Poder controlar las propias emociones.
  • Ser consciente de los efectos perjudiciales de las emociones negativas.
  • Gestionar las emociones para automotivarse.
  • Conseguir una mayor competencia emocional.
emociones para niños

Competencias emocionales y las ventajas de la inteligencia emocional en niños

Trabajar las emociones en los niños trae consigo muchas ventajas en diferentes áreas de la vida de los niños, y, posteriormente, de los adultos. Estas van desde los procesos de aprendizaje (Puedes leer nuestro artículo Adivinanzas para niños para aprender y divertirse) las relaciones interpersonales o la solución de problemas entre muchas otras.

Para ello hay que desarrollar una serie de competencias:

1. Conciencia emocional

Es la capacidad de tomar conciencia de nuestras propias emociones y, por ello, el pilar fundamental a la hora de trabajar las emociones en los niños. Aunque parezca contradictorio, para conseguirlo es importante que los niños observen las emociones de otras personas y las comparen con las suyas.

Para ello hay que desarrollar:

  • Tomar conciencia de las propias emociones, identificándolas.
  • Dar nombre a las emociones, que use un vocabulario para designarlas.
  • Comprender las emociones de los demás y con ello se implique. Por ejemplo, en consolar a un amigo cuando esté triste.
  • Conocer la relación entre emoción y comportamiento, y así poder corregir reacciones anómalas.

Tomar conciencia de las emociones propias y de las de otras personas es siempre la base sobre construir la inteligencia emocional en niños.

💡 Os compartimos algunas Actividades con niños para disfrutar en familia

2. Regulación emocional

Siendo consciente el niño de sus emociones podrá regularlas, manejarlas de forma apropiada, afrontando las emociones negativas y controlando las positivas.

En este caso hay que trabajar aspectos como la frustración, el control de la ira, la empatía, etc.

Para ello se pueden aplicar diferentes estrategias:

  • Expresión emocional: La capacidad de expresar emociones de forma apropiada.
  • Regular los sentimientos: Saber que las emociones pueden ser reguladas, por ejemplo, controlar la impulsividad y desarrollar tolerancia a la frustración (no reaccionar de forma airada cuando las recompensas inmediatas).
  • Afrontar retos y situaciones de conflicto: No buscar siempre la solución más fácil y solucionar los conflictos de forma saludable.
  • Competencia para autogenerar emociones positivas:  Generar habilidades para crear emociones en niños que generen bienestar, como la alegría y el amor.
  • Autonomía emocional: Capacidad de generar emociones propias y defenderse de aquellas que sean perjudiciales.
inteligencia emocional niños

3. Desarrollar las relaciones con otras personas

Por ello se tiene que fundamentar buenas relaciones con otras personas a través del desarrollo de habilidades sociales básicas como respeto, practicar la comunicación receptiva, compartir emociones, asertividad o cooperación.

Para ello es fundamental adoptar comportamientos apropiados y responsables que generen satisfacción y bienestar, poder tomar decisiones responsables y saber pedir ayuda o apoyarse en otros recursos para conseguir este bienestar.

seguro de salud

Las ventajas de trabajar las emociones en los niños

Se busca facilitar las relaciones interpersonales, debido a que en las relaciones sociales están entrelazadas las emociones.

La inteligencia emocional en niños debe tener por todo ello un protagonismo especial en su desarrollo.

Gracias a ello, se superarán mucho mejor un gran número de situaciones de la vida cotidiana, con beneficios desde edad temprana tales como:

  • Diferenciar entre sentimientos y acciones.
  • Mejor comportamiento en clase y otras actividades comunitarias.
  • Mayor capacidad para expresar adecuadamente enfados o situaciones negativas sin enfadarse.
  • Mas sentimientos positivos sobre si mismo en la familia o en el colegio.
  • Reducción de estrés.
  • Más responsabilidad.
  • Menos impulsividad.
  • Mejor comprensión de los sentimientos de otras personas y empatía.
  • Mejora en la resolución de conflictos.
  • Comunicación más positiva.

Trabajar las emociones en niños nos permite conseguir mejores relaciones interpersonales a la vez que permite interiorizar muchos aspectos de la vida propia y, con todo ello favorecer el desarrollo personal de los más pequeños.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Antonio Luis Gallardo Sánchez-Toledo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).