Meditación guiada: qué es y cómo empezar

meditación para principiantes

Estrés, ansiedad o problemas para dormir bien han crecido este último año. El yoga y/o la meditación guiada son dos fórmulas para combatirlas.

Meditar puede servir a relajarte si no lo consigues habitualmente, pero también a mejorar tu estado de ánimo. La meditación guiada puede servir para iniciarte en esta práctica, que va mucho más allá de clichés como “dejar la mente en blanco”. Precisamente con este post queremos ayudarte a descubrir más sobre esta disciplina ¡Esperamos que te sea de utilidad!

Te ayudamos a garantizar la tranquilidad que quieres para ti y los tuyos


¿Qué es la meditación?

La meditación es un ejercicio mental que sirve para entrenar la mente a través de la atención. Meditar sirve para controlar tu atención y tus pensamientos, impidiendo que los pensamientos involuntarios invadan tu mente.

Esto no quiere decir que se bloqueen esos pensamientos o que haya que dejar la mente en blanco. Al meditar, lo que haces es centrar la atención en un objeto, que puede ser tu respiración o un mantra como el famoso “Om”.

Así es como tu mente y cuerpo pueden alcanzar un estado de paz anterior.

meditación guiada como funciona

¿Para qué sirve la meditación?

Meditar sirve para muchas cosas, desde mejorar la concentración hasta reducir el estrés y la ansiedad o mejorar la salud en general. De hecho, hay estudios científicos que avalan varios de estos beneficios de meditar a diario.

Beneficios de la meditación

  1. Previene el envejecimiento cerebral. Un estudio de la Universidad de Harvard y el Hospital General de Massachusetts ha demostrado cómo, a través de la práctica regular de la meditación y técnicas de mindfulness, se incrementa el tamaño de unas estructuras localizadas en los extremos de los cromosomas relacionadas con el envejecimiento cerebral.
  2. Reduce el estrés y la ansiedad. Meditar reduce los niveles de cortisol, la hormona causante del estrés, según descubrió un estudio de la Universidad Johns Hopkins.
  3. Mejora el sueño. Asociado al beneficio anterior, un estudio de Current Opinion in Pulmonary Medicine estableció que meditar ayuda a conciliar antes el sueño.
  4. Desarrolla la capacidad de concentración. Una de las ventajas más obvias de meditar, que básicamente usa la atención como fuente de trabajo. Hay diversos estudios que avalan esta relación. Uno de lo más recientes es el realizado por la Universidad de California y el King’s College de Londres, que descubrió que meditar refuerza las redes cerebrales de atención. Otro estudio de la Universidad de Washington estableció una mejora en las redes neuronales asociadas a la distracción a través de prácticas meditativas. Si quieres concentrarte más, también puedes ver este artículo con música relajante para promover la calma y concentración.
  5. Mejora la capacidad de aprendizaje. Una investigación de Harvard concluyó que meditar a diario durante ocho semanas aumenta la densidad de materia gris en diferentes regiones del cerebro que ayudan a mejorar la atención y la capacidad de aprendizaje. En esa misma línea, la Universidad del País Vasco averiguó que 10 minutos al día de meditación y mindfulness ayudan a mejorar el rendimiento académico de los adolescentes, entre otras cosas.

Estas son solo 5 ventajas de la meditación. Otros estudios señalan beneficios como la mejora de la memoria, mayor creatividad, mejor control del dolor, de las emociones o el fomento de las emociones positivas.

Ni siquiera hace falta meditar durante años para experimentar una mejora en algunas de estas áreas. En realidad, basta con hacerlo durante unos pocos días e incluso unos pocos minutos. Y lo digo por experiencia propia como un meditador novato que apenas lleva dos meses con la práctica.

¿Cuándo practicar meditación guiada?

Ahora que ya sabes por qué meditar, llega el momento de ver cómo hacerlo. Lo que conocemos comúnmente como meditar se refiere a un conjunto de técnicas muy diversas.

Existe más de un tipo de meditación, de igual manera que puedes enfocar la meditación para diferentes objetivos. Algunos ejemplos son la meditación trascendental, la meditación vipassana o la meditación de conciencia plena.

La meditación guiada no es un tipo de meditación. Como su propio nombre indica, sólo es una meditación que cuenta con una persona que hace de guía, normalmente a través de un audio, un vídeo o una app.

Por eso mismo las meditaciones guiadas son idóneas para principiantes. Suelen ser cortas, que es lo que necesitas al empezar, y te dirigen a lo largo de toda la sesión. Así, además de meditar, pueden ayudarte a trabajar diferentes problemas y sensaciones.

Y es que hay meditaciones guiadas para lo que necesites: mediaciones para dormir rápido, mediaciones guiadas de mindfulness, y meditaciones para empezar el día. De hecho, esta última es una de las estrellas. La razón es que la mañana es uno de los mejores momentos para meditar o, por lo menos, de los mejores que yo he encontrado.

beneficios de la meditación

¿Cómo prepararte para meditar?

¿Qué hace falta para una buena meditación guiada?  Empieza por encontrar tu lugar y el tiempo que necesitas para meditar.

En este caso, el tiempo lo marcará la meditación guiada que escojas. Lo importante en esta primera toma de contacto es crear el hábito.

En cuanto al mejor momento del día, a primera hora y antes de desayunar son las recomendaciones más extendidas.

Lo siguiente será encontrar tu postura para meditar. Lo idóneo es hacerlo en una postura cómica y erguida. Un puf, un cojín o un banquito te ayudarán. Cruzar las piernas no es imprescindible, como tampoco apoyar las manos en las rodillas, pero suele ayudar a tener una postura adecuada.

La postura debe ser cómoda, porque para meditar necesitas estar relajado. Si estás tenso o incómodo, esas molestias te distraerán constantemente. Para relajarte puedes practicar yoga antes de meditar, que además te ayudará a empezar a centrar la mente.

Por último, sólo te queda empezar tu sesión. Como la meditación es guiada, tendrás en todo momento una persona que conduzca la sesión.

Meditaciones guiadas: cuál escoger

Sólo tienes que buscar en internet el término “Meditación guiada” para encontrar cientos de propuestas por las que empezar.

Si tienes Netflix, puedes probar el programa de meditación para principiantes que han creado con Headspace. La Guia Headspace para la meditación se compone de ocho capítulos donde explican los beneficios de la meditación y las técnicas que puedes usar en función de tu objetivo.

Otras alternativas donde encontrarás sesiones de meditación para dormir rápido y profundo, gestionar las emociones, aceptar tu cuerpo y tratar muchos sentimientos más incluyen:

  • El canal Paramita en SoundCloud.
  • El canal de Headspace en Youtube o su App.
  • La página Kensho Life.
  • La página Cultivar La Mente.
banner te llamamos gratis

También encontrarás meditaciones guiadas en Spotify y Youtube. Para elegirlas, puedes fijarte en quién la imparte, la técnica que usa y su procedencia.

En cualquier caso, no tengas miedo de probarlas, sobre todo al principio, hasta dar con la que te guste. Una vez lo hagas, mantenla hasta que hayas aprendido o interiorizado sus mecanismos. Ese será el momento de abandonar la guía y meditar por tu cuenta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.