Seguro de vida con la hipoteca ¿Es obligatorio? ¿Cómo funciona?

seguro de vida hipoteca
Tiempo de lectura: 6 minutos

Siete de cada diez españoles que piden un préstamo solicitan al menos una hipoteca para vivienda habitual, otros cuatro lo hacen para financiar una segunda vivienda y ya más de un 10% lo utiliza como instrumento de financiación para otros fines, como pagar obras, reunificar deudas e incluso comprar un vehículo. Estos datos ya reflejan la importancia de la hipoteca como principal deuda de las familias y la relevancia de tener un seguro de vida que pueda cubrirla en caso de fallecimiento o invalidez.

El seguro de vida vinculado a hipoteca es algo habitual, pero no siempre conocemos la gran ventaja que supone vincularlo al préstamo hipotecario. Cuando se contrata un seguro de vida vinculado a hipoteca lo que se hace es proteger el capital del préstamo hipotecario en caso de fallecimiento del hipotecado. Esto significa que, si se diera el fallecimiento del asegurado, la hipoteca quedaría saldada y los herederos no tendrían que pagar el resto del préstamo. Esto es una ventaja importante pero no la única. Ya que, en la fiscalidad de los seguros si su contratación está incluida en su contrato de hipoteca está otra, ya que en ese caso si aún puede deducirse por la compra de vivienda habitual podrá también incluir este concepto.

Por todo ello, la hipoteca es un factor importante para contratar un seguro de vida.

Las obligaciones que conlleva una hipoteca

La defunción o incluso la invalidez de una persona hipotecada supone un importante perjuicio económico. En caso de fallecimiento, las personas que heredan la propiedad asumen la deuda y tienen que pagarla por lo que es importante tener los recursos suficientes para hacerla frente.

Seguro de vida vinculaciones

Esta se puede instrumentalizar de dos formas o estrategias diferentes:

  • Que cubra el total de la deuda: En este caso se cancelaría la hipoteca y quedaría libre de cargas. Si esta es su decisión tenga en cuenta no solo el reparto de la propiedad y de la deuda, por ejemplo 50% entre dos cónyuges. Sino como de forma efectiva se realiza el pago. Sí, por ejemplo, uno de los miembros de la unidad familiar aporta un 80% de los ingresos se debe cubrir ese porcentaje de la hipoteca para cubrir este importante desequilibrio en las finanzas personales.
  • Que lo que perciba por el seguro de vida cubra el pago de las cuotas: En este caso se debe integrar al resto de los gastos que debe cubrir los herederos hasta que pasado un tiempo pueda reestablecer sus circunstancias económicas. Es recomendable que esta cantidad cubra al menos 24 meses de gasto y si es posible incluso uno o dos años más.

Una estrategia muy adecuada es combinar ambas. Por un lado, que se cubra el capital pendiente de la persona que contrate el seguro adecuándolo a su volumen de ingresos. Por otro, al ser un producto de largo plazo y gran relevancia económica, que lo haga durante un tiempo por las cuotas que tenga que satisfacer un copropietario si lo hubiere.

Apostar por un seguro de vida con las mejores coberturas

El cliente debe tener en cuenta que no existe ningún tipo de obligación para contratar un seguro de vida con hipoteca con la entidad financiera. La Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario en su artículo 17 señala claramente que: “Quedan prohibidas las prácticas de venta vinculada de préstamos, con las excepciones previstas en este artículo”. Por ello, pueden ofrecerlo de forma opcional a cambio de una mejora en las condiciones de la hipoteca.

En todo caso, sus coberturas suelen ser muy limitadas y se centran en que la entidad financiera reciba la parte de la deuda pendiente. Pero una hipoteca, aunque suponga una carga financiera muy importante, no deja de ser parte de las necesidades globales que necesita cubrir un seguro de vida.

Qué tener en cuenta

Optar por un seguro de vida con las mejores coberturas, prestaciones adicionales y flexibilidad debe ser una opción obligatoria para el asegurado:

  • Coberturas: Con el capital suficiente para hacer frente a todas las deudas que se pueda tener y las necesidades presentes (hacer frente a todos los gastos de la unidad familiar durante un tiempo) y futuras (como, por ejemplo, cubrir estudios de los hijos u otro tipo de proyectos).
  • Prestaciones adicionales: Coberturas como las que ofrecen seguros de Aegon entre las que se encuentran capitales adicionales en caso de enfermedad cardiovascular o cáncer masculino o femenino o si se contrata la modalidad Aegon Extra Vida recibir el doble del capital suscrito en caso de muerte por accidente.
  • Flexibilidad: El capital de la hipoteca va disminuyendo según se amortiza y con ello la necesidad de capital a cubrir también es menor. Y lo contrario, también una adquisición de otra vivienda, aunque sea una segunda residencia, o pedir una ampliación de la hipoteca puede conllevar una cobertura superior. Poder adecuar tus necesidades al capital que debes asegurar es por tanto un punto principal.

Cómo actuar si se tiene hipoteca y seguro de vida

Así, en el momento de fallecimiento del asegurado, la obligación de pago de la hipoteca se mantiene. Es importante hacer frente a la totalidad de las cuotas para no incurrir a mayores gastos financieros (como intereses de demora o comisiones por reclamación).

Seguro de vida bonificaciones

Aunque el seguro de vida no forme parte de la masa hereditaria tiene la misma obligación fiscal con respecto al Impuesto de Sucesiones. Una opción muy beneficiosa es hacer una autoliquidación parcial sobre el importe del seguro de vida.

Con ello se conseguirá con un desembolso inicial mucho menor liberar una cantidad importante de dinero. Aquí se ve de nuevo la importancia de tener un seguro de vida para todas tus necesidades frente a cubrir solo el importe de tu hipoteca. Los beneficiarios o herederos recibirán todo el capital contratado, no se lo quedará la entidad financiera para cubrir la deuda pendiente, y con ello no solo podrá hacer frente a este capital por amortizar, sino que podrá cubrir el pago de impuesto aún no liquidado, las cuotas de la hipoteca y en general todos los gastos originados tras una muerte o invalidez.

Importancia del beneficiario en el seguro de vida de la hipoteca

Y es que se podría pensar que si el seguro de vida de la hipoteca contemplara a los herederos como beneficiarios en lugar de al banco, el resultado sería el mismo: se podría saldar la deuda de la hipoteca. Sin embargo, como comentamos arriba, hay un matiz muy importante a tener en cuenta en la propia fiscalidad del seguro de vida: el impuesto de sucesión. Te explicamos el detalle.

La póliza de seguro de vida de un crédito hipotecario es de capital decreciente, en función de la evolución de la hipoteca. Tributará según el beneficiario designado, distinguiendo en este caso dos supuestos diferentes:

El seguro vinculado cuando lo cobra el banco

Cuando el beneficiario es la entidad financiera emisora del préstamo hipotecario, los herederos legales del asegurado en caso de fallecimiento de este no abonarán el impuesto de sucesiones y donaciones. Esto ocurre porque el dinero que se obtiene de la aseguradora se destina al cambio de una deuda. Si sobra dinero respecto a la deuda, este dinero se tributará mediante el IRPF de los herederos.

El seguro vinculado cuando lo cobran los herederos

Cuando el beneficiario son los herederos del asegurado, este tributará según el impuesto de sucesiones y donaciones. Es relevante tener en cuenta que existen comunidades autónomas en las que este impuesto no se cobra, o se cobra de manera simbólica.

Por tanto, al contratar un seguro de vida vinculado a hipoteca, se está protegiendo el capital del préstamo hipotecario. La designación de beneficiario en la figura de la entidad financiera lo que hace es evitar a los herederos asumir el impuesto de sucesiones y donaciones. Mientras que, en este caso, el dinero sobrante de la diferencia entre la deuda y el capital recibido, tributará en el IRPF.

En definitiva, una hipoteca es una razón importante para contratar o adecuar las condiciones de tu seguro de vida, pero siempre buscando aquel producto con las mejores condiciones y coberturas para ayudar a solventar los problemas económicos que se pueden derivar de una invalidez permanente y absoluta o un fallecimiento. Por ello antes de su contratación conviene reflexionar a fondo sobre las características que mejor convengan al asegurado. Infórmate sin compromiso sobre el Seguro de Vida Aegon.