La semana laboral de 4 días: cómo se aplicará en España y otros países

la jornada laboral de 4 días en España

Trabajamos de lunes a viernes y descansamos sábado y domingo. Es algo que tenemos tan interiorizado como la jornada laboral de ocho horas. ¿Y si hubiese una fórmula mejor y más productiva? En eso se basan quienes quieren implantar la semana laboral de 4 días en España. Hoy te explicamos en qué consiste este sistema.

¿En qué consiste la semana laboral de 4 días?

Trabajar cuatro días a la semana y descansar tres. Esa es la definición por defecto de una semana laboral de cuatro días que ahora se quiere probar en España.

La actual jornada laboral española de 5 días a la semana y ocho horas de trabajo diarias se aprobó en 1919 a raíz de la huelga de la empresa eléctrica La Canadiense. El concepto deriva de la fórmula del ocho de Robert Owen, según el cuál el día se dividía en ocho horas de trabajo, ocho horas de ocio y otras ocho horas de descanso. Hasta entonces las jornadas de entre 12 y 14 horas eran la norma.

Las cosas han cambiado mucho desde entonces y, sin embargo, mantenemos la misma distribución de la jornada de trabajo. En esto no acertó el economista John Maynard Kenyes cuando en 1930 auguró que sus nietos apenas trabajarían 15 horas a la semana.

Te ayudamos a garantizar la tranquilidad que quieres para ti y los tuyos


¿Cuánto se trabaja en España?

La realidad dista mucho de la predicción de Keynes y se acerca más a la fórmula de Owen. Según los datos de Eurostat la jornada media en Europa es de 40,2 horas, una cifra que se ha mantenido estable desde 2017.

En España trabajamos 39,2 horas a la semana de media, por debajo de países como Turquía, donde el trabajo consume 48,1 horas a la semana, pero por encima de Dinamarca, el más laxo con 37,6 horas laborales.

Implantar la jornada laboral de 4 días supondría un cambio drástico en el actual sistema de horarios, de eso no hay duda. La pregunta clave es ¿compensaría hacerlo? ¿Cuáles serían las consecuencias para la productividad y la sociedad?

ventajas de la semana laboral de cuatro días

Lo que dicen quienes lo han probado: ventajas de reducir las horas laborales

Quienes están a favor de trabajar solo 4 días tiene claros sus argumentos. Las ventajas de la semana laboral de cuatro días que esgrimen son:

  • Una mejor conciliación de la vida laboral y personal.
  • Un aumento de la productividad por parte de los empleados.
  • Un crecimiento del empleo.
  • Un aumento del consumo.

Conciliación

Trabajar cuatro días a la semana en lugar de cinco facilitaría la conciliación y aumentaría el tiempo de ocio. Es una primera conclusión lógica y obvia y no parece que hagan falta estudios para alcanzarla. No ocurre lo mismo con las otras tres.

Productividad

¿Realmente aumenta la productividad si se trabajan menos horas? La teoría detrás de esta afirmación es que, si sabemos que tenemos menos tiempo para terminar la misma tarea, seremos más eficientes para acabar a tiempo. En teoría, eliminaríamos las distracciones y pérdidas de tiempo innecesarias.

¿Qué hay de verdad en eso? Las empresas que han probado la jornada laboral de 4 días aseguran que no es ninguna Quimera. En 2028 la empresa neozelandesa Perpetual Guardian experimentó con cuatro días laborales a la semana sin reducción de salario. La firma, que gestiona testamentos y bienes inmuebles, cuenta con 250 empleados y tras la prueba permitió a quienes quisiesen mantener su jornada reducida.

Otras empresas como Threehouse también llevan trabajando así desde 2006 y mantienen el sistema. Incluso Microsoft hizo la prueba en Japón en su sede central de Tokio durante un mes. Los resultados fueron un incremento de la productividad del 40% y un 92% de satisfacción por parte de los empleados.

En España, la empresa de software Delsol lleva un año trabajando con una semana de cuatro días laborales y aseguran que el absentismo laboral se ha reducido.

Empleo y consumo

¿Y qué pasa con el empleo y el consumo? En teoría, reducir la jornada de los trabajadores no implica necesariamente cerrar la fábrica, por ejemplo, simplemente harán falta más empleados para mantenerla en funcionamiento. Eso es precisamente lo que demostró un estudio del Gobierno sueco con semanas laborales más cortas. El estrés de los empleados disminuyó, pero los costes se dispararon por la contratación de más empleados.

En cuanto al consumo, hay quienes apuntan a que, a mayor tiempo de ocio, más opciones de consumo, aunque tampoco se tiene en cuenta el posible descenso salarial acompañado de la reducción de jornada.

El programa piloto que se hará en España

Si la jornada laboral de 4 días está de moda en España es porque el Gobierno ha aprobado un programa piloto que contará con 50 millones de euros.

El programa tendrá una duración de tres años y estará financiado por fondos europeos, aunque el presupuesto público asumirá el coste salarial por la diferencia entre el sueldo que pagará la empresa y el que venían percibiendo los trabajadores. Y es que el objetivo es averiguar el impacto en términos de productividad de esta medida.

El experimento se llevará a cabo en 200 empresas de todo el país, que recibirán una media de 250.000 euros cada una para compensar los gastos de la reducción de jornada. En total, entre 3.000 y 6.000 trabajadores se beneficiarán de esta reducción de la jornada sin tener que dejar de ingresar ni un solo euro.

Lo que todavía está por definir es el formato final del programa piloto, que en realidad propone reducir de 40 a 32 la jornada laboral. Esto puede hacerse con una semana laboral de cuatro días o reduciendo la jornada a cerca de 6 horas y media, pero manteniendo los 5 días laborales.

Cómo funciona la jornada laboral de cuatro días

¿Cómo afectará a la pensión y a las empresas?

La verdadera prueba de fuego de la semana laboral de 4 días no está tanto en la productividad como en el salario. En otras palabras, si a menor tiempo trabajado el salario será menor o se mantendrá porque la productividad mejora y se cumplen los objetivos. Es decir, el clásico debate sobre si es mejor trabajar por objetivos o por horas.

A largo plazo esta diferencia salarial (o su ausencia) tendrá un impacto en la pensión que percibirán los trabajadores. Al final, la pensión se calcula tomando diferentes datos y uno de ellos es la base reguladora, que no es más que el salario del empleado. A menor salario, menor pensión y más necesidad de contar con un plan de pensiones u otras fórmulas de completar esos ingresos públicos al jubilarse.

¿Qué hacen otros países con la semana laboral de 4 días?

España no es el único país donde se están debatiendo iniciativas de este tipo. La jornada semanal del 4 días laborales es también motivo de controversia en otros países como fórmula para adaptarse a los cambios de la sociedad.

Por ahora ninguno ha impuesto la medida por decreto, pero sí que se han producido avances. En Alemania el mayor sindicato del sector del metal apuesta por la semana laboral de 4 días como solución ante la pandemia.

En Francia este debate es recurrente, aunque todavía no se han tomado decisiones por la actual situación del mercado laboral, mientras que en Reino Unido es algo que ya está sobre la mesa, especialmente tras la experiencia en los años 80 con la Temporary Short-Time Working Compensation Scheme impuesta por Margaret Thatcher.

En cualquier caso, este tipo de debates son solo el reflejo de un profundo cambio en el mundo laboral. Por un lado, cada vez más empresas trabajan ya con un horario, pero objetivos bien definidos que muestran donde está realmente su foco. Por otro, las nuevas generaciones valoran mucho el dinero, pero todavía más el tiempo para poder disfrutarlo. Sólo parece cuestión de tiempo que ambos intereses terminen encontrándose.

¿Conocías la semana laboral de 4 días? Si te parece interesante este contenido, compártelo con tus amigos en redes sociales para que sepan también cómo funcionará.

¿Tienes alguna duda? Nuestros profesionales te ayudarán

¿Quieres calcular el precio del seguro de salud para ti y tu familia?

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin