¿Cómo tener una buena relación con la familia?

relacion con la familia

En las últimas décadas el modelo clásico de familia se ha visto modificado, combinando el conocido padre-madre-hijos con diversas combinaciones como madre-hijos, padre-hijos o parejas del mismo sexo con o sin hijos. Sin embargo, lo que no ha sufrido ninguna modificación es la importancia de construir una buena relación con la familia y las ventajas que esta proporciona al día a día de sus miembros.

El núcleo familiar tiende a pasar muchas horas del día compartiendo el mismo espacio, por lo que es de vital importancia que el ambiente en el que se convive sea el mejor posible. Todas aquellas actividades que vayan encaminadas a afianzar los vínculos con los miembros y a mejorar el grado de satisfacción del tiempo que se comparte ayudarán de manera significativa al desarrollo laboral y personal y producirá efectos beneficiosos sobre la salud.

Aegon te ofrece una solución para ti y tu familia para que te sientas tranquilo

La relación con la familia

Cuidar la relación con la familia implica construir lazos familiares fuertes capaces de aportar bienestar para todos los miembros que la componen. Entre los factores clave que encontramos a la hora de trabajar esta relación con la familia destacan:

Comunicación

Es la base de las relaciones saludables. Tanto si hablamos de la relación en pareja como de la relación con familiares, es fundamental que sepamos comunicarnos y que a su vez fomentemos las conversaciones con el otro. Por ejemplo, mostrando interés y preocupación por las cuestiones que pueden estar afectando a nuestro nucleo familiar. Un buen ejercicio para trabajar esta comunicación en familia, es tener el hábito de preguntar por los principales acontecimientos del día, y así identificar temas susceptibles de seguir siendo tratados y conversados. Y es que los beneficios de la comunicación familiar son múltiples. Eso sí, ¡Recuerda! En la relación con familiares hablar es importante, pero escuchar lo es aún más.

Conexión

Conectar es esencial cuando hablamos de las relaciones en generales y las relaciones familiares en particular. Hay muchas formas de mostrar nuestro interés a la hora de buscar esa conexión con las personas. Por ejemplo, adopta una postura proactiva a la hora de compartir tus historias y anécdotas, ocasionando el acercamiento y sirviendo de inspiración para tu núcleo de convivencia. El cariño es clave: la importancia de ofrecer muestras de amor y apoyo habituales.

Empatía

Hacer y decir las cosas como nos gustaría que lo hiciesen con nosotros es la lección número 1 si queremos construir una relación con la familia que sea sólida y consistente en el tiempo. Por supuesto, la empatía es una herramienta que también te permitirá fortalecer de forma notable el resto de tus relaciones con el entorno, con tus amigos, compañeros de trabajo, etc. En definitiva, debes ser un ejemplo de conducta, empatizando con la situación, la realidad y los pensamientos de quiénes te rodean.

Honestidad y transparencia

Entre los consejos para una buena relación familiar no puede faltar la honestidad. Empezando por la honestidad con nosotros mismos. En caso de cometer un error o experimentar un arrepentimiento, es importante que sepamos comunicarlo y compartirlo el resto de personas a las que queremos y hemos podido afectar de algún modo u otro.

la relación con familiares debe trabajarse

💡 Descubre qué es la dependencia emocional y cómo superarla.

El núcleo de convivencia

Como avanzábamos al inicio de este artículo, la sociedad actual tiende a ser menos homogénea familiarmente. Cuando hablamos del núcleo de convivencia, empezamos a ver cómo su estructura y tamaño ha variado mucho en las últimas décadas. Los factores que han influido en esta evolución son diversos.

  • Edad. El aumento de la longevidad ha hecho que las personas que los integran tengan cada vez una edad más avanzada.
  • Hijos. A su vez, la igualdad entre hombres y mujeres y el aumento de la autonomía para las mujeres (más alejadas de valores tradicionales como la autoridad) también ha conllevado a un cambio en la decisión de tener hijos.
  • El trabajo doméstico y el trabajo fuera de casa. El reparto de tareas y roles es más diverso y se asienta fuera de las bases de la familia patriarcal.

Todo esto conlleva la aparición de nuevas formas familiares: hogares unipersonales (hogares conformados por una sola persona), matrimonios o parejas sin hijos, matrionios homosexuales (con su aprobación definitiva en España en el año 2005), familias monoparentales (formada por una figura materna o paterna y sus hijos), y familias adoptantes.

relacion entre familiares

Problemas sobre relaciones familiares

Los problemas sobre relaciones familiares son aquellos que van más allá de los conflictos en pareja, y que afectan a hijos, padres, familia política, etc. Suelen ser especialmente habituales en determinados periodos de edad, como es el momento de la convivencia con hijos adolescentes.

Precisamente los padres con hijos adolescentes suelen hacerse muchas preguntas acerca de cómo trabajar su relación, evitando los conflictos y apoyándose en la positividad. No podemos olvidar que la llegada de la adolescencia no solo significa cambios físicos, sino también alteraciones en su desarrollo emocional. Durante esta etapa tan vital para los jóvenes, estos experimentan numerosos cambios en la relación que venían construyendo con el resto de su entorno (familia, amigos, etc.) Se trata a su vez del momento en el que el adolescente profundiza mucho en la relación que tiene consigo mismo.

🎥 No te pierdas nuestro programa sobre ¿Cómo sobrevivir a la adolescencia en casa? Se trata del tercer episodio de Charlas con Cariñoterapia, presentado por Ana Morgade y con La Familia Carameluchi y el psicólogo Rafael Santandreu como invitados.

Cómo deben ser las relaciones familiares: consejos para una buena relación familiar

En primer lugar, cuando hablamos de la relación entre familiares, lo más importante es consolidar y aumentar en la medida de lo posible el vínculo afectivo que a priori, está establecido entre los miembros de esa unidad familiar. Para ello, como principio fundamental, es necesario conocer y respetar profundamente a pareja, hijos y demás componentes del núcleo básico de la familia.

Toma nota de estos consejos para una buena relación familiar:

  • ¡Achucharse más! Fomentad la comunicación asertiva, la escucha activa y la comunicación no verbal (muestras de cariño cotidianas como abrazos o caricias no deberían ser algo excepcional). 
  • Compartir es vivir. Atrévete a decir y compartir con tu pareja todo lo que sientes, no te lo guardes… pero hazlo con respeto. 
  • No le pidas peras al olmo. Acepta a la otra persona tal y como es, no quieras cambiar lo que la hace especial y está bien. 
  • Salid del bucle. No os centréis en el problema, centraos en la solución. 
  • Deja tus pequeños problemas del día a día en la alfombra de la entrada, no los conviertas en un tema recurrente y obsesivo ni te desahogues a cada momento con tu pareja o familia. 
  • Sed astronautas, daos espacio. No perdáis el contacto con vuestras otras relaciones sociales: reservad tiempo para amigos, familia (juntos y por separado) y por supuesto para vosotros mismos. 
  • Atreveos a todo. Volved a hacer cosas que antes hacíais y/o buscad otras nuevas con las que llenar vuestra vida en común. 
  • No tirar del pasado. Dejar atrás los reproches, las pullas, acontecimientos pasados que ya están perdonados…  
  • Abandonar el bucle. Buscar soluciones para parar quejas; no obsesionarse con lo mismo todo el tiempo y sacarlo a la mínima de cambio; dejar de ser un disco rallado siempre con lo mismo…  
  • Visualizar un futuro juntos. Construir un proyecto en común más allá del día a día.
relaciones familiares

Es también muy aconsejable realizar actividades conjuntas que satisfagan los gustos de todos como puede ser compartir juegos de mesa en una tarde de invierno.

💡 Sigue leyendo sobre consejos para conseguir una relación en pareja sana.

Actividades para mejorar las relaciones familiares

¿Necesitas alguna idea para disfrutar del tiempo en familia? ¡Aquí van algunas que pueden ayudarte!

Tareas del hogar

Uno de los pilares en los que se han de sustentar esas buenas relaciones son las tareas del hogar, todos han de ser conscientes de que hay que realizarlas por poco que pueda gustar, por lo que lo mejor es realizarla en compañía y buscando siempre la forma de hacerlas lo más amenas posible. Opta por hacerlo con música, cantando, con bailes, con recompensas finales o con cualquier cosa divertida que se pase por la cabeza.

Talleres medioambientales

Compartir situaciones ampliamente conocidas como satisfactorias es una costumbre maravillosa para unir más a la familia, entre estas situaciones podemos destacar los talleres medioambientales.

En estos talleres se mezcla la belleza y la paz de la naturaleza con juegos y conocimientos prácticos.

💡 Toma nota de estas actividades con niños para realizar en familia.

Deportes sencillos

Realizar deportes en conjunto, preferiblemente por equipos y variando las combinaciones de estos es otro hábito muy beneficioso para las relaciones familiares.

Cine y series

Esa película o serie que puede llegar a gustar a todos es un momento magnífico momento para compartir buenos ratos juntos.

Todos estos consejos y otros que puedes encontrar en nuestro blog son útiles para tener siempre la mente limpia de malestares y afrontar el día a día de un modo mucho más alegre.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.