Vuelta al colegio: cómo reducir el estrés y el gasto y afrontar las revisiones médicas

madre e hija en la vuelta al colegio
Tiempo de lectura: 9 minutos

Empieza la vuelta al colegio, un momento del año que provoca emociones encontradas en los niños: por un lado están deseando ver a sus amiguitos, pero por otro dejan de tener todo ese tiempo de ocio que han disfrutado durante las vacaciones. Pero ¿Y cómo viven este momento los padres? Pues con bastante estrés y preocupaciones, ya que hay muchas cosas a tener en cuenta antes de iniciar el nuevo curso escolar: revisiones médicas, libros, material escolar, uniformes, rutinas, actividades extraescolares, etc. Además el tiempo apremia. Muchos probablemente acabáis de aterrizar de las vacaciones y tenéis que enfrentaros en poco tiempo a una planificación tan laboriosa como es esta, más aún si tenéis varios hijos.

Cómo reducir el estrés en la vuelta al colegio

Hoy en día nos preocupamos demasiado por el bienestar, educación y salud de nuestros hijos, algo que provoca mucho estrés y ansiedad en algunos padres. Tratamos de controlar muchas cosas como lo que ven en la televisión e internet, si tienen los mejores profesores y educación, si hacen los deberes y tienen al día la agenda, cómo se relacionan con sus iguales, etc. Además, los padres tienen que adaptar los horarios a las necesidades del niño, teniendo que acudir a reuniones escolares, recogerles en el colegio o llevarle a las extraescolares.

Todo ello provoca bastante malestar y preocupaciones tanto en los padres como en los hijos ya que existe mucha exigencia y expectativas altas, llevando esto a apuntar al niño a demasiadas actividades, muchas veces también motivado por la falta de tiempo al tener los padres tantas horas de trabajo.

10 consejos para sobrellevar la vuelta al cole

Te damos 10 consejos a continuación para llevar mejor la temida vuelta al cole:

  1. Planifica lo que necesitaréis con tiempo.
  2. Trata de no dejar nada para última hora.
  3. No apuntes a tu hijo a demasiadas actividades extraescolares, una o dos serán suficientes.
  4. Trata de relajar tus autoexigencias y las expectativas sobre tu hijo: lo más importante es que tu hijo esté tranquilo y feliz, y que tú puedas disfrutar de este momento junto a él.
  5. Intenta recuperar las rutinas instauradas durante el curso escolar días antes de la vuelta, ya que estas se habrán alterado en las vacaciones de verano.
  6. Levantar antes a tus hijos sobretodo el primer día de colegio para ir con calma y relajados.
  7. Recuerda etiquetar las pertenencias de tu hijo para evitar sustos.
  8. Visita el colegio con ellos días antes, sobretodo en el caso de que tus hijos sean pequeños, ya que así se harán a la idea y se familiarizarán mejor su nuevo centro escolar.
  9. Trata de mostrar una actitud optimista y alegre ante este cambio, para que tus hijos aprendan de tu ejemplo y compartan contigo sus nuevas experiencias.
  10. Haz que se implique en la compra del material y libros y en la elección y planificación de actividades extraescolares. Esto les ayudará a sentirse con más control en la situación, más seguros y incrementará su ilusión por el nuevo curso.
la vuelta al colegio suele causar estres

Cómo ahorrar en la vuelta al colegio

Puede que te parezca un poco alarmista comenzar ya mismo a preocuparte por estos gastos, pero, como suele ocurrir con muchas cosas, la antelación es un elemento clave para ahorrar en la vuelta al colegio. De hecho, si ya has aprovechado parte de la rebajas de verano para algunas compras relacionadas con el inicio del curso, ya estarás poniendo en práctica esta idea de anticiparse al gasto. Y es que los gastos de inicio de cursos son uno de los gastos estacionales más elevados. 

La vuelta al colegio ya no se deja para unos días antes de su arranque, al menos en las tiendas, grandes almacenes, hipermercados o en el mismo colegio, que ya nos venden desde finales de junio los libros o los uniformes para el próximo año escolar. Esta oferta anticipada está cambiando los hábitos y hace que cada vez más solapemos o al menos empecemos a gastar en la vuelta al colegio cuando aún a veces ni hemos empezado las vacaciones. Pero también, nos suministra un tiempo vital para poder buscar el ahorro en este gasto tan esencial como elevado, con desembolsos que, dependiendo del nivel escolar y el tipo de centro educativo, oscila entre los 400 y 900 euros de media.

Para hacerlo más llevadero y aminorar el gasto de la vuelta al colegio os dejamos una serie de consejos que seguro que serán de gran utilidad:

Planificar necesidades

Lo primero que siempre debemos hacer es planificar al máximo lo que realmente vamos a necesitar adquirir. Dejar para última hora todas las compras es sinónimo de gastar más de lo necesario, máxime cuando nos dejamos llevar por los propios impulsos de los niños. Piensa en los costes añadidos que en determinadas marcas o recursos comerciales añaden a mucho material escolar como mochilas, carpetas, ficheros, etc. Por tanto, lo primero es calibrar de manera clara lo que se necesita. Y en segundo lugar, de lo que se necesita, calcular qué es lo que se tiene y qué es lo que hay que adquirir.

Repensar los gastos que das por sentado

Repiensa los gastos que das por sentado en la vuelta al colegio. Esta parte tal vez sea la menos evidente, y, sin embargo, puede marcar una diferencia incluso superior a las demás. Por ejemplo, si nos centramos en el transporte escolar. Damos por sentado en muchas ocasiones el gasto que supone y no nos paramos a plantear alternativas posibles, alternativas que tal vez no sean sencillas pero que pueden darse. Lo mismo ocurre cuando hablamos del comedor, o de gastos extra escolares.

Realmente, de lo que se trata es de analizar a fondo hasta qué punto podemos plantear alternativas a todo esto. A veces están más cerca de lo que parece y suponen un ahorro que compensa de lejos la comodidad que este tipo de servicios pueden llegar a ofrecer.

los libros se pueden reutilizar en la vuelta al cole

La clave de reutilizar

Una vez tenemos claro lo que nos hace falta y no tenemos, podemos realizar una actividad de información entre nuestros familiares y amigos. Puede que ese material, esa prenda o cualquier cosa necesaria para la vuelta al colegio ya lo tenga alguien que no lo va a utilizar. Existen en Internet espacio de intercambio incluso para personas que no se conocen pero que desean intercambiar materiales, ropa, etcétera.

Comparar precios

Dado el paso anterior llega el momento de ponerse a comparar precios. Debes tener en cuenta que las diferencias de precios pueden ser realmente elevadas. Y aquí, también hay que tener en cuenta que lo que se busca no es siempre lo más barato sino una relación calidad precio lo más ajustada posible. De nada sirve adquirir un producto barato que vamos a tener que reponer por desgaste o rotura al cabo de poco tiempo.Si no se puede acceder a programas de gratuidad o de intercambio sobre los libros de texto, hay que buscar las opciones más económicas. Generalmente estas nos las vamos a encontrar o en las librerías en Internet o en las grandes superficies.

En los libros de texto el precio en enseñanzas obligatorias están regulados. Por ello, es complicado encontrar descuentos por encima del 5% marcado por ley, salvo para algunos colectivos como profesores (en ciertos establecimientos), o familias numerosas.

Con respecto a los uniformes, podemos comparar y comprarlos allí donde nos ofrezcan un mejor precio. La realidad es que muchas veces las opciones están limitadas y únicamente podemos comprarlos en el propio colegio o en un punto de venta concertado. Pero en otros centros si se opta por uniformes estándar (en un determinado color sin anagrama del centro) y se puede conseguir ahorros más importantes.

Utilizar las promociones

Cada vez encontramos con mayor antelación promociones orientadas a la vuelta al cole. O incluso, podemos encontrar promociones no específicas que pueden encajar bien con nuestras necesidades. Se trata, en definitiva, de acumular el máximo nivel de ahorro posible sobre todo lo que tengamos que adquirir, recuerda, todo lo que ya hemos listado anteriormente y a lo que no podíamos acceder en gratuidad o en intercambio.

Antes mencionamos una práctica habitual en la vuelta al colegio que son los descuentos cruzados, es decir, para usar en otros artículos del mismo comercio, como material escolar o textil. Es importante pararse en este punto. Puede que el precio sea el mismo una tienda con respecto a los libros, pero no en los productos en los que recibimos descuentos como los uniformes o el material escolar y por ello que ese descuento a priori atractivo no lo sea tanto cuando lo aplicamos sobre el precio de la mochila o el jersey del uniforme que vamos a comprar aprovechando este cupón o tarjeta descuento.

usar promociones para ahorrar en la vuelta al cole

Saber usar la financiación

Un gasto tan importante, que como hemos dicho se solapa con las vacaciones, lleva a que en muchas ocasiones nos veamos obligados en fraccionar y financiar su pago. Incluso en ocasiones son los propios centros escolares los que ofrecen una solución de financiación y permiten el pago en varios meses. Pero si compramos fuera la primera cuestión a plantearnos es si hacemos toda la compra (libros, materiales, calzado, uniformes…) en un único centro o en varios.

Las grandes superficies y cadenas comerciales ofrecen opciones de financiación ventajosas e incluso gratuitas en algunos casos. Sin embargo, en este último caso, el plazo pago suele estar limitado a pocos meses, lo cual puede no ser suficiente si la cantidad a financiar es importante. Por otra parte, conviene asegurarnos que no existen costes ocultos. Es común que se publicite un tipo de interés del 0%, que es real, pero una comisión de apertura mínima que puede encarecer el importe total de la compra, por ello siempre comparemos el coste según la TAE que incluye todos los gastos.

Otra forma de financiación es la tarjeta de crédito. Con más de 53 millones de este tipo de tarjetas en España es una forma cómoda y flexible para financiar compras, pero siempre analizando el coste de la operación y en la medida de lo posible adelantando pagos para aminorar el pago en intereses.

En definitiva, un gasto tan importante como la vuelta al colegio requiere de análisis y búsqueda activa de las opciones más beneficiosas para nuestro bolsillo.

Estar atentos a posibles becas

Por supuesto, las becas y las posibles subvenciones son una parte interesante que deberías repasar a fondo. Infórmate bien de todas las posibles ayudas a tu alcance, y de las que tu familia es susceptible, puede suponer un ahorro más que importante.

Cómo preparar la salud de tus hijos en la vuelta al colegio

El inicio del curso es un buen momento para ponerse al día con temas pendientes que, por no ser urgentes, a menudo vamos dejando. Las revisiones médicas son uno de esos temas pendientes, en este caso de los niños. Cuando son más pequeños tienen revisiones pediátricas muy a menudo, pero cuando son un poco más mayorcitos, ¿cada cuánto tiempo hay que ir al pediatra si todo va bien?

Hay determinados problemas o incluso enfermedades que son bastante silenciosos y tardan en mostrar síntomas, así que es mejor prevenir con revisiones regulares. Coger el hábito de ir al pediatra cada año, cuando se inicia el curso, nos ayudará a no olvidarlo.

Otro factor a tener en cuenta es que los niños experimentan cambios muy rápidos en su cuerpo durante su crecimiento. Por eso es importante realizar un chequeo de salud antes de comenzar cada curso.

Esto nos ayudará a detectar, por ejemplo, si nuestro hijo presenta problemas con la vista, dientes  y en otras áreas de su salud como el funcionamiento psicológico. Muchas veces esto implica gastos imprevistos que debemos añadir a la inversión que ya supone el material escolar, libros y uniformes, como pueden ser unas gafas o la ortodoncia. Y, ¿cómo podemos hacer frente a estos gastos? Una buena manera de prevenir que los costes se nos vayan de las manos, es contar con un buen seguro de salud para toda la familia. Además, hay que tener en cuenta  lo que incluye a la hora de contratarlo, y así poder garantizar que todo aquello que necesitamos esté cubierto.

Revisiones médicas antes de la vuelta al colegio

El pediatra es el experto, así que puedes confiar en su experiencia pero para que te hagas una idea lo habitual es que mida y pese al niño, para cerciorarse de que lleva una evolución acorde a su edad. Por supuesto que cada peque tiene su propio ritmo, pero se asegurará de que está dentro de los parámetros normales.

Peso

Según la última Encuesta Nacional de Salud, dos de cada 10 niños españoles tienen sobrepeso y uno de cada 10 sufre obesidad. Si tu hijo empieza a tener un exceso de peso el principio de curso, es un buen momento para apuntarle a una actividad extraescolar que se base en el ejercicio físico, como fútbol, baloncesto o tenis.

Salud dental

El pediatra también revisará la salud bucodental de tus hijos. Si por ejemplo aparece una caries, podrás ir a un odontólogo pediátrico para ponerle solución a tiempo y que no haya que extraer la pieza. También podrá daros las pautas para sentar los hábitos de una correcta higiene bucal infantil.

Vista

La vista está directamente relacionada con el éxito escolar. Si tu hijo no ve bien la pizarra o no puede leer con claridad, sus estudios se resentirán. El oftalmólogo puede solucionarlo con unas sencillas pruebas y poniéndole gafas si las necesita.

Postura

La higiene postural de los niños también es algo que debe controlarse y que el médico puede revisar. El peso de la mochila y las malas posturas en clase, unidos a la falta de ejercicio en muchos casos, puede desembocar en desviaciones de espalda y cuello o en contracturas musculares. El especialista podrá daros indicaciones para que esto no pase.

A partir de los dos años de edad, las revisiones de atención primaria suelen ser cada dos años. Si quieres asegurarte de que todo está bien, es importante elegir el especialista al que llevar a tus hijos. Aprovecha ahora: en otoño es cuando las aseguradoras sacan las mejores promociones en seguros médicos.