¿Qué significan las contingencias comunes en la nómina?

contingencias comunes

Es fácil que sepas cuánto cobras, pero ¿conoces todos los elementos que componen tu nómina? ¿Sabrías decir qué es el término contingencias comunes? Seguramente lo hayas escuchado pero no tengas muy claro a qué se refiere. ¡Después de leer este artículo no tendrás dudas!

¿Qué son las contingencias comunes?

Las contingencias comunes son una de las cotizaciones a la Seguridad Social que los trabajadores realizan a través de su nómina. En otras palabras, es un dinero de tu salario que no llega a tu cuenta, como ocurre también con las retenciones de IRPF.

Estas cotizaciones se usan para que puedas seguir cobrando un dinero cuando no puedas trabajar por algún motivo que no sea por enfermedad laboral o accidente de trabajo. También se encargan de la asistencia médica del trabajador y de su familia.

De todas las cotizaciones, la base por contingencias comunes es normalmente la más elevada. La razón es fácil de entender, es la que más veces activarás y las que más supuestos cubre.

Te ofrecemos la solución que necesitas. Asegura tu ahorro

¿Qué prestaciones cubren las contingencias comunes?

En concreto, las contingencias comunes de la Seguridad Social incluyen:

  • La Incapacidad laboral Temporal o IT por enfermedad común o accidente no profesional. En otras palabras, la baja por enfermedad y la baja por accidente no laboral.
  • La asistencia sanitaria
  • La jubilación.
  • La Incapacidad, tanto la laboral permanente total como la absoluta y la gran invalidez.
  • Muerte y supervivencia por enfermedad común o accidente no laboral. Esto incluye las pensiones de viudedad, orfandad, auxilio por definción y pensión y subsidio a favor de familiares.
  • La protección a la familia.
  • Las prestaciones farmacéuticas.
  • La prestación contributiva por maternidad .
  • La prestación contributiva por paternidad.
  • Las prestaciones por riesgo durante el embarazo durante la lactancia natural.
base de cotización por contigencias comunes

Diferencia entre contingencias comunes y profesionales

Frente a las contingencias comunes se sitúan las contingencias profesionales.

Si las primeras cubren hechos cotidianos del día a día o de la vida misma, como un accidente o una enfermedad, las segundas se refieren a cuestiones laborales (de ahí su nombre).

Las cotizaciones por contingencias profesionales se activan en caso de enfermedades y accidentes laborales. En otras palabras, cubren cuestiones relacionadas con el trabajo según lo definido en los artículos 156 y 157 de la Ley General de la Seguridad Social.

¿Cómo se calcula la base de cotización por contingencias comunes?

La base no es fija, varía en función de cada tramo salarial, aunque después el tipo que aplica la Seguridad Social será siempre el mismo. Para el cálculo de la base de cotización por contingencias comunes hay que sumar:

  • El salario base, incluidos todos los conceptos salariales, aunque excluyendo las horas extraordinarias y complementos extrasalariales como las dietas o el kilometraje.
  • La parte proporcional de las horas extraordinarias.

Así es como darás con la base de cotización por contingencias comunes. ¿Qué porcentaje pagarás después a la Seguridad Social? El tipo a aplicar es del 4,70% como trabajador.

Por su parte, la empresa también cotizará por ti por este mismo concepto. Su aportación será del 23,6% sobre esa misma base de cotización.

Un ejemplo concreto

Juan tiene un salario base de 1.200 euros al que suma 50 euros en dietas, 100 en kilometraje y 250 euros en comisiones. ¿Cuánto cotizará por contingencias comunes?

El salario bruto de Juan asciende a 1.600 euros al que habrá que restar los 150 euros de dietas y kilometraje. Sobre los 1450 euros restantes se aplicará un 4,7% para dar con la cantidad que pagará por contingencias comunes.

contigencias comunes nomina

Si te interesa este post, también puedes leer nuestro artículo sobre cómo funciona la excedencia laboral

¿Cuánto cobras de baja por contingencias comunes?

Estas cotizaciones sirven para cubrirte en caso de baja si, por ejemplo, te pones enfermo. ¿Cuánto cobrarás en este caso? La cuantía dependerá de la duración de esa baja.

Como norma general, en una baja por enfermedad común empezarás a cobrar la incapacidad a partir del cuarto día. Desde ese momento y hasta el día 20 percibirás el 60% de la base reguladora. A partir del día 21 cobrarás ya el 75%.

La empresa se hará cargo de pagarte por enfermedad durante los primeros 15 días. A partir de ese momento será la Mutua o la Seguridad Social quienes corran con ese gasto.

seguro de salud

Las contingencias comunes en los autónomos

Las cotizaciones de los autónomos a la Seguridad Social funcionan de forma ligeramente diferente. Para empezar, esas cotizaciones no dependen de los ingresos del trabajador por cuenta propia, sino de la base de cotización que él mismo escoja suscribir.

En contra de lo que se pueda creer, los autónomos también cotizan por contingencias comunes. En otras palabras, pueden cogerse una baja por enfermedad como cualquier empleado. Otra cuestión es que, al cotizar cerca de la mitad por la base mínima, la cuantía que percibirían no compensa los trámites burocráticos salvo para enfermedades de larga duración.

La cotización por contingencias comunes de los autónomos es de un 28,3% sobre la base de cotización, la misma que pagan un empleado sumando su cotización más lo que la empresa paga por él.

Para un autónomo que pague la cuota mínima de 944,4 euros, su cotización por contingencias comunes supondrá 267,26 euros de la cuota que paga a la Seguridad Social.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
José Trecet

Soy un apasionado de las finanzas personales y los impuestos. Me decido desde hace más de 15 años a escribir sobre ahorro, dinero, inversión y fiscalidad en diferentes medios.
Me gusta pensar que ayudo a las personas a mejorar su formación financiera y a tomar mejores decisiones sobre el dinero. De hecho, las finanzas conductuales son una de mis grandes pasiones. Y es que cuando se trata de nuestro dinero, somos mucho menos racionales de lo que pensamos. En mis artículos entenderás por qué.