IVA: qué es el Impuesto sobre el Valor Añadido y para qué sirve

Qué es el IVA

El IVA es el impuesto más presente en tu vida con mucha diferencia. Está presente en casi todas las compras que haces y también en los servicios que contratas.

Es fácil que tengas más o menos claro en qué consiste,  pero ¿Sabes cómo funciona o por qué se paga? Eso es lo que vas a averiguar y aclarar de una vez por todas en este artículo. ¿Empezamos?

Te ayudamos a garantizar la tranquilidad que quieres para ti y los tuyos


¿Qué es el IVA?

El IVA o Impuesto sobre el Valor Añadido es el principal impuesto indirecto en España y grava el consumo.

En otras palabras este impuesto se aplica sobre las cosas que consumes, tanto bienes como servicios. Se hace sumando un porcentaje que incrementa el precio de cada artículo.

Este porcentaje se suma a lo largo de toda la cadena de producción, desde el que obtiene la materia prima que vende al fabricante hasta la tienda donde finalmente que compras el producto que sea.  Por eso mismo también se habla del impuesto al valor agregado.

tipos de IVA

¿Para qué sirve el IVA?

Pero este IVA no es de quien vende el producto o presta el servicio. El IVA es del Estado y cada tres meses esa empresa o autónomo debe ingresar a Hacienda el IVA que ha cobrado a sus clientes. Esto es lo que se conoce como IVA repercutido.

Para ajustar cuentas, que no paguen de más y para premiar esa labor que las empresas ejercen como recaudadoras del impuesto para el Estado, Hacienda permite restar al IVA cobrado el IVA soportado. Es decir, el IVA que ellos han tenido que pagar por la materia prima, energía y demás para poder hacer el producto u ofrecer su servicio.

A modo de ejemplo, una tienda sumará el que le corresponda en sus artículos y podrá restar el IVA que pague al fabricante, el del alquiler del local y la luz, entre otros. La diferencia entre el repercutido y soportado es lo que ingresará a Hacienda. Esto también aplica a otros casos como los gastos deducibles de los autónomos que trabajan en casa.

Y para eso es para lo que sirve, para aumentar los ingresos del Estado, entro otras cosas. Además, también puede ser útil para primar a determinados sectores o productos. La forma de hacerlo es ‘jugar” con los diferentes tipos.

Los tipos de IVA

En España existen tres tipos de IVA. Cada uno suma un porcentaje distinto al precio final de venta de productos.

Tipo general

Es el que se aplica por defecto, como su propio nombre indica. El general es del 21%. Ese es el porcentaje que se suma al precio de la mayoría de compras y servicios que contratas.

Tipo reducido

El tipo reducido en España es del 10% y se aplica sobre servicios y bienes de primera necesidad. También se usa para incentivar a determinados sectores. Dos ejemplos son la bajada del el IVA de las mascarillas o  del IVA de la luz de forma puntual.

En el lado contrario está el IVA en peluquerías, que pasó del tipo reducido al general en XXX.

El tipo reducido se aplica sobre:

  • Alimentos alimentos utilizados para la nutrición humana o animal, sin incluir las bebidas alcohólicas. Así como animales, vegetales y demás productos utilizados para la obtención de alimentos.
  • Productos y servicios empleados en actividades agrícolas, forestales o ganaderas (Semillas, fertilizantes, insecticidas, herbicidas, etc.).
  • Consumo de agua (no la venta de productos como agua embotellada) REVISAR.
  • Productos e instrumentos sanitarios, incluidos los complementos para suplir las deficiencias físicas del hombre. Un ejemplo serían las gafas graduadas o las lentillas.
  • Las viviendas, incluidas las plazas de garaje y anexos (salvo sobre las que se aplica el tipo superreducido).
  • Los transportes de viajeros y sus equipajes.
  • Servicios de hostelería, que incluye tanto alojamiento como restauración.
  • Servicios de limpieza de vías públicas.
  • Asistencia sanitaria, dental y curas termales que no gocen de exención.
  • Obras de renovación y reparación realizadas en viviendas.
  • Arrendamientos con opción de compra viviendas, incluidas las plazas de garaje y anexos.
  • Las importaciones de objetos de arte, antigüedades y objetos de colección.

Tipo superreducido

El superreducido en España es del 4% y se reserva para los productos de primerísima necesidad, los que se consideran básicos.

Este es el listado:

  • Alimentos no elaborados como el pan, harina, huevos, leche, quesos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales.
  • Libros, periódicas y revistas que no contengan única o fundamentalmente publicidad.
  • Medicamentos de uso humano, substancias medicinales y productos que se usen para su obtención.
  • Coches y vehículos para minusválidos.
  • Prótesis e implantes.
  • Viviendas de protección oficial realizadas por el promotor, así cmo sus garajes y anexos.
  • Servicios de teleasistencia, ayuda a domicilio, centro de día y de noche y atención residencial.

Actividades exentas del IVA

Por último, existe un número limitado de servicios que no llevan IVA.

  • Seguros, capitalizaciones y reaseguros.
  • Sellos de correos
  • Loterías
  • Productos de ahorro y financieros
  • Servicios educativos y clases particulares
  • Asistencia profesional médica y sanitaria
Cómo funciona el IVA

¿Es mucho o poco el IVA en España?

Desde la Unión Europea (UE) llevan tiempo reclamando una subida del IVA al Gobierno. Estiman desde Bruselas que en España se paga poco IVA en comparación al resto de países comunitarios. ¿Realmente es así? La clave para averiguarlo es comparar el IVA nacional con el del resto del mundo. Así es como queda:

Estado miembroTipo normalTipo reducidoTipo superreducido
Austria20%10% / 13%
Bélgica21%6% / 12%
Bulgaria20%9%
Chipre19%5% / 9%
Chequia21%10% / 15%
Alemania19%7%
Dinamarca25%
Estonia20%9%
Grecia24%6% / 13%
España21%10%4%
Finlandia24%10% / 14%
Francia20%5,5% / 10%2,1%
Croacia25%5% / 13%
Hungría27%5% / 18%
Irlanda23%9% / 13,54,8%
Italia22%5% / 10%4%
Lituania21%5% / 9%
Luxemburgo17%8%3%
Letonia21%12% / 5%
Malta18%5% / 7%
Países Bajos21%9%
Polonia23%5% / 8%
Portugal23%6% / 13%
Rumanía19%5% / 9%
Suecia25%6% / 12%
Eslovenia22%9,5%
Eslovaquia20%10%

¿Cómo calcular el IVA de cualquier producto?

Para calcular el IVA de un producto sólo tienes que sumar el tipo de IVA al precio bruto o base imponible.

Por ejemplo, si quieres vender un lápiz a 1 euro, debes saber que el precio final será de 1,21 euros. Este es el resultado de aplicar el IVA del 21% sobre este producto. La fórmula concreta sería:

(1+(1×0,21)= 1,21

¿Y si quieres saber cuánto has pagado de IVA? Todas las facturas que recibas deben desglosar el coste del producto o servicio, incluso el ticket de las tiendas. En él debería aparecer claramente qué parte corresponde al IVA y el tipo que se aplica y qué parte es la base imponible (el producto sin IVA).

¿Cómo te afecta el IVA en el día a día?

El IVA es el segundo impuesto con el que más ingresa el Estado, solo por detrás del IRPF. Sin embargo, la mayoría de hogares y personas pagarán más de IVA al año que de IRPF.

La razón es que el IVA es un impuesto regresivo y el IRPF es progresivo. ¿Qué quiere decir esto? Que el IVA no tiene en cuenta las rentas ni situación personal y el IRPF sí.

Para que lo entiendas mejor, en el IRPF existe una escala o tramos que aumenta según lo hacen tus ingresos. Para quienes ingresos inferiores a 12.000 euros es del 19%, mientras que para los supriores a 60.000 euros es del 45% o más.

Con el IVA no ocurre lo mismo, los tipos de IVA son los mismos para cada persona, sea cual sea su renta y consuman lo que consuman. Esto hace que su impacto sea mayor para las personas con menos ingresos.

Además, es un impuesto que no puedes eludir. Cada vez que consumas estará ahí. En números y según el informe sobre el Día de la Liberación Fiscal del think tank Civismo, un hogar con ingresos de 23.653 euros anuales pagará 3.104,06 euros de IVA y 2.489,56 de IRPF.

Por fortuna, entre ese IVA no estará el de tus seguros. Puedes contratar tus seguros en Aegon con las mejores coberturas sin tener que pagarlo.

¿Conocías el IVA a fondo? ¿Te ha sorprendido cómo funciona o cuánto supone para tu bolsillo? Si no es así, te animo a que lo compartas con tus amigos para que también lo entiendan por fin.

banner seguro de ahorro
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
José Trecet

Soy un apasionado de las finanzas personales y los impuestos. Me decido desde hace más de 15 años a escribir sobre ahorro, dinero, inversión y fiscalidad en diferentes medios.
Me gusta pensar que ayudo a las personas a mejorar su formación financiera y a tomar mejores decisiones sobre el dinero. De hecho, las finanzas conductuales son una de mis grandes pasiones. Y es que cuando se trata de nuestro dinero, somos mucho menos racionales de lo que pensamos. En mis artículos entenderás por qué.