Los errores más habituales en el borrador de la renta

errores en el borrador de la renta
Tiempo de lectura: 6 minutos

Hacienda no es infalible. Puede cometer errores en el borrador de la renta que te costarán dinero. Estos son los más importantes y los que debes conocer.

El borrador de la renta es la principal herramienta de millones de españoles para cumplir con el IRPF. Hacienda lo mejora cada año y aún así, sigue sin ser perfecto. De hecho, es habitual encontrar errores en el borrador de la renta que conviene no perder de vista para no pagar impuestos de más o cometer errores en el IRPF.

Los errores en el borrador de IRPF son de lo más variopinto. Estos son lo más habituales:

  • No reflejar los cambios en tu situación personal
  • No reflejar el cambio de domicilio
  • No sumar correctamente lo que has pagado por la hipoteca
  • No incluir todas las deducciones a las que tienes derecho
  • No incluir la segunda vivienda
  • Compensación de ganancias y pérdidas patrimoniales por tus inversiones

Por qué hay fallos en el borrador

¿Se equivoca a posta Hacienda en la declaración de la renta? Nada más lejos de la realidad. Los errores en el borrador de IRPF que ves reflejados en Renta Web (el programa de la Agencia Tributaria para hacer la renta) solo son un reflejo de su funcionamiento.

Y es que el borrador de Hacienda no es más que la interpretación que la AEAT hace de tu declaración con los datos que tiene a su disposición. El problema es precisamente que estos datos no tienen por qué estar completos ni ser ciertos. De ahí surgen la mayor parte de los errores en el borrador de la renta. Esa es la razón por la que no se aplican deducciones, por ejemplo.

Por eso mismo, uno de los consejos más repetidos al hacer la renta es no aprobar el borrador sin haberlo revisado a conciencia. Tener claros cuáles son los fallos del borrador en Renta Web te ayudará a evitarlos.

Fallos en el borrador de la renta

¿A qué debes estar atento a revisar el borrador de la renta? Estos son los errores más habituales con Hacienda y cómo solucionarlos.

Cambios en tu situación personal

El resultado de la declaración de la renta cambia en función de tus circunstancias personales. Si te has casado, has tenido un hijo o ahora tienes a tu padre viviendo contigo, Hacienda no tiene por qué saberlo. De hecho, es fácil que no lo haga.

Asegurarte de que tus datos personales son correctos puede darte más de una alegría fiscal. El fallo más habitual en el borrador de la renta respecto a las circunstancias personales es no reflejar que te has casado. Contraer matrimonio te permitirá elegir entre hacer la renta de forma conjunta e individual.

Hacer la renta de forma individual suele ser la opción con la que menos impuestos pagarás. Sin embargo, hay situaciones concretas donde compensa hacer la renta conjunta, como cuando uno de los dos tiene ingresos bajos, especialmente si son inferiores a 3.400 euros. En el punto contrario se encuentran quienes pueden desgravar por la compra de vivienda y han pagado más de 9.040 euros entre hipoteca y seguros asociados al préstamo hipotecario. Y es que en este caso, si optas por hacer la renta individual doblarás lo que puedes desgravar por la casa.

El otro gran error del borrador respecto a tus circunstancias personales tiene que ver con los hijos. Hacienda no sabe si has sido padre, por lo que deberás ser tú quien lo apunte. Eso sí, recuerda que la renta se hace un año para otro. A modo de ejemplo, si has sido padre o madre en 2020 no podrás incluirlo ahora al hacer la renta 2019.

Desde un punto de vista fiscal, hay pocas más beneficiosas que ser padre o madre. La razón es que tu mínimo personal y familiar se incrementará en 2.400 euros con el primer hijo, 2.700 euros con el seguro, 4.000 con el tercero y 4.500 euros con el cuarto y sucesivos. La traducción es que pagarás mucho menos impuestos siempre que modifiques el borrador de la renta para incluirlos.

No reflejar el cambio de domicilio

Hacienda no registra los cambios de casa. De hecho, eres tú quien debe informar al fisco, que puede incluso multarte con 200 euros si lo haces. Por eso mismo, si has cambiado tu residencia fiscal, el borrador no lo reflejará prácticamente nunca, salvo que hayas comprado tu casa con hipoteca.

Este es uno de los errores más comunes en el borrador y que puede motivar una multa por parte de Hacienda.

No sumar correctamente lo que has pagado por la hipoteca

Si tienes derecho a la deducción por compra de vivienda habitual, podrás desgravar hasta un 15% del dinero que hayas pagado por la hipoteca sobre un límite de 9.040 euros al año. Lo normal es que el borrador de la renta sólo tenga en cuenta la hipoteca, pero no otros gastos deducibles como el seguro de vida o el seguro de hogar vinculados al préstamo. Y es es que esta es uno de los momentos cuando podrás desgravar el seguro de vida en el IRPF.

No incluir las deducciones autonómicas

Este es un error de bulto que en realidad tiene una explicación sencilla: Hacienda puede ver que has realizado un gasto potencialmente deducible, pero no sabe a ciencia cierta si cumples los requisitos para poder desgravar. Ante la duda, el borrador de la renta no reflejará la deducción.

Esto afecta tanto a las deducciones estatales como las autonómicas. Entre las desgravaciones que te puedes perder si apruebas el borrador sin revisarlo figuran:

  • Deducción por alquiler de vivienda (Hacienda te alerta de que existe, pero no la aplica por defecto)
  • Deducción por compra de vivienda.
  • Deducción por donativos.
  • Deducción por nacimiento o adopción (autonómica)
  • Deducción por inversión en empresas de nueva creación.
  • Deducción por gastos escolares.
  • Deducción por inversión en planes de pensiones (siempre serás tú quien tenga que incluirla).
  • Deducción por el seguro de salud(si eres autónomo)

Las deducciones son la forma que tienes de pagar menos impuestos en la renta. La diferencia entre incluirlas y no hacerlo jugará siempre en tu contra.

No incluir la segunda vivienda

La vivienda es protagonista de muchos de los errores en el borrador de la renta. Revisar el apartado de inmuebles dentro de los datos fiscales es imprescindible si tienes más de una casa. Al hacerlo, debes prestar atención a que domicilio figura como el habitual y al uso de la casa.

La segunda vivienda es uno de los principales motivos de inspecciones fiscales y sanciones por la renta por parte de Hacienda. La razón es que la segunda vivienda tributa en el IRPF.

En otras palabras, vas a tener que pagar impuestos por la casa de la playa o del pueblo si no está alquilada. Incluso si la alquilas por temporadas, tendrás que pagar impuestos tanto por ese alquiler que ganas como por el tiempo que esté vacía. Esto es lo que se conoce como una imputación de renta inmobiliaria. A efectos prácticos, tendrás que sumar un 0,1% del valor de la casa como si fuese un ingreso más en la renta.

Compensación de ganancias y pérdidas patrimoniales por tus inversiones

El último gran error en la predeclaración de Renta Web afecta a traders e inversores en general. En primer lugar, si inviertes debes asegurarte que esas inversiones aparecen en la renta. En este punto, recuerda que sólo hay que pagar impuestos al recuperar el dinero. Es decir, si tienes dinero en acciones pero no las has vendido, no debes pagar por la ganancia acumulada. Esto mismo se aplica también a fondos de inversión, ETFs, y los seguros de ahorro, entre otros productos.

Al imputar esas ganancias, Hacienda se olvidará siempre de las pérdidas. ¿Qué pasa cuando pierdes dinero? Que puedes restarlo a las ganancias que hayas obtenido ese año y si las cuentas siguen sin cuadrar, podrás arrastrarlas durante los siguientes cuatro ejercicios.

A modo de ejemplo, si en 2019 has perdido 3.000 euros en bolsa y has ganado 1.000 euros en fondos de inversión, Hacienda te permite restar las pérdidas a las ganancias. De esta forma sólo pagas impuestos por tus ganancias reales, que en este caso no existen. Es decir, en 2019 habrías perdido 2.000 euros con tus inversiones. Ese dinero lo podrás utilizar en la renta 2020, 2021, 2022 y 2023 para restarlo a las ganancias que obtengas esos ejercicios.

Con un  seguro de ahorro o un seguro de jubilación no tendrás este tipo de problemas ni pagarás impuestos cada año en la renta. ¿Quieres conocer tus sus ventajas? Aquí puedes hacerlo: Seguros de ahorro e inversión.

ESTO SE PUEDE QUITAR SI QUIERES TERMINAR CON UNA LLAMADA AL SEGURO; PERO ES COMO YO TERMINARÍA

Cómo modificar el borrador de la renta

¿Cómo puedes hacer para cambiar el borrador de la renta y evitar estos errores? Simplemente tienes que entrar el el programa Renta Web de la Agencia Tributaria a tu borrador del IRPF y modificar los datos de las casillas que correspondan. En el caso de los datos personales, sólo podrás cambiarlos al dar de alta la declaración.

La ventaja del programa Renta Web es que podrás ver el resultado de estos cambios al instante simplemente con ir a la última página del borrador. Así podrás ver el impacto de los errores en el borrador y cómo vas pagando menos en la renta conforme los solucionas.

¿Conocías todos estos errores? Si no es así, te animamos a que los compartas en redes sociales para que otras personas puedan evitar equivocarse al hacer su declaración de la renta.