El ejercicio físico, no sólo beneficioso para nuestra salud, sino también para nuestro cerebro

ejercicio para cerebro

“Mens sana in corpore sano.” Juvenal

Una de las citas más famosas y más utilizadas de la historia empieza a cobrar un sentido mucho más científico en nuestros días. Más allá de la mejora de males como la ansiedad, el estrés y la depresión, actualmente se han encontrado indicios de que la actividad física actúa directamente sobre el cerebro mejorando el rendimiento académico.

¿Qué beneficios produce el ejercicio físico?

Están sobradamente demostrados los beneficios que producen el ejercicio físico sobre nuestra salud. Se obtienen beneficios a nivel cardiovascular, respiratorio y muscular entre otros, pero hasta hace muy pocos años no aparecieron indicios de los efectos positivos que puede provocar en nuestro cerebro y en el de los más pequeños de la casa.

Tras diferentes estudios se han obtenido datos estadísticos relevantes que hacen pensar que la actividad física aumenta el rendimiento académico de los niños que lo practican. En esta misma línea de investigación se han llevado a cabo también ensayos con niños de diferentes grupos de edad en los que se medía la densidad de materia gris y la materia blanca. Los resultados de estas pruebas también confirmaban la hipótesis de los beneficios del ejercicio físico en el cerebro.

¿Cómo se producen esos beneficios?

Un aspecto que sí que continúa siendo una incógnita es la razón por la que se producen estos beneficios, ya que aunque va quedando demostrada la causa-efecto no se conocen las rutas bioquímicas que dan lugar a estos resultados.

Una de las teorías para explicarlo se basa en la famosa frase de que el cerebro es como un músculo que es necesario trabajar. La práctica habitual de cualquier actividad provoca la activación de neuronas en el área implicada en dicha tarea aumentando en número de neuronas dedicadas a esa actividad. La práctica deportiva requiere de una actividad cerebral genérica con muchas áreas implicadas, aspecto que según esta teoría sería la razón por la que se producen los beneficios para el cerebro. Al parecer la clave para que se produzca esta activación neuronal puede estar en la producción de la hormona del crecimiento y de la estimulación de un factor de crecimiento.

El cerebro humano encierra un mundo de funciones aún por descifrar, un mayor conocimiento de su funcionamiento y de aquellos factores que lo favorecen son algunos de los grandes avances de la ciencia de nuestros días. Con el simple hecho de encontrar relaciones directas de los beneficios obtenidos en el cerebro a través del ejercicio físico y con los ya conocidos beneficios en otras partes del organismo no queda ninguna duda de la necesidad de fomentar estos hábitos en los niños desde las edades más tempranas.