Top 10 de los propósitos de Año Nuevo y cómo lograrlos

propósitos año nuevo

¿Te has preguntado alguna vez por qué nunca cumples los propósitos de Año Nuevo? O ¿cómo podrías cumplirlos este año? En este artículo te daremos algunas claves para hacer realidad tus objetivos, además de darte una idea acerca de los propósitos más recurrentes, aunque estamos seguros de que ya has hecho tu propia lista.

 “Ten el coraje de seguir a tu corazón y a tu intuición. Ellos ya saben de algún modo lo que realmente quieres llegar a ser”. Steve Jobs

Y es que a estas alturas muchos nos apresuramos a dejar atrás cosas que no nos han gustado de este año para dar la bienvenida a uno nuevo con propósitos, proyectos y energías renovadas. En esta reflexión, no solo hemos de barajar lo malo, sino el aprendizaje que nos llevamos de todo ello. A continuación queremos darte una idea de las prioridades que tienen los españoles para tener una vida plena, y el papel que juega la salud y los hábitos de vida en ellas.

¿Cuáles son los propósitos de Año Nuevo más comunes?

Seguro que esta lista te resulta de lo más familiar…

  1. Hacer ejercicio. Si hay un clásico entre los clásicos dentro de los propósitos de año nuevo, ese es querer ponerse en forma en el año que empieza. Por ello los gimnasios suelen llenarse en enero, aunque también es igual de habitual que en los meses sucesivos baje ese volumen de asistencia e inscripciones…
  2. Dejar de fumar. Es otro clásico. Para ello es posible que hayas buscado y probado multitud de métodos. Está probado que la forma más eficaz y duradera de dejar de fumar es por ti mismo, de forma voluntaria y con decisión.
  3. Aprender algo nuevo. Parece muy amplio este propósito, pero es posiblemente el más fácil de llevar a término por esta misma razón. También es importante echar la vista al año que acaba para recopilar las experiencias de aprendizaje que nos ha ofrecido.
  4. Perder peso y hacer dieta. También es un clásico, pero muchas veces fracasamos en él. Es crucial que tengas a tu lado a un especialista que te guíe en este arduo camino, ya que a veces tomamos caminos que no son saludables o no somos del todo realistas.
  5. Comer saludablemente. El obstáculo principal que tenemos para llegar a este objetivo suele ser el tiempo. ¿Cuántas veces habremos comido mal y rápido por no tener un espacio para ello? O ¿cuántas veces habremos cocinado cualquier cosa de comer por cansancio o pereza? Para llevarlo a cabo, es necesario una buena planificación.
  6. Salir de las deudas y ahorrar dinero. Aquí también llamamos a la planificación. No hay ahorro sin un plan. En este área también podemos echar mano de profesionales que nos recomienden la forma mejor de hacerlo.
  7. Pasar más tiempo con la familia. La familia y su cuidado es uno de los pilares que parecen ser más importantes para los españoles, y, muchas veces por nuestro ritmo de vida, la dejamos de lado. De nuevo recomendamos una buena planificación del tiempo para poder estar más con las personas a las que quieres.
  8. Viajar a nuevos lugares. Muchos son los estudios que han concluido que viajar es un buen aliado contra el estrés y a favor del bienestar. Sueña con nuevos lugares que visitar y planifica como hacerlo.
  9. Sentir menos estrés. En el mundo en el que vivimos, vivir sin estrés parece todo un reto. Por ello, no es tanto en no sentirlo sino el saber gestionarlo. Para ello te puede ayudar un buen profesional que te pueda entrenar en ello.
  10. Beber menos alcohol. Parece que la salud es un tema muy importante para todos. Puede ser un objetivo para ti reducir o eliminar el consumo de alcohol, y para ello es crucial detectar cual es el motivo de consumo. En el caso que se use para evitar sentir ciertas emociones, es de gran utilidad consultar a un especialista.

¿Cambian las prioridades según la edad de la persona?

Sí, aunque manejamos un Top 10 de propósitos de año nuevo, estos van cambiar considerablemente según el rango de edad que analicemos, tal y cómo se desprende del Estudio de Salud y Estilo de Vida que cada año elabora Aegon:

  • Los más jóvenes, con edades comprendidas entre los 18 y 24 años, parecen ser los más preocupados en tener buenas amistades, tener tiempo libre y tener éxito profesional. 
  • El siguiente grupo de edad, de los 25 a 34 años, ponen con más frecuencia como prioridad, si lo comparamos con otros grupos de edad, el sentir que aporta algo para mejorar su entorno o la sociedad y tener una buena vivienda.
  • De los 35 a 44 años apuntan como más prioritario el tener hijos y tener tiempo libre.
  • En el rango de edad de los 45 a los 54 años, las prioridades de tener buena salud, tener una buena relación de pareja y tener dinero para disfrutar de una vida confortable; parecen ser más importantes que en otras edades.
  • Las personas con edades de entre 45 y 64 años, en cambio, se muestran más preocupados que en el resto de edades en tener buena salud, al igual que el grupo anterior.
  • Y, por último, los más longevos (mayores de 65 años) se alzan como los más interesados en llevarse bien con la familia y sentirse útil para los demás y, en cambio, restan importancia a tener tiempo libre, tener éxito profesional y tener una buena relación de pareja.

¿Por qué nunca cumples estos propósitos de Año Nuevo?

Es posible que año tras año te propongas la misma lista de propósitos de año nuevo pensando que este año lo conseguirás, pero es crucial para llevarlos a cabo unas ciertas condiciones. A continuación te contamos las causas de no llegar a cumplirlos:

Son poco realistas o inalcanzables

Muchas veces nos planteamos los objetivos más llevados por el deseo y la fantasía que por la realidad. Plantearnos grandes retos nos hace que sea imposible alcanzarlos, con la correspondiente frustración y bajada de autoestima. Además, el mantenerlos en el tiempo es una tarea muy costosa, por lo que si conseguimos intentarlo, es posible que la motivación vaya disminuyendo estrepitosamente.

Muchos propósitos al mismo tiempo

Plantearte muchos propósitos a la vez te puede crear un estrés innecesario que concluya con un abandono o fracaso en las metas que te propusiste. Esto es así porque el estrés y cansancio disminuyen tu autocontrol, llevando a tomar decisiones incorrectas.

Propósitos poco específicos

Cuanto más específica sea tu meta, más fácil será ser constante y llevarla a término. Los propósitos no pueden ser planteados como deseos tales como “querría adelgazar”, ya que este planteamiento no ayuda a realizarlo. La formulación del objetivo ha de ser más específico para que sepas como proceder.

No tienes claro por qué te lo propusiste

El encontrar el motivo principal de porqué te lo planteaste es crucial para motivarte en el camino. Se ha visto que encontrar el verdadero valor personal de alcanzar una meta aumenta las probabilidades de llegar a ella. Aquí has de ser honesto contigo mismo.

No diseñas un buen plan para lograrlo

El plan diario para llevar cumplir la meta es crucial. Este plan te ayudará a ser constante, en especial si los propósitos son hábitos que quieres implantar en tu vida. Para ser eficaz, te recomendamos que hagas una guía paso a paso que te ayude en conseguir tu objetivo final.

¿Cómo cumplir tus propósitos este año?

A continuación te presentamos unos sencillos pasos que te ayudarán en este proceso:

  • Empieza con un solo propósito.
  • Escríbelo en un papel.
  • Convierte tu propósito en una acción fácil de lograr y crea un plan. Hazte la pregunta ¿qué acción puedes hacer ahora mismo para empezar?
  • Convierte esa acción en algo aún más sencillo y fácil de lograr. ¿Crees que podrías ser constante en la realización de esa acción incluso en los peores días?
  • Empieza hoy mismo y sé constante. No aplaces el inicio.

El camino hacia la felicidad en los propósitos de año nuevo

La felicidad según la RAE es el estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien. Partiendo de esta definición podemos caer en el error de analizar la frase desde final creyendo que tenemos que poseer un bien para alcanzar la felicidad, cuando la realidad es que la verdadera felicidad ha de conseguirse complaciéndose de los bienes que ya se poseen.

Trabajando en esta línea se encuentran una gran variedad de nuevas terapias individuales y grupales que trabajan en la obtención de la felicidad y todas ellas se encargan de aumentar el valor de lo que se posee y disminuir el deseo de conseguir otras metas para ser feliz. Quizás una de las frases más importantes a la hora de alcanzar este estado durante el mayor tiempo posible sea la que dice: “No es más rico el que más tiene sino el que menos lo necesita”. Sería una actividad muy recomendable acudir de manera habitual a estas sesiones.

La gestión de la frustración

Otro de los impedimentos a la hora de encontrar la felicidad son las frustraciones, por lo que evitarlas ayuda enormemente a estar más cerca de conseguir este deseo. De ahí que para ser feliz en el nuevo año es importante no ponerse objetivos muy difíciles de alcanzar. Es preferible tener propósitos con metas intermedias alcanzables. De este modo se aumentará el nivel de satisfacción al conseguirlas y se obtendrá una mayor motivación para seguir avanzando en el camino de conseguir el objetivo.

Por ejemplo, en vez de decir me voy a poner una dieta y voy a perder 10 kilos, es mejor empezar cambiando el pan blanco por pan integral, y que ese sea el primer objetivo, y que el segundo sea por ejemplo sustituir las bebidas azucaradas en las comidas por zumos. Así se irán obteniendo pequeñas alegrías que ayudan a conseguir el objetivo final y aun no consiguiéndolo siempre se habrán realizado mejoras beneficiosas.

Las hormonas de la felicidad

Otro de los grandes secretos en el camino de la felicidad nos lo muestra la propia ciencia. Existen una serie de hormonas que segregadas en el torrente sanguíneo provocan este estado que tanto perseguimos. Está demostrado que actividades como cantar y bailar en grupo, realizar ejercicio físico, besarse y el contacto con la naturaleza, favorecen la secreción de estas sustancias placenteras que provocan felicidad. Por eso es evidente que estos han de ser los propósitos de año nuevo que debemos incluir en la lista de acciones que debemos llevar a cabo en el nuevo año.

A modo de resumen para ser más felices debemos tener propósitos alcanzables, acudir a sesiones que ayuden a encontrar y a seguir el camino adecuado y realizar aquellas actividades cuya eficacia para lograr la felicidad está totalmente demostrada.

Es posible que para este año te hayas planteado cuidarte más y aumentar tus esfuerzos en prevención. Como hemos podido ver, más que un propósito es un deseo y está planteado de forma amplia. Dentro de él, un área de mucha importancia es asegurar que tú y tu familia tengáis los recursos para hacerlo. Para convertir este deseo en una acción sería de gran ayuda calcular tu seguro de salud e informarte de las ventajas que este producto te puede dar. ¡Y comienza el año en el camino para cumplir con alguno de tus propósitos!

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin