Como nos protege como consumidor la nueva Ley Hipotecaria

cambios ley hipotecaria consumidor

Conoce como la nueva Ley Hipotecaria ayuda al consumidor a estar mejor informado antes de contratar SU hipoteca

Desde el pasado 17 de junio de 2019 la firma de hipotecas ha cambiado de forma importante para el consumidor al empezar a aplicarse la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario.

La nueva Ley Hipotecaria beneficia al consumidor en un producto tan importante que condiciona para muchos el resto de todas las decisiones financieras, en todas las fases de contratación, desde las condiciones del préstamo, incluido la obligación de contratación de productos de forma cruzada para bonificar el tipo de interés, a, como veremos en este artículo, toda la fase de información previa en la que se determinan las condiciones de la hipoteca.

Como nos protege antes de la firma: nueva Ley Hipotecaria

Tener la correcta información para saber anticipadamente que condiciones tiene la hipoteca y así poder comparar y negociar con la entidad financiera es vital. Ahora, con la nueva Ley Hipotecaria además de las condiciones generales de la contratación que tienen aparecen en las páginas web del prestamista se tiene que entregar en soporte duradero a los posibles clientes la información precontractual.

Además, tras el estudio de la viabilidad de la hipoteca, el cliente tiene que recibir información personalizada del préstamo hipotecario que se le ofrece, mediante la Ficha de Información Normalizada (FEIN). Esta información tiene la consideración de oferta vinculante. Por ello, entre la entrega de esta ficha y la firma de la hipoteca han de trascurrir como mínimo 10 días.

También se deberá entregar una Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE), con información sobre las cláusulas y elementos más relevantes del contrato, como el índice hipotecario que se aplica en las hipotecas variables o que ocurre en caso de vencimiento anticipado.

En este proceso previo a la concesión tiene una gran importancia la evaluación del riesgo. La nueva Ley Hipotecaria obliga a los prestamistas a evaluar la solvencia tanto de prestatarios como de los avalistas. No se puede aprobar una operación hipotecaria solo con la garantía del inmueble. Por todo ello se consulta no solo la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), también ficheros de impagos privados como ASNEF. Si tras la evaluación se deniega la hipoteca habrá que justificar el porque de esta denegación.

Papel más importante del notario

Ya concedida la hipoteca hay que pasar por el notario. La figura de este fedatario público también cobra mayor importancia. Así se obliga a que tanto el prestatario de la hipoteca como los posibles avalistas acudan dos veces al notario antes de la firma, cuando hasta ahora solo acudían en el momento previo a esta.

La primera visita se realiza al menos con diez días de antelación a la fecha de la firma. En esta vista el notario informará a los firmantes sobre todas las cláusulas de la hipoteca, levantando acta notarial de esta visita.

Así, se da margen suficiente para aclarar, e incluso cambiar, las condiciones de la hipoteca en el momento de la firma y así evitar sorpresas posteriores.