Qué es un proyecto de vida y por qué deberías hacer el tuyo

familia unida consiguiendo su proyecto de vida

A lo largo de nuestra vida vamos cumpliendo una serie de hitos que van marcándonos. Muchos no son esperados, pero tener conciencia de todos ellos es importante y, para ello, es de gran ayuda realizar un proyecto de vida.

Su idea central es tan sencilla como muchas veces complicada: plasmar proyectos enfocados en nuestra propia autorrealización.

La complejidad de un plan de vida viene derivada de que estos proyectos están sujetos a muchas coyunturas, tanto externas como internas. Las necesidades materiales propias o de los que nos rodean, los cambios familiares o la búsqueda de la salud y el bienestar, son condicionantes muy importantes.

Por ello, tener un plan de vida como referencia, con sus metas y objetivos, es esencial. Si quieres saber más sobre qué es un poyecto de vida, quédate y te lo cuento.

Te ayudamos a garantizar la tranquilidad que quieres para ti y los tuyos

Qué es un proyecto de vida

Se puede definir el proyecto de vida de una persona como aquel plan que dibuja y detalla nuestros objetivos vitales.

Estos son las necesidades que queremos cubrir, y aquí está el principal problema a la hora de definir qué es un proyecto de vida: marcar nuestros propios objetivos, que pueden ser muy distintos a los de nuestro entorno cercano y a las expectativas sociales.

El segundo gran problema está en la capacidad de adaptarse a los cambios que conlleva la vida. Un proyecto de vida no deja de ser una construcción continua en la que, aunque se marquen unos objetivos, están sujetos también a modificaciones.

Por último, a la vez que definimos qué es un proyecto de vida debemos tener muy en cuenta cómo conseguir estas metas:

  • Que estas sean significativas
  • Los propósitos tienen que ser claros
  • Deben contener aspiraciones propias y personales
  • Se debe tener muy en cuenta su secuencia, cómo conseguir unos objetivos ayudan a lograr otros
  • No son fijas, aunque deben tener una línea clara

Cómo hacer un proyecto de vida

Construir un plan de vida, por tanto, no se puede hacer a la ligera, exige un tiempo de reflexión. Debemos tener en cuenta los objetivos importantes y sus posibles incompatibilidades.

El siguiente punto fundamental para realizar un proyecto de vida está en sus bases. Aunque, como su propio nombre indica, el plan de vida tiene una perspectiva de futuro, señalando hacia dónde queremos ir, siempre parte de qué es lo que somos. Cualquier proyecto de vida está conectado en el momento en el que lo diseñamos.

A partir de estas bases, podemos seguir los siguientes pasos para la construcción de un plan de vida:

Definir las necesidades

La identificación de nuestras necesidades personales es fundamental. No se trata de hacer una lista, sino de analizarlas y ver sus conexiones. Por ejemplo, si el incumplimiento de una conlleva a que no se puedan lograr otras.

También se trata de superar las necesidades básicas para centrarnos en aquellas que combinen la propia autorrealización, como ya te había adelantado, más allá de lo que marque la sociedad y entorno, y especialmente que nos genere satisfacción.

Pero lo más importante es que, en este proceso de definición, hay que realizar un esfuerzo para separar aquellas que son superficiales de las realmente importantes.

Establecer objetivos

Para llegar a estas metas del proyecto de vida, a su vez, hay que establecer objetivos. Los objetivos deben ser concretos, estar bien definidos y en el plan de vida se debe señalar qué herramientas son necesarias para lograrlos. Por ejemplo, una meta es tener una formación universitaria, mientras que el objetivo marcado sería matricularse en un determinado Grado universitario, y definir el tiempo y los recursos necesarios para conseguirlo.

Los objetivos de un proyecto de vida deben cumplir una serie de puntos clave:

  • Deben ser realistas, realizables
  • Si son grandes y a largo plazo, se pueden descomponer en otros más pequeños y a corto plazo
  • Se tiene que analizar la relación entre ellos, si solo cumpliendo unos, se pueden conseguir otros
  • Hay que hacer seguimiento y revisión continua
  • Es importante realizar refuerzos positivos cada vez que los cumplimos

Analizar nuestros propios valores

Si un plan de vida busca nuestra autorrealización, este debe ser fiel a nuestros valores, que son los que nos definen como persona. Ir en contra de nuestros propios valores, conlleva a una confrontación interna, una disonancia cognitiva, que puede derivar en problemas de sensación de culpabilidad, angustia e incluso estrés o ansiedad.

💡 Por si en algún momento has tenido o tienes síntomas de estrés o ansiedad, te dejo nuestro artículo con trucos para entrenar tu mente en momentos de crisis y reducir la ansiedad, deseando que te sean de mucha utilidad.

Por ello, es importante un correcto análisis de nuestros propios valores:

  • Podemos descubrirlos haciéndonos preguntas a nosotros mismos
  • Deben ser valores propios, no impuestos
  • Tienen que reflejar nuestra visión de la vida

Elaborar el plan de vida

Los pasos anteriores nos dejan el camino despejado para confeccionar un plan de vida, el cual arranca con estos puntos:

  • Respetar el punto de partida: no se trata de revisar o hacer críticas a nuestro pasado, sino de construir nuestro futuro
  • Buscar cubrir todas nuestras necesidades
  • Todos los objetivos deben der realizables
  • Debe tener un efecto acumulativo, lograr unos objetivos lleva a otros y estos a cumplir unas metas
  • Es importante ser flexibles a determinados cambios, esto no significa que renunciemos a nuestros valores, pero sí a poder si es necesario desistir de algunas metas, tomar otras y especialmente aprender del proyecto

Seguir y cumplir con un proyecto de vida conlleva importantes ventajas:

  • Potenciamos nuestra propia motivación y nuestro esfuerzo, y lo hacemos en muchas ocasiones en contra de factores externos, sociales y económicos
  • Separamos lo que es importante de lo que no lo es
  • Estimulamos nuestro crecimiento personal a partir de un mayor autoconocimiento

💡 Si te preocupa tu futuro y estás pensando diseñar tu proyecto de vida, probablemente también te interese considerar contratar un seguro de vida, por eso te enlazo a la web de Aegon, para que puedas ver toda su oferta en seguros de vida.

Ejemplo de un plan de vida

Siguiendo los puntos anteriores, podemos construir nuestro proyecto de vida. No existe ningún modelo fijo, se puede realizar de múltiples formas, pero como ejemplo de plan de vida, podemos tomar los siguientes puntos:

  • Una biografía personal: en la que analicemos cómo ha evolucionado nuestra vida en aspectos personales y profesionales.
  • Definir cómo somos:
    • Situación personal: estudios, economía, obligaciones familiares. Un ejemplo de esto podría ser “soy graduado en Historia, no tengo trabajo fijo, tampoco pareja e hijos”.
    • Nuestra dedicación y tiempo disponible: siguiendo nuestro ejemplo: “dedico casi todo mi tiempo a unas oposiciones, y mi ocio a hacer deporte y estar con mis amigos”.
    • Cuáles son nuestros valores: “la amistad, ayudar a los demás y construir un mundo mejor a través de nuestro valor”.
    • Nuestras fortalezas y debilidades: en fortalezas “la responsabilidad, la perseverancia o la ayuda a los demás” y en debilidades como “terquedad, rigidez o frustración si no se consiguen los objetivos”.
  • Determinar que queremos ser: para ello, fijamos metas y objetivos, y lo hacemos poniendo horizontes temporales ciertos.
    • Por ejemplo, “mi meta en 10 años como profesional es conseguir una plaza de profesor y, en lo personal, realizar actividades de ayuda a niños y niñas en situación de exclusión”.
    • Para conseguirlo, tengo como objetivos “aprobar oposiciones, mejorar mi formación con un máster en Psicopedagogía y formar parte o crear una asociación que ayude a los niños en situación de exclusión en mi barrio”.
    • En lo personal, un ejemplo de plan de vida es “crear un hogar, estar abierto a tener una relación de pareja sana, tener también buena relación con la familia y ser fiel en el apoyo a mis amigos”.
    • En lo económico, tu proyecto de vida podría reflejar “en 15 años quiero incrementar mi capital un tanto por ciento, para ello, tengo que aprender trucos para ahorrar dinero y cómo empezar a invertir”.

💡 Si estás pensando en invertir, una gran opción son los fondos indexados, te enlazo nuestro artículo al respecto para que aprendas qué son y sus ventajas.

Con estos principios y ejemplo de un proyecto de vida, construiremos un documento base que iremos adaptando a nuestra realidad, pero que debe servir de principio rector. Volviendo a nuestro ejemplo, tener una pareja o hijos, cambiará necesidades y objetivos, pero no tiene que modificar la meta principal que es la vocación de ayuda social, especialmente a los niños.

En definitiva, para un plan de vida se trata de tener claramente definidas unas metas, qué es lo importante y hacia dónde queremos ir, para no solo luchar para conseguirlo, sino también de ser fieles a nosotros mismos ante tanto ruido externo que nos rodea.

Si este artículo te ha resultado interesante, no dudes en compartirlo con tus amigos y familiares. Además, te animo a que nos sigas en nuestras redes sociales para que veas todos los posts que publicamos diariamente sobre Vida y muchos otros temas. ¡Te esperamos!

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn