Qué es el blockchain y porque está tan de moda

AEGON - que es el blockchain

Cada día intercambiamos más datos. Para realizar compras, pedir una cita al médico, solicitar una subvención o realizar operaciones financieras. En todo este proceso dejamos huella, nuestros datos que son custodiados por el receptor, suponiendo riesgos y también que muchas de estas transacciones no sean tan eficientes.

Frente a esta realidad surge el blockchain, una tecnología segura de intercambio de datos en la que todas las partes inmersas en la transacción tienen toda la información, como si se tratara de un libro de contabilidad con todas las entradas y salidas. Con ello se consigue que nada más transmitir una parte de esta información, un “bloque”, se conozca o genere esta contrapartida. El resultado es que con el intercambio de bloques se consigue más seguridad, pero también en muchas facetas prácticas un importante ahorro de costes.

Aplicaciones prácticas del blockchain

El origen del blockchain está en el bitcoin, la criptomoneda más usada. El objetivo de esta tecnología en su origen era poder realizar intercambios financieros entre terceros sin pasar por entidades financieras, pero a partir de estos principios se están desarrollando muchas aplicaciones en distintos servicios con una clara mejora de eficiencia:

Micropagos

Su objetivo es reducir los costes, para la entidad y para el cliente, y por tanto eliminar comisiones para este último. Esto permitirá además poder realizar pagos de forma global, entre personas y entidades, en países lejos de nuestro entorno donde actualmente los costes son muy elevados.

Energía

Son muchas empresas energéticas que ya apuestan por el modelo blockchain en la relación entre productores y comercializadores. La existencia de diferentes formas de generación: nuclear, térmicas o renovables con el que se conforma el mix energético y con diferentes precios e importancia en la generación (por ejemplo, la eólica aumenta su producción en otoño e invierno cuando hay más viento, o la hidráulica en primavera cuando aumentan las reservas hídricas), hace que ganar eficiencia y abaratar las transacciones permita una reducción de costes que llegue al consumidor.

También permitirá que un productor de su propia energía además de controlar su autoconsumo pueda vender más fácil y eficientemente sus excedentes.

Almacenamiento en la nube

En lugar de almacenar toda la información en un único servicio de almacenamiento en la nube como Drive o iCloud, el almacenamiento descentralizado nos permitirá distribuir la información en paquetes entre múltiples usuarios y disminuir riesgos de hackeo o pérdida de información.

Industria

Especialmente en industrias como la de la automoción o electrónica en la que es vital tener un control de la cadena de suministros de forma más eficiente y económica. También ayudará a la personalización de productos transmitiendo las preferencias del comprador de forma automática.

Contratación y registro de documentos

Con blockchain podemos verificar la autenticidad de cualquier documento que haya sido registrado en este sistema, lo que ayuda a la contratación de productos o a interponer cualquier tipo de queja o reclamaciones facilitando la interactuación entre cliente y empresa.

En definitiva, la tecnología blockchain acaba de llegar, pero sus aplicaciones prácticas pueden cambiar muchos de los procesos empresariales y su relación con el usuario final.