Running: 10 consejos para prepararse para una carrera de media o larga distancia

Running Salud

“No estoy en competición con nadie más excepto conmigo misma. Mi siguiente meta es superar mi última actuación.”  Céline Dion.

Correr se ha convertido en una moda actual a la que se han apuntado muchas personas en los últimos años. Son indudables los beneficios que provoca el ejercicio físico en nuestro organismo, sobre todo si se lleva a cabo de manera moderada. Sin embargo, a la hora de competir hay que cumplir una serie de pautas que ayudan a prevenir lesiones y a mejorar las marcas. A continuación os damos algunos consejos para preparar carreras a media y larga distancia.

  • Una de las principales causas de fatiga muscular, cansancio y lesiones es la falta de hidratación, por lo que la ingestión de líquidos tanto en los días previos como el día de la prueba se torna imprescindible.
  • La principal fuente de energía proviene de los hidratos de carbono. El cuerpo mantiene unas reservas energéticas en los músculos y en el hígado, es muy importante completar esas reservas al menos tres horas antes de realizar el ejercicio físico. Esto se consigue con la ingestión de alimentos como pasta o arroz, mejor aún si tienen un punto bajo de cocción.
  • El estado mental es otro de los puntos fuertes a la hora de realizar estos retos, por ello, respetar las horas de sueño y evitar cualquier tipo de estrés en los días previos es indispensable para aumentar el rendimiento.
  • El hábito diario a realizar ejercicio físico adapta todo el organismo a esa circunstancia aumentando cada vez más la capacidad para llevar a cabo dicha actividad.
  • El entrenamiento previo ha de ser planificado concienzudamente, alternando las cargas altas de ejercicio con periodos adecuados de descanso para la recuperación muscular.
  • Ser precavido es uno de los mayores consejos que se puede dar en todos los aspectos de la vida, en este caso es indispensable planificar las necesidades que pueden surgir durante la carrera para tratar de que no falta nada durante el recorrido. Estas necesidades pueden ser de agua, de sales, de alimentos, de cambio de ropa, etc.
  • Algo que en la mayoría de los decálogos pasa desapercibido y que es también muy importante es visitar el aseo antes de comenzar ya que resulta bastante incómodo y perjudicial la práctica de ejercicio con la vejiga llena.
  • Hay que prestar mucha atención al calzado y a la vestimenta que se usa, ya que puede provocar rozaduras y ampollas que limiten ampliamente el movimiento.
  • Si tratamos de que las horas de entrenamiento diario coincidan con la hora de la prueba el organismo tendrá más adaptados los ritmos fisiológicos obteniendo grandes beneficios en el momento de la carrera.
  • En las horas previas al evento hay que evitar a toda costa la ingestión de azúcares y de cualquier producto que los contenga en gran cantidad, ya que se podría producir una hipoglucemia al inicio de la actividad.