Volver

Muerte súbita: Qué es, síntomas y causas

muerte subita por problemas de corazon

La muerte súbita conmociona a todas aquellas personas que conocían a la persona fallecida, y es que cuando existe una enfermedad nos vamos haciendo una idea de lo que puede pasar pero, cuando la muerte sucede de repente y sin antecedentes, es un gran jarro de agua fría que cuesta procesar.

A lo largo de los años hemos visto en las noticias como jugadores de fútbol o deportistas sanos, que llevaban una buena alimentación y hacían deporte, morían de forma súbita, impactando en los familiares, amigos y seguidores. Sin poder entender por qué ha pasado ni cómo.

Pero la realidad es que la muerte súbita tiene una explicación y, a continuación, desde Aegon, te la explicamos para que puedas entender qué es lo que pasa y estar atento a los síntomas que pueden preceder. 

¿Qué es la muerte súbita?

Según la Fundación Española del Corazón, la muerte súbita es la repentina e inesperada parada cardíaca en una persona que parecía estar sana y con un buen estado de salud. 

Según diferentes estudios médicos realizados hasta el momento, la muerte súbita es cuando el paciente fallece durante la primera hora desde que aparecen los síntomas de una persona o cuando una persona fallece de forma inesperada cuando, durante las 24 horas antes, estaba bien y sin ningún síntoma.

La principal causa de la muerte súbita es la aparición de una arritmia cardiaca, llamada fibrilación ventricular, una taquicardia ventricular o una bradicardia, que hace que el corazón deje de contraerse y, por tanto, de latir. Por lo que el paciente pierde el pulso, el conocimiento y la capacidad de respirar. 

Si durante esos escasos minutos en los que se desencadena todo este proceso, el paciente no recibe atención médica, fallecerá de forma irremediable. 

Un Seguro médico completo, sin copagos y combinando la
atención presencial con el Hospital Digital

Principales síntomas 

La muerte súbita, como su nombre indica, aparece de repente y sin previo aviso. Por tanto, hasta que no ocurre, es difícil darse cuenta. Pero los expertos alertan de que existen ciertos signos de advertencia que hay que tener en cuenta y no dejar pasar. Algunos de ellos son:

  • Padecer un desmayo sin causa aparente al realizar una actividad física. Esto puede indicar que el paciente tiene algún problema en el corazón que debería valorarse.
  • Dolor en el pecho.
  • Falta de aire.
  • Antecedentes familiares de muerte súbita. Esto aumenta la probabilidad de sufrir una enfermedad cardiaca y muerte súbita. 

Aun así, y aunque no aparezcan síntomas de ningún tipo de enfermedad, es recomendable llevar a cabo una revisión completa anual para poder detectar cualquier anomalía o enfermedad latente que no esté presentando síntomas. 

El médico será quien valore cada caso, derive al especialista, y tome las acciones que se consideren necesarias para mejorar la salud del paciente. 

💡 Consulte con los mejores especialistas del cuadro médico 

¿Cuándo es más común la muerte súbita?

La muerte súbita, según los estudios realizados y los casos ocurridos hasta el momento, es mucho más frecuente en hombres que en mujeres. Y, aunque se han registrado casos en las diferentes edades de las personas, existen dos picos destacables a tener en cuenta:

  • Muerte súbita en bebés de hasta 6 meses e incluso el año de edad, principalmente en los bebés prematuros.
  • Muerte súbita en personas mayores de entre 75 y 85 años.

La muerte súbita en menores de 35 años, con buen estado de salud, es poco frecuente y, cuando sucede, suele deberse a enfermedades relacionadas con el corazón que no han sido diagnosticadas y por tanto, no han podido ser tratadas de la manera adecuada. 

Pero la genética y los antecedentes familiares también son un factor de riesgo para cualquier persona, así que es importante conocer la historia sanitaria familiar y acudir al médico a hacer las revisiones pertinentes. 

Cuando una persona padece alguna enfermedad que no ha sido detectada, principalmente del corazón, y realiza un sobreesfuerzo como practicar deporte, esto hace que el corazón sufra más y se vaya deteriorando el tejido cardíaco. Como no aparecen síntomas y los especialistas no han detectado esa patología, en cualquier momento que la persona, independientemente de la edad que tenga, realice un esfuerzo mayor, su corazón se parará y provocará una muerte súbita. 

En el caso de la muerte súbita del lactante los médicos e investigadores no acaban de ponerse de acuerdo, puesto que no encuentran cuáles son las causas que realmente la pueden provocar. 

Muchos de los investigadores determinan que podría deberse a la falta de capacidad del bebé para despertar y, por tanto, que éste sufra una anomalía en la estimulación del sueño, o que incluso el cuerpo de la criatura no sea capaz de detectar cuando se ha producido una acumulación de dióxido de carbono en sangre y no pueda reaccionar. 

Sea como sea, es un gran impacto para los familiares de los pequeños que sufren el fallecimiento. 

¿Cómo evitar la muerte súbita?

La única forma de evitar la muerte súbita en jóvenes y adultos es llevar a cabo un control rutinario de la salud. Contar con un seguro médico privado es una gran ventaja, pues anualmente se puede solicitar que se lleven a cabo estudios más específicos del buen funcionamiento del corazón. 

En el caso de la muerte súbita en bebés y niños, los expertos recomiendan evitar que duerman boca abajo, evitar que respiren humo del tabaco o incluso compartir cama con sus padres.

Además, también se recomienda que los padres eviten los embarazos seguidos o vivir en situaciones de pobreza que puedan afectar a la salud de los pequeños. 

La cama del bebé debe ser dura y, en el caso de tener antecedente de muerte súbita en la familia, llevar un exhaustivo control médico del bebé.

¿Cuál de las enfermedades súbitas es más peligrosa y por qué?

Las enfermedades súbitas más peligrosas son:

  • Miocardiopatía hipertrófica

La miocardiopatía hipertrófica hace que las paredes del músculo cardíaco se espesen y pierdan la capacidad de bombardear con normalidad. 

Esta es una afección hereditaria difícil de detectar y que, cuando sucede, provoca la muerte instantánea del paciente. 

  • La disección aórtica

La disección aórtica se produce cuando hay un desgarro en la arteria aorta, que es la que transporta la sangre desde el corazón hacia el resto del cuerpo. 

Cuando la disección se produce de forma completa, la sangre se descontrola y fluye por donde no debe, lo que provoca la muerte del paciente.

disección aórtica y la muerte subita

No se conocen las causas por las que se produce esta afección, y por ello es tan grave, aunque sí se sabe que las personas con vasos sanguíneos frágiles son mucho más propensas. 

Los principales síntomas que aparecen son fuertes dolores de cabeza

Además, de estas enfermedades, también hay que tener en cuenta el aneurisma cerebral o la embolia pulmonar, así como otras enfermedades raras que se desconocen. 

La muerte súbita es difícil de predecir e incluso de prevenir, pero los expertos recomiendan que se lleve a cabo un estilo de vida sano, saludable y que, además, se hagan anualmente exámenes médicos más completos para detectar cualquier anomalía en la salud de los pacientes.  

seguro de salud

Fuentes consultadas:

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.