5 imprevistos que te pueden pasar en vacaciones (y cómo prevenirlos)

5-imprevistos-vacaciones

 “Sólo hay dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y principalmente vivir”. Dalai Lama.

 

Hoy te comentamos algunos de los imprevistos que pueden surgir en tus vacaciones. Algunos de ellos los puedes prevenir o solucionar con ayuda de un seguro de salud. Es importante a tener en cuenta que no todos los seguros de salud son iguales. Aunque todos sean privados, hay que tener en cuenta qué coberturas de salud nos ofrecen cada uno.

 

A continuación mencionamos algunos contratiempos comunes que pueden ocurrir durante el periodo vacacional:

 

  1. Accidentes, intoxicaciones y otros problemas de salud

Durante las vacaciones existen ciertos accidentes que pueden ocurrir como que te resbales en la piscina, te pique una medusa, se te rompa un diente o te dé una reacción alérgica a algo. En esos momentos puede ser útil acudir a un centro de salud concertado con tu seguro médico o incluso a urgencias, donde te atenderán con pocas esperas y de forma personalizada.

Por si acaso, te recomendamos meter un botiquín en la maleta que te soluciones rápidamente el llamado “mal del viajero” (la diarrea), así como fármacos contra el estreñimiento (por el cambio de hábitos alimenticios), los vómitos (el verano es época de salmonelosis y gastroenteritis), agua oxigenada y betadine para las caídas accidentales, tiritas para las rozaduras y aloe vera para las quemaduras solares. ¡No olvides tampoco llevar antiinflamatorios o paracetamol para frenar el dolor y la fiebre!

 

  1. Olvido de objetos personales:

Seguro que en algún momento te ha ocurrido el dejarte algún objeto personal en un hotel o lugar donde has pasado tus vacaciones. Esto da especial rabia cuando el objeto tiene un valor sentimental.

Te recomendamos que aunque vayas con mucha prisa, siempre revises a fondo la habitación de hotel o el apartamento antes de hacer el check out, prestando especial atención a los siguientes sitios: la mesita de noche, cajones, armario, caja fuerte, alrededores de la cama / bancos / sillas, escritorio / mesa y el baño.

 

  1. Temas legales vinculados a las vacaciones:

A veces, en las vacaciones podemos vivir situaciones fuera de lo común que implican problemas legales. Puede ocurrir que suframos de un robo o que el servicio que hemos contratado no se corresponde con la realidad final.

¿Qué hacer en estas situaciones? Lo más importante es no perder la calma y no permitir que esto arruine nuestras vacaciones (en la medida de lo posible). Acudir cuanto antes a la policía es el primer paso. El Consulado nos puede ayudar si estamos fuera de España y nos han robado la documentación o necesitamos ayuda.

Podemos prevenir males mayores si seguimos estos consejos:

  • Si estamos fuera de España o debemos coger un vuelo / tren, dejar el pasaporte / DNI en la caja fuerte del hotel.
  • Llevar el dinero y la documentación en bolsillos diferentes y bien cerrados.
  • No llevar nunca la cartera ni el móvil en el bolsillo trasero del pantalón.
  • No llevar bolsos o mochilas a la espalda ni abiertos.
  • Prestar especial atención a los pick pockets en sitios como las estaciones, lugares concurridos o muy turísticos.
  • Si viajamos a países con fama de inseguros, no llevar joyas ni abalorios llamativos, especialmente cadenas que nos puedan lastimar si nos las arrancan de un tirón.

 

  1. Incendios, inundaciones o daños eléctricos:

Dado que las residencias vacacionales suelen ser poco visitadas durante largas temporadas, es posible que llegues a tu casa de la playa y te encuentres con alguno de estos inconvenientes. También puede pasar que, durante tu ausencia en tu vivienda habitual, puedan ocurrir estos desperfectos sin que nadie se percate de ellos hasta tu regreso. Para estos casos en conveniente tener un seguro de hogar.

 

  1. Robos en casa

¿Cómo evitar que te entren a robar mientras estás de vacaciones? Normalmente los ladrones actúan de manera organizada y estudian bien a sus potenciales víctimas antes de arriesgarse a allanar la morada. Por eso, es fundamental limitar la información que pueda alertar a los ladrones sobre tus vacaciones.

 

Algunos consejos son:

 

  • Pídele a algún vecino de confianza, amigo / familiar o al portero que recoja el correo del buzón periódicamente.
  • Cierra bien con llave y deja la alarma conectada (si la tienes).
  • Deja las persianas corridas o las persianas bajadas.
  • Si tienes algún asistente de hogar, programa las luces para que se enciendan y se apaguen periódicamente.
  • No pongas en tus redes sociales (incluyendo tu estado de WhastApp) las fechas en las que te vas de vacaciones, ni cuelgues ninguna información como fotos, vídeos o stories que dé a entender que estás fuera de casa.

 

Esperemos que durante tus vacaciones no sufras de ninguno de estos percances y puedas disfrutar plenamente de ellas. De todas formas, para tu mayor seguridad y la de tu familia dentro y fuera de España en materia de salud, te recomendamos estar asegurado con las mejores coberturas. Así estarás tranquilo y sólo tendrás que estar pendiente de tu descanso.