Causas, prevención y síntomas de la alergia primaveral

sintomas de alergia primaveral

Las alergias son una dolencia cada vez más común, que en primavera afectan en España a miles de personas. Por ello, en este artículo abordamos cómo se desencadenan y cuáles son los síntomas de alergia primaveral, la más conocida.

El sistema inmunitario reacciona ante unas sustancias (alérgenos) de forma exagerada, sustancias que son inocuas para el resto. Entre estos alérgenos, los pólenes ocupan un lugar destacado; aunque no único; desde el sol, los alimentos, la caspa del pelo de los animales hasta incluso los ácaros. Hay muchos alérgenos. Aunque por su importancia y concentración en una época del año la alergia primaveral guarda especial importancia conocer tanto la prevención como los síntomas de la alergia primaveral.

Queremos cuidarte estés donde estés. Servicio de telemedicina 24 horas, 365 días del año

Síntomas de la alergia primaveral

Durante la primavera, el polen se convierte en el enemigo número uno de muchas personas alérgicas. Existen algunas plantas que generan más alergias que otras. Es el caso de las arizónicas, gramíneas, el olivo o las cupresáceas. Además, es bien sabido que este tipo de alergias se da con mayor frecuencia en ambientes urbanos que en rurales; debido a la contaminación atmosférica que favorece su efecto.

Además, cuanto menos llueva en un ambiente, más intensas serán las alergias. Esto ocurre porque la atmósfera no ha podido limpiarse y se mantienen altas concentraciones de polen en el ambiente.

La alergia es una respuesta inmunológica o defensiva que realiza el organismo ante la presencia de una sustancia. Sustancia que, generalmente, no provoca ninguna reacción en la población general.

Los síntomas de la alergia primaveral más característicos son:

  • Estornudos y congestión nasal.
  • Picor de nariz, paladar y garganta.
  • Irritación, picor y lagrimeo de ojos, conjuntivitis.
  • Dificultad al respirar, tos, pitidos (asma polínico)

Cómo actuar en caso de alergia

El primer paso para actuar frente a la alergia primaveral es identificarla. Afortunadamente, los síntomas de alergia primaveral son tan evidentes que permiten relacionarlos muy rápidamente con este problema de salud.

Los síntomas de alergia primaveral se concentran en los pulmones, en ojos y nariz. Lo que les hace muy evidentes. Este cuadro se concentra en los meses de primavera y verano. Aunque no es la única época y, en ocasiones, los factores climatológicos hacen que se adelante al invierno y tengan una mayor duración.

💡 Puedes descubrir más sobre la alergia al sol: tipos, síntomas, tratamiento y más.

Cómo identificar los dos tipos de cuadros alérgicos

Existen dos tipos de cuadros que muchas veces afectan a la vez a un alérgico.

  1. Rinitis alérgica: está definido por obstrucción nasal, mucosidad abundante, tos, estornudos, lagrimeo, y picor (que puede ser de nariz, garganta, o de ambos).
  2. Conjuntivitis alérgica: afecta los ojos que se irritan, enrojecen, pican y le acompaña un continuo lagrimeo.

¿A quiénes afecta más la alergia primaveral?

La alergia primaveral es cada vez más frecuente. Cualquiera puede tener alergia al polen. Aproximadamente el 15% de la población española lo sufre en mayor o menor grado. Este porcentaje se multiplica en niños y jóvenes, en el que según datos del Ministerio de Sanidad se eleva hasta el 30%.

Aunque sus efectos son más molestos que graves, lo cierto es que si la persona que lo sufre tiene otros problemas respiratorios los efectos adversos se multiplican.

Diferencias de la alergia con el catarro

Lo primero que hay que hacer es excluir otras dolencias, como el catarro, cuyos síntomas se asemejan a la rinitis y conjuntivitis alérgica. Congestión, estornudos, tos, dificultades respiratorias, etc. son síntomas comunes pero su forma de actuar y, especialmente el tiempo de duración, es muy distinto.

sintomas alergia primaveral polen

Principales diferencias con el catarro

Por ejemplo, los catarros p el resfriado común son menos frecuentes en primavera, especialmente cuando esta avanza y hay mejor temperatura. También su duración es limitada en el tiempo, son infrecuentes los catarros de más de una semana, además un catarro sí puede provocar fiebre, una alergia no.

Pero, especialmente, en la alergia si hay una clara relación causa efecto. La mayor incidencia se produce unas 24 horas después de que se produzca una gran concentración de polen en la zona en la que vivas. A esto se unen circunstancias climatológicas. Tras jornadas de viento, en la que se mueven más el polen, un alérgico estará mejor y tras la lluvia, que limpia el ambiente y deposita el polen en el suelo, se mejora.

Qué hacer en caso de alergia

Tal y como recomienda la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) si tienes síntomas de alergia primavera acude al alergólogo. Un diagnóstico y tratamiento temprano será fundamental para mejorar la calidad de vida del paciente.

sintomas alergia primaveral prueba de alergia

La forma de diagnóstico más precisa es hacer una prueba cutánea. A través de esta se pone en contacto a tu cuerpo con los diferentes alérgenos para analizar si produce algún tipo de reacción. Así, se identificará qué alérgenos son los desencadenantes del proceso alérgico, cuando afectan más y, especialmente, que tratamiento es el más adecuado.

💡 Repasamos diferentes tipos de reacciones alérgicas y cómo actuar en cada una de ellas.

El tratamiento de la alergia primaveral

¿Cómo combatir las alergias de primavera? Cuando hablamos de tratamiento para la alergia primaveral tenemos que distinguir claramente dos vertientes.

La primera, es el tratamiento sintomático. Como su propio indica su objetivo es intentar paliar o disminuir la frecuencia y la intensidad de los diferentes síntomas de la rinitis o conjuntivitis alérgica. Entre los medicamentos que más se utilizan destacan los antihistamínicos y los corticoides en diferentes formas (pastillas, gotas, etc.).

sintomas alergia primaveral ojos irritados

La segunda es la inmunoterapia, la vacuna de la alergia. Esta consiste en la administración del polen o pólenes con los que se haya reaccionado negativamente en la prueba subcutánea a dosis creciente. El objetivo es inducir la tolerancia y, por tanto, que la reacción ha episodios alérgicos sea menor.

Si sabes que es lo que te da alergia, lo que suelen recomendarte es la mínima exposición al agente alergénico. Pero existen situaciones que es imposible evitarlo, dado que el alérgeno se encuentra en el ambiente, como es el caso de la alergia al polen. Por ello existen varios tipos de tratamientos para aliviar los síntomas de la alergia primaveral.

  • La inmunoterapia o vacuna contra la alergia. Consiste en la administración (por vía sublingual o subcutánea) del elemento que provoca la alergia en dosis cada vez más elevadas hasta un máximo indicado por el especialista. Suele durar este tratamiento entre 3 y 5 años, y parece ser el único capaz de mejorar la alergia e incluso hacer que desaparezca.
  • Antihistamínicos: Son medicamentos que reducen o alivian los molestos síntomas de la alergia. Se trata de fármacos que bloquean la acción de la histamina, que es la sustancia que genera nuestro organismo y produce los síntomas propios de la alergia.
  • Otros productos para aliviar los síntomas como sprays nasales o productos descongestinantes.

Otras medidas para aliviar o prevenir los síntomas de la alergia al polen:

  • Mantente al tanto de los recuentos de niveles de polen en tu ciudad, sobretodo para evitar salir en los días donde el recuento sea muy elevado.
  • Utiliza gafas de sol y mascarilla que cubra nariz y boca para salir al exterior en momentos en los que los niveles de polen son altos o cuando tengas que estar fuera mucho tiempo.
  • Evita salir en los periodos del día en los que hay mayor polinización: de las 5 a las 10 de la mañana y  entre las 7 y 10 de la noche.
  • Trata de no secar tu ropa al aire libre, ya que se podría impregnar de polen.

Prevención de la alergia primaveral

¿Evitar la alergia primaveral es posible? Aunque es imposible evitar el contacto con pólenes si se pueden tomar diferentes medidas que ayuden a prevenir la alergia primaveral.

Entre estos consejos están los siguientes:

  • Mantener las ventanas cerradas:  Lo más posible y que la ventilación necesaria del hogar sea corta.
  • Uso de aire acondicionado con filtros limpios: Si tienes calor, utiliza aparatos de aire acondicionado en los que debes asegurarte de que los filtros estén limpios.Esto es extensible a tu vehículo.
  • En episodios de abundancia de polen, usa mascarilla: No protegerás todas las mucosas, como los ojos, pero si puede disminuir la irritación de nariz y garganta.
  • Uso de gafas de sol: Protegerá tus ojos del polen.
  • Ducharse y cambiarse de ropa cuando llegues a casa: Para eliminar polen que puede retenerse en tus tejidos.
  • Regular tu actividad en los momentos de mayor cantidad de polen: En esos días procura salir lo menos posible de casa y no hacer ejercicio intensivo. El momento de mayor incidencia suele ser a primera hora de la mañana. Es importante consultar la incidencia de polen en tu zona en páginas oficiales como polenes. com.
  • Usar secadora o tender la ropa en el interior: Si la dejas en el exterior se impregnará de polen.
  • Seguir el tratamiento de tu médico: Nunca te auto mediques, sigue siempre sus consejos y si tienes cualquier problema no dudes en ponerte en mano con tu especialista.

¿Qué es el asma polínico?

El asma es una enfermedad respiratoria de larga duración (crónica), que se caracteriza por la inflamación y obstrucción reversible de las vías aéreas y dificultad respiratoria. Esta alteración puede mejorar de forma espontánea o con tratamiento. Se presenta de forma intermitente en forma de atasques de asma.

  • Sensación de ahogo.
  • Fatiga
  • Dolor u opresión en el pecho.
  • Sensación de falta de aire o de ahogo.
  • Silbidos o pitidos cuando se respira.
  • Secreciones o mucosidad.

💡 Quizás también te interese seguir leyendo sobre alergias alimentarias: causas, síntomas y tratamiento.

¿Qué es la alergia respiratoria?

También denominada rinitis alérgica, tiene lugar cuando la persona susceptible inhala partículas capaces de ocasionar una reacción inmunológica (alérgeno). Se producen signos y síntomas respiratorios que afectan a las vías respiratorias altas. Suele venir asociada con el asma (afección de vías respiratorias bajas). Los síntomas son los siguientes:

  • Estornudos.
  • Picor nasal.
  • Moco abundante.
  • Obstrucción nasal.
  • Puede complicarse en sinusitis, pólipos nasales o conjuntivitis.

Esperamos que estos consejos para la alergia primaveral te hayan sido de ayuda. Como solemos advertir, nosotros apostamos por la prevención y el pronto diagnóstico de estas afecciones para que no lleguen a suponer un problema en tu calidad de vida. Para ello, recomendamos acudir en el tiempo lo más breve posible, en caso de sufrir estos síntomas, al alergólogo, que es el médico especialista en este ámbito. El diagnóstico se realizará llevando a cabo las pruebas oportunas que indique el facultativo, mediante análisis, pruebas cutáneas y otras más innovadoras y precisas. Así podrás descubrir la causa de la alergia, rinitis o asma que estás padeciendo. Por ello, te recomendamos revisar las coberturas de tu seguro de salud y así estar tranquilo de que estas pruebas te las puedan realizar a través de él en tu centro médico de confianza.

ℹ️ Te invitamos a conocer de primera mano los testimonios de nuestros clientes Aegon a través de nuestra página de 👉 opiniones.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.