Dermatitis atópica: causas, prevención y tratamiento

dermatitis atíopica

La dermatitis o eccema es la inflamación de las capas superficiales de la piel. Es muy común y casi todos en alguna ocasión la podemos sufrir, y con ello todos sus síntomas: prurito, enrojecimiento, hinchazón e incluso ampollas y descamación.

Todo ello afecta a la capa más externa de la piel y en la mayoría de los casos no causa complicación, el problema es cuando esta dermatitis se convierte en atópica, es decir crónica, y muchas partes de nuestra piel sufre una agresión continua.

Conocer las causas, mantener la piel en el mejor estado para minimizar las agresiones y tratarla de forma adecuada es fundamental para minimizar las complicaciones y molestias de la dermatitis atópica, que puede afectar tanto

💡Para empezar te dejamos estos consejos para el cuidado de la piel

¿Qué es la dermatitis atópica?

El término dermatitis abarca un gran número de trastornos en la piel, que van desde infecciones micóticas, por contacto, alérgicas o numular entre otras. Todas ellas tienen puntos en común, la sequedad de la piel y que una sustancia irritante o alérgeno actúa sobre ella causando molestias.

deermatitis

Pero sin duda, la más conocida es la dermatitis atópica, que es la que actúa durante un periodo de tiempo más largo, con episodios de calma, pero que vuelve a aparecer de forma recurrente, provocando enrojecimiento y picor en amplias zonas de la piel.

Síntomas de la dermatitis atópica

Los síntomas de la dermatitis varían entre diferentes personas, pero los más comunes son los siguientes:

  • Piel seca: Lo que permite que los alérgenos actúen y ataquen la piel.
  • Piel engrosada, agrietada y escamosa
  • Enrojecimiento, con manchas que especialmente afectan a las extremidades (piel y manos), cuello, zonas especialmente más secas como rodillas y codos y en los bebés especialmente en la cara.
  • Sensibilidad e inflamación en la piel.

Los problemas principales de estos síntomas son dos:

  • Condicionan tu día a día, especialmente cuando el picor incluso altera tu sueño.
  • Pueden conllevar problemas de salud más importantes en tu piel como infecciones debido a la mayor fragilidad que provoca en la dermis.

Dermatitis atópica en el niño y en el adulto

Otro de los puntos más importantes que tiene la dermatitis atópica es que se relaciona con los más pequeños.

dermatitis

Todos podemos sufrir dermatitis atópica, pero si es muy común que aparezca antes de los 5 años, con una incidencia más importante cuando se es pequeño, incluso bebé.

En muchas ocasiones desaparece o sus síntomas disminuyen cuando se crece, pero pueden continuar hasta la adolescencia y la edad adulta.

Incluso hay muchos casos que puede desaparecer durante años para aparecer de nuevo. Por todo ello, todo el que ha sufrido algún episodio de dermatitis atópica debe mantener el máximo cuidado de su piel.

Causas de la dermatitis atópica

La piel sana conserva la humedad y nos protege contra agentes externos como alérgenos, irritantes e incluso bacterias.

Si nuestra piel no mantiene este equilibrio, se reseca, porque somos más propensos por razones genéticas, la dejamos expuesta a factores ambientales y diferentes alérgenos que la irritan y originan todos los problemas que hemos descrito.

Si tenemos algún tipo de antecedente de dermatitis o de alergia somos mucho más susceptibles de sufrir dermatitis atópica.

Complicaciones

No tratarla de forma adecuada puede conllevar una serie de problemas y complicacione:

  • Descamaciones crónicas: Por un continuo rascado, muchas veces compulsivo.
  • Infecciones en la piel: Las llagas abiertas y grietas, aumentan el riesgo de infecciones a causa de bacterias y virus, como el virus del herpes simple.
  • Dermatitis alérgica de contacto: Es mucho más común en las personas con dermatitis atópica.
  • Problemas de sueño: Cuando el picor nos impide dormir, afectando al tiempo y/o calidad del sueño.

Prevención de la dermatitis atópica

Ciertas pautas ayudan a disminuir los efectos de esta dolencia. La principal es mantener la piel hidratada usando cremas o lociones que mantengan la humedad. Existen muchas cremas adecuadas, pero ante tan importante oferta es importante dejarse asesorar por tu dermatólogo o tu farmacéutico.

dermatitis

Es importante también disminuir la irritación. Por ello, procura que las duchas sean cortas y que el agua no esté excesivamente caliente.

También es importante que los jabones que uses sean suaves, con un pH bajo y que no contengan sustancias artificiales.

Sécate también con cuidado con pequeños “golpecitos” sin frotarte con fuerza. A continuación, aplícate la crema hidratante.

Tratamientos

Los tratamientos se centran generalmente cremas que disminuyan los picores, la inflamación y que a la vez ayuden a reparar la piel. Por ello, lo normal es que contengan algún tipo de corticoide de uso tópico.

Solo en casos graves se añaden otros tipos de tratamientos como medicamentos si hay infección en la piel y en caso de una inflamación más importante corticoides orales.

En todo caso, una mayor prevención y cuidado suelen llevar a controlar esta molesta enfermedad que es la dermatitis atópica, que, de la mano de los mejores profesionales de tu seguro de salud, podrás conseguir que altere lo menos posible tu día a día.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.