Manzanilla: beneficios, propiedades y variedades para disfrutarla

Taza de manzanilla con margaritas a su alrededor

La manzanilla incluye varias plantas de la familia de las margaritas, muy apreciada como planta medicinal en todo nuestro país. A menudo se consume junto a otras plantas. Si quieres saber más no te pierdas nuestro artículo Descubre las infusiones y sus beneficios” Pero hoy vamos a centrarnos en la manzanilla y sus beneficios.

¿Y por qué centrarnos hoy en la manzanilla? pues por su popularidad y porque son muchas las personas que tienen dudas sobre sus beneficios y eficacia ¿Realmente funciona? ¿La ciencia la avala? ¿Y para qué? De todo eso vamos a hablar en este artículo.

Antes de continuar sí quisiera recordarte que, como casi todas las plantas con alguna propiedad terapéutica, su forma tradicional de consumo es en infusión ¿Qué no te gusta su sabor? Bueno, en este caso podemos seguir el consejo de las abuelas, de “los remedios no se degustan”, que más de una paciente me ha contado.

Aún así, tampoco es necesario que te obligues a tomarlas en forma de infusión. En la actualidad, tienes preparaciones de polvo de planta encapsuladas, que son de tanta utilidad o más que las infusiones.

Debes de tener en cuenta que, en la mayoría de los preparados encapsulados de manzanilla se evalúa su cantidad de principios activos, lo que no sucede con las infusiones. Por tanto por lo general son más eficaces, pero…. ¿Eficaces para qué? Puede que te preguntes, así que vamos a verlo.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.


Qué es la manzanilla y composición

Como te decía al inicio, cuando nos referimos a la manzanilla en realidad hablamos de varias plantas, no sólo de una. En distintas partes de Europa se utilizaban especies similares, pero por lo general con los mismos fines.

De hecho, la manzanilla se vendía entre los distintos pueblos, pues se sabía que aunque había “varias manzanillas”, y casi en cada comarca había una variedad, unas pocas eran las manzanillas realmente buenas. Por tanto se conocía ya que según los tipos podían ser más o menos eficaces.

Hoy sabemos que esto es cierto, porque hay variedades de manzanilla más ricas en principios activos que otras. Algunos de esos principios activos son derivados de una molécula llamada bisabolol, muy presente en el aceite esencial de manzanilla, y del que te hablaré un poco más adelante.

Otros constituyentes de la manzanilla, que también contribuyen a sus propiedades son:

  • Fibras mucilaginosas
  • Lactonas amargas
  • Flavonoides antioxidantes
  • Camazuleno
  • Cumarinas

¿Te suenan estos términos? Puede que algunas sí, por ser muy frecuentes en otras plantas, pero otras seguramente no tanto. Enseguida te contamos más sobre ellas.

Mil y un tipos de manzanilla

La planta a la que más frecuentemente nos referimos al hablar de manzanilla, es la que se corresponde con el nombre científico de Matricaria recutita o Matricaria chamomilla, pero hay muchas más. Su nombre común varía según en que zonas de la península nos encontremos, y por eso puede ser conocida también como:

  • Manzanilla dulce
  • Camomila
  • Manzanilla alemana
  • Manzanilla de Castilla
  • Camamilla
  • Manzanilla blanca
Hay muchas variedades de manzanilla

Esta planta florece en la primavera, en lugares soleados y que no se encharcan con facilidad. Es frecuente que aparezca cerca de tierras cultivadas, pero ¿Y las otras manzanillas? Pues aunque como te decía al inicio hay muchas variedades, la otras más utilizada como planta medicinal, es la manzanilla amarga.

La manzanilla amarga se corresponde con la especie Chamaemelun nobile ( o Anthemis nobilis) Esta variedad prefiere lugares más húmedos y fríos para crecer, por eso es más habitual en el norte de la península, o en lugares montañosos de la mitad sur.

Se la conoce además como manzanilla de Aragón, manzanilla romana, mancela o manzanillón ¿Conocías estos nombres? A esta planta tradicionalmente se le atribuían mayores propiedades que a la manzanilla dulce, y enseguida veremos que tenían razón. Hoy sin embargo, su fuerte sabor, hace que se utilice menos.

En algunas zonas, los nombres populares de unas especies de manzanilla y otras se mezclan, pero a nivel científico están bien catalogadas. Eran muy habituales también por ejemplo la manzanilla de Mahón, la basta, la de campo, la fina o la denominada brava.

Como no quiero liarte con tantas especies, te animo a que si quieres aprender más sobre la gran variedad de manzanillas que hay en nuestro país y sus propiedades, revieses este artículo de la Universidad de Ciencias de Matrid, para la Sociedad española de fitoterapia (plantas medicinales). Se titula “Manzanillas ibéricas”

Propiedades y beneficios de la manzanilla

La mayoría de las especies de manzanilla nos aportan unos beneficios similares, derivados de sus principios activos. Ten en cuenta que en la siguiente lista los he agrupado por su composición química, y que en realidad cada grupo incluye distintas sustancias.

 Ahora, por fin, te desvelo los efectos que han mostrado estos principios activos

  • Bisabolol, sus óxidos y el camazuleno: Antiinflamatorios, antimicrobianos y calmantes para la piel
  • Lactonas amargas: Estimulan la digestión a distintos niveles
  • Fibras mucilaginosas: Antiinflamatorias y calmantes en piel y mucosas
  • Flavonoides antioxidantes: Relajantes para el sistema nervioso y protectores de tejidos
  • Varias cumarinas: Antiespasmódicas sobre los músculos de intestino y útero

¡Cuántos beneficios en la manzanilla! ¿Verdad? Lo único malo es que no todas las plantas de manzanilla que se recolectan, o las infusiones que habitualmente compramos, tienen una cantidad suficiente de estas sustancias.

Sí que es cierto que, la manzanilla amarga, ha mostrado en diversas investigaciones, tener una mayor concentración de varios de estos principios activos. Es por estoque en el entorno de la herbodietética es muy valorada.

Beneficios según los usos de la manzanilla

Todos estos beneficios de la manzanilla, se traducen en acciones a nivel terapéutico, que han sido reconocidas por la Agencia Europea del Medicamento. Si quieres verlos en profundidad a continuación te dejo uno de sus documentos al respecto, en concreto sobre la manzanilla dulce.

Aquí te ofrecemos a continuación un resumen muy completo, según su vía de administración. Vamos a verlo:

Consumo oral, es decir, internamente

Mediante infusiones, extractos líquidos o en polvo y encapsulados:

  • Mejora digestiones pesadas
  • Reduce gases e hinchazón
  • Útil en cólicos del lactante
La manzanilla reduce el hinchazón abdominal

💡 Descubre más sobre cómo funciona la digestión

Tópicamente

En compresas empapadas, lavados de infusión o como parte de gotas y pomadas:

  • Reduce la inflamación ocular en conjuntivitis
  • Favorece la cicatrización de úlceras bucales
  • Calma irritaciones de la piel

Otros usos y beneficios de la manzanilla

Otros efectos que están siendo estudiados y que varias investigaciones apuntan ya como demostrados son: mejora de reflujo y náuseas, reducción del dolor menstrual y como ansiolítico. Esto último, en el caso de preparaciones concentradas en varios de sus principios activos.

Contraindicaciones de la manzanilla

Lo bueno de la manzanilla es que presenta muy pocas contraindicaciones, incluso se considera adecuada durante el embarazo y la lactancia. Aunque sí que se ha encontrado que unas pocas personas pueden no tolerarla bien, y en ellas favorecería las náuseas. Otro pequeño grupo puede presentar alergia a esta flor. Las alergias no suelen aparecer en los primeros contactos con la manzanilla, pero pueden hacerlo tras exposiciones repetidas. Finalmente, no se recomienda utilizar sobre grandes heridas abiertas, pues ahí deberíamos emplear principios activos más potentes.

A tener en cuenta

A pesar de estas contraindicaciones, muy infrecuentes, es sorprendente como una flor tan sencilla y cotidiana, puede ayudarnos en muchos aspectos. Déjame insistir de todos modos en que, para tratar cualquier malestar, se necesita ingerir la cantidad suficiente de principios activos.

Es por esto que suelo recomendar recurrir a infusiones muy concentradas, varias veces al día, o a preparados en los que se estandariza la dosis de las moléculas terapéuticamente activas.

Ahora que ya conoces todas las propiedades de esta planta, tan solo me queda animarte a incluirla en tu día a día. Por ejemplo, tras la comida o la cena. Especialmente si necesitas mejorar tu digestión, que a menudo sufre y se enlentece con nuestras prisas. De paso, dedica un ratito a relajarte disfrutándola con, por ejemplo, un endulzante natural, como es un poquito de miel.

seguro de salud

Ya solo me queda despedirme, no sin antes agradecerte que nos hayas leído. Espero de verdad que este artículo te haya sido útil, y si es así, recuerda por favor compartirlo para que más gente conozca todos los beneficios de la manzanilla ¡Mucho más que una flor bonita!

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Deva Camino Monteserín

Máster Universitario en Salud Natural y Nutrición. Experta en Alimentación Antiinflamatoria y psiconeuroendocrino-inmunología, el área de la ciencia que estudia la relación del sistema nervioso con el resto de nuestro organismo. Diploma de estudios avanzados en: Microbiota, inmunidad y sistema digestivo. Cursos de doctorado en: Biología del Cáncer. Autora de los libros: "¿Y ahora qué puedo comer?" y "Comer para cuidarse". Compagino la pasión de mi trabajo en consulta con la impartición de diversos cursos y las charlas divulgativas.