Mejores alimentos para combatir el calor

mejores-alimentos-combatir-calor

“En la elección de la alimentación, del lugar, del clima y de las distracciones gobierna el instinto de autoconservación”. Friedrich Nietzsche

Durante todo el año deberíamos cuidar de nuestra alimentación, por ser una importante fuente de nutrientes y de salud, pero una de las épocas en las que más debemos hacerlo es en verano. En esta época solemos comer menos por el calor, pero no por ello debemos descuidar lo que comemos, ya que así evitaremos que los problemas de salud se agraven con el calor. Existen algunos alimentos que ayudan a mantenernos sanos y nos proporcionan los nutrientes necesarios para combatir las altas temperaturas. Hoy te hablamos de ellos.

1. ¿Qué tipos de alimentos son más recomendables en verano?

En verano nuestro cuerpo se tiene que adaptar a temperaturas altas, otros ritmos y actividades, por ello debemos de nutrirle con determinados alimentos que pueden ser nuestros aliados frente al calor:

  • Sardinas: Este pescado, que es tan común comerlo en los chiringuitos de la playa, tiene un alto contenido en omega 3, minerales (fósforo, selenio, yodo, magnesio y hierro) y vitaminas como el grupo B, la E y la D que favorecen la absorción del calcio y su fijación al hueso. Además, parece que su grasa saludable favorece la circulación sanguínea, reduce los triglicéridos y mejora el colesterol.
  • Atún y bonito: Es ahora justo la época en la que podemos disfrutar de estos manjares al resultar, además, ser más económicos. Este alimento nos aporta grasas poliinsaturadas y es una fuente de omega 3, que reduce los niveles de colesterol en sangre. El bonito es rico en proteínas de alto valor biológico y en vitaminas del grupo B, la A y la D. Sus minerales más destacados son el fósforo, potasio, magnesio, yodo y hierro.
  • Arándanos: Es muy bueno para prevenir las temibles cistitis de verano, es rico en vitamina C y en pigmentos naturales que ayudan a nuestro sistema inmunológico y a las defensas del organismo.
  • Melocotón: Esta fruta protege tus arterias, favorece tu sistema inmunitario, y es bueno para la vista, para las encías, el cabello, uñas, huesos y piel. Además, tiene un efecto laxante porque tiene mucha fibra. Tiene carotenos que tienen propiedades antioxidantes ideales para la buena salud de tu piel. También tiene vitamina C y contiene cumarinas, que protegen del cáncer y tienen una acción protectora vascular.
  • Ciruela: Es la fruta del verano con más fibra y, por tanto, propiedades laxantes y ayuda a reducir el colesterol. Tiene propiedades antioxidantes y por ello es una buena aliada contra el envejecimiento. Dado su aporte de potasio, ayuda a eliminación de líquidos y evita la tan incómoda retención de líquidos.
  • Zanahoria: Gracias a su contenido en beta-caroteno, ayuda a broncearnos la piel, además de protegerla, ya que lucha contra los efectos negativos de la exposición solar. Es mejor en crudo, ya que así te beneficiarás más de sus vitaminas, antioxidantes y minerales. También es saciante y su fibra ayuda al tránsito intestinal.

2. Alimentos que no pueden faltar en tu nevera este verano:

Damos especial mención a los siguientes alimentos, imprescindibles en esta época estival:

  • Sandía: Es un icono del verano y no debería faltar en nuestro frigorífico, puesto que es la fruta con mayor contenido en agua y eso nos ayudará a estimular los riñones y a facilitar la eliminación de toxinas, siendo positivo para la función renal. Es muy hidratante y ayuda a controlar el peso, pero además es buena para combatir la inflamación, para la vista y para el corazón. Contiene vitaminas C y A y minerales como el potasio y el magnesio. Al igual que el tomate, contiene licopeno, que ayuda a detener el daño que los radicales libres hacen sobre las células.
  • Pepino: Es uno de los alimentos más refrescantes e hidratantes del verano, dado su alto contenido en agua, además de ser hipocalórico. También es muy diurético y rico en fibra, siendo un buen aliado para eliminar toxinas. Es importante destacar que en la piel se encuentran la mayor parte de nutrientes, por lo que se aconseja dejar pequeñas tiras de piel. También es rico en vitaminas C y E y provitamina A.
  • Melón: También tiene un alto contenido en agua y tiene vitaminas como la A y la C.
  • Tomate: Tiene un alto poder antioxidante gracias a su contenido en licopeno, por ello protege frente a enfermedades como el cáncer o las cardiovasculares. Parece que este nutriente se da más en algunas variedades como el tipo pera y en los más maduros. Otro nutriente que tiene importante son los carotenoides, lo que hace del tomate un alimento ideal para proteger a los ojos de los rayos UV, ya que los carotenoides previenen la aparición de cataratas y de la degeneración macular del ojo. Si tienes dolencias articulares, consúmelo con moderación ya que contiene potasio.
  • Aguacate: Tiene un alto contenido en vitamina C y nos aporta grasas monoinsaturadas saludables, que nos protege las arterias y ayuda a reducir el colesterol malo.
  • Lechuga: Es un clásico del verano, y un alimento muy socorrido. Tenemos muchas variedades donde elegir y todas ellas tienen pocas calorías, sacian y tonifican el estómago. Tienen alto contenido en fibra, lo que favorece el tránsito intestinal. Un consejo es masticarla bien para favorecer su digestión.

Estos son nuestros consejos sobre alimentación en verano. Si tienes dudas o quieres que alguien te ayude con el establecimiento de una dieta determinada, consulta con un dietista. Si tienes un seguro de salud te será más fácil acudir a consultar uno, puesto que tienen un amplio cuadro médico para elegir el que mejor te convenga. ¡Disfruta del verano hidratándote bien!