Conoce qué es AnaCredit, la nueva base de datos sobre préstamos de la Zona Euro

que es AnaCredit EURO

Si preguntamos a personas en la calle que es AnaCredit, la respuesta más probable es que sea negativa. Pero si la cuestión es sobre la CIRBE, en este caso muchos si al menos habrán oído hablar de ella. Cada vez que pedimos una hipoteca, un préstamo al consumo o incluso una tarjeta de crédito la entidad financiera nos solicita que firmemos una solicitud para conocer en la Central de Información de Riesgos del Banco de España las deudas que tengamos contraídas y su estado, por si existen algunas impagadas. Con ello la entidad financiera puede analizar el riesgo de la operación de financiación y tener más información para concederla o no. Pero la CIRBE no solo sirve para eso, analizando la totalidad de los préstamos se convierte para el Banco de España en una gran herramienta de control del riesgo de las operaciones financieras.

Para este mismo fin ha nacido AnaCredit, la futura base de datos con información detallada sobre préstamos bancarios individuales en la Zona Euro. Su nombre es el acrónimo de Analytical Credit Datasets y aunque el BCE inició este proyecto en 2011, en colaboración con los bancos centrales nacionales de la zona del euro y otros bancos centrales no pertenecientes a ella, es un gran desconocido.

Por qué el Banco Central Europeo quiere conocer nuestros créditos

AnaCredit está siendo diseñado para utilizar los datos de las centrales de información de riesgos nacionales, como nuestra CIRBE, pero también otros nuevos para crear una base de datos armonizada, con la que se tengan los mismos datos para todos los países.

Su origen está en las circunstancias económicas y financieras que surgieron en la crisis financiera en la que quedó constancia como empresas y hogares reaccionaron de forma distinta a los problemas económicos de esos difíciles años. Por ello, conocer el endeudamiento y los problemas de pago de estas deudas es fundamental para que el BCE, que ha asumido más funciones de supervisión bancaria, pueda tomar mejores decisiones que ayuden a la estabilidad del sistema financiero y en definitiva a todos los que formamos parte.

Qué diferencia a AnaCredit

La gran aportación de AnaCredit ya la hemos señalado, al ser una base armonizada se tendrán datos detallados para todos los Estados miembros de la zona del euro que podrán compararse y ver las diferencias entre países ante circunstancias como subidas de tipo de interés, desaceleración económica o incremento de desempleo.

Entre estos datos estará la morosidad, acceso a crédito (muy importante para las pymes que pueden encontrarse con problemas en momentos de crisis), diferencias en las condiciones con las que se ofrecen los créditos, etc. Además, en un entorno más global, y especialmente para las empresas, se podrá conocer todo el endeudamiento que tenga en distintos países ya que hasta ahora las bases de datos nacionales funcionaban como compartimentos estancos.

¿Tengo que hacer algo?

El único obligado a proporcionar esta información es el banco o el establecimiento financiero de crédito (EFC) con el que tenga el préstamo. Además, está en plena fase de desarrollo y en su arranque tan solo está incluyendo información de empresas (y otras entidades jurídicas análogas) cuando superen los préstamos los 25.000 euros. Posteriormente se extenderá a otros límites y cuando el Consejo de Gobierno del BCE lo consideré se ampliará a los préstamos a hogares, en primer lugar, a los hipotecarios por su mayor riesgo. Todo ello de forma anónima y teniendo en cuenta las garantías proporcionadas por el Supervisor Europeo de Protección de Datos. En definitiva, más información para que el supervisor pueda tomar mejores decisiones que nos ayuden a todos.