El seguro de vida para el trabajador expatriado

AEGON - Seguro de Vida Trabajador expatriado

El trabajador expatriado, aquel que destinan desde su empresa al extranjero de forma temporal, se enfrenta a un entorno distinto con cambios en sus condiciones profesionales y personales que tiene que tener en cuenta desde el primer día. En primer lugar, hay que tener en cuenta nuestro punto de partida. España tiene uno de los regímenes de protección más completos y mejores en comparación con la gran mayoría de los países del mundo, por lo que en muchos casos nos encontraremos con peores coberturas. El segundo punto es la protección complementaria. Si el seguro de vida o accidentes son productos esenciales siempre, su necesidad y coberturas cuando estamos lejos de casa lo son aún más. Y por último, no hay que olvidar el futuro. Desde hace unos años, el trabajador expatriado no puede cotizar por la Seguridad Social Española con lo que se crea un vacío en cotización que puede causar un perjuicio económico en el futuro de la mano de una pensión pública menor.

Por todo ello, el seguro de vida, con diferentes finalidades se convierte en el principal producto de previsión para el trabajador expatriado, te explicamos cómo:

Seguro de vida-riesgo y accidentes

Si el seguro de vida está siempre entre los productos de previsión más importantes, ya que garantiza cubrir las necesidades económicas para los que más queremos, cuanto se está lejos, lo es mucho más. El seguro de vida, como las diferentes opciones que ofrece AEGON, garantiza un capital en caso de fallecimiento al que se le añaden coberturas complementarias por accidente, Incapacidad Permanente Total o absoluta o Gran Invalidez. Gracias a ello, no sólo se cubre el fallecimiento también los grandes gastos que originan una situación de invalidez.

Tener mejoras en la cobertura de accidentes, como fallecimiento simultáneo accidentales, también es fundamental Muchas veces al trabajador expatriado se le multiplican los riesgos por sus continuos desplazamientos, por ello es importante este tipo de garantías. 

Planes de jubilación 

Si hasta ahora nos hemos centrado en necesidades presentes, ahora toca pensar en el futuro. Gracias a este producto podemos realizar aportaciones aprovechando muchas veces que al estar expatriado tenemos un mayor sueldo y así complementar nuestra jubilación, sin riesgo, con el capital garantizando añadiendo el tipo de interés que remunera este producto. Con ello conseguiremos un capital garantizado en la edad de jubilación con la cobertura complementaria de fallecimiento e invalidez.

Gracias a ello, el trabajador expatriado tendrá una cobertura total que le permita afrontar posibles problemas presentes pero también, proteger su futuro.