El sueño de los bebés: etapas y estímulos para que duerman

sueño en los bebés

El sueño del bebé es una de las principales preocupaciones de los padres, sobre todo cuando éstos son primerizos. Tanto los bebés prematuros como los nacidos a término necesitan unos buenos cuidados, y entre ellos está el de garantizarles un buen sueño que les ayude a crecer y a desarrollarse adecuadamente.

Las dudas al respecto son muchas y, aunque lo que pasa durante ese tiempo en el que permanecen dormidos sigue siendo un misterio, las investigaciones que se han llevado a cabo hasta el momento van despejando algunas dudas.

El sueño es tan importante como la alimentación. Durante las diferentes fases por las que se pasa al estar dormidos, se produce la hormona del crecimiento, el cuerpo sintetiza proteínas y, además, se crean glóbulos rojos.

En Aegon Seguros estamos a tu lado para proteger tu salud y la de tu familia, y por ello queremos que estés bien informado sobre todo aquello que pueda afectaros.

Sigue leyendo y descubre más en este artículo sobre el sueño del bebé.

Aegon te ofrece una solución para ti y tu familia para que te sientas tranquilo

Etapas del sueño infantil

Según la Asociación Española de Pediatría, los recién nacidos duermen unas 16 o 17 horas al día y suelen despertarse en intervalos de una a tres horas para comer.

Conforme van pasando los meses, las horas de sueño van reduciéndose y, además, ya no lo hacen de forma continua. Pese a ello, es importante respetar el sueño del bebé y no despertarlo por forzar su alimentación.

Los humanos pasamos diferentes fases del sueño. En los adultos, estas fases son cinco:

  • La fase 1, donde el sueño es superficial
  • La fase 2, cuando el sueño es ligero
  • La fase 3 y 4, que es cuando el sueño es más profundo y no existe la capacidad de respuesta a los estímulos externos
  • Y, por último, la fase del sueño REM, que es cuando se producen movimientos rápidos con los ojos y el cuerpo está paralizado.

Las diferentes etapas del sueño del bebé varían en función de su edad, y al igual que existen unas tablas generales para el peso y talla de los niños, también existen tablas para las fases del sueño. Estas son las siguientes:

De los 0 a los 3 meses de edad

Durante esta etapa el recién nacido duerme entre 16 y 17 horas al día. Las fases por las que pasa son dos, la vigilia y la fase REM. Es el momento en el que regulan su alimentación por supervivencia. Además, no son capaces de diferenciar entre el día y la noche, por lo que duermen a lo largo de todo el día y la noche.

De los 4 a los 7 meses

El sueño del bebé de 5 meses, de 4, de 6 o de 7, empieza a acortar sus horas de sueño. Ahora duerme, como máximo, alrededor de 15 horas al día. El niño empieza a despertarse con más frecuencia por la noche y ya no solo porque tenga hambre, sino porque es cuando aparece la fase NO REM y hasta que no aprenda a controlarla se despierta continuamente. Durante estos meses empiezan a diferenciar entre el día y la noche.

A partir de los 7 meses

En esta edad los bebés ya tienen cuatro fases del sueño. Es una época complicada porque empiezan a tener micro despertares y, como no saben gestionarlos, en ocasiones no vuelven a dormirse con facilidad, por lo que los padres se ven afectados en sus horas de sueño.

Es a partir de los 8 meses cuando ya se completan las cinco fases del sueño, pero como están aprendiendo a gestionarlas, suelen despertarse con frecuencia por la noche.

💡 ¿Cuándo empezar a dar alimentación complementaria a los bebés?

Mi bebé se despierta por la noche

Como hemos dicho anteriormente, el sueño del bebé está en proceso para parecerse al del adulto desde los 7 meses hasta, aproximadamente, los dos años. Es por ello que el bebé se despierta continuamente por la noche, puesto que está aprendiendo a controlar los micro despertares.

cómo son las etapas del sueño infantil

Pesadillas y terrores nocturnos

Las pesadillas y los terrores nocturnos en los bebés y niños, aunque puedan parecer lo mismo, son muy diferentes.

Los terrores nocturnos son un proceso neurológico, por lo que los niños no recordarán nada de lo sucedido cuando se despierten. Los síntomas de un terror nocturno son dificultad para respirar, pulso acelerado y miedo. E incluso es posible que el bebé se incorpore y grite.

Es importante no despertar al niño durante este proceso, sino permanecer alerta para que no se lastime hasta que se le pase y vuelva a dormirse.

Los terrores nocturnos, por norma general, no aparecen hasta los 4 años de edad, pero se han dado casos de bebés de alrededor de 18 meses que los han padecido.

La fiebre, la ansiedad, el cansancio o la ingesta de nuevos medicamentos pueden provocar los terrores nocturnos.

Por otro lado, están las pesadillas. Los bebés tienen pesadillas, aunque lo normal es que aparezcan a partir de los tresaños de edad.

Hay que intentar tomar medidas para evitarlas, como llevar a cabo rutinas de sueños que les provoquen tranquilidad y relajación. Las pesadillas ocurren durante la fase REM y los niños pueden recordarlas cuando despiertan.

seguro de salud

Estímulos y consejos para que el bebé duerma toda la noche

Antes de la hora de ir a dormir, es importante que se lleve a cabo una rutina de sueño que sea tranquila y relajante. Es el momento de introducir el ruido blanco, darle un bañito calentito, una cena tranquila, cantarle una nana o leerle un cuento.

Una vez el bebé esté empezando a dar signos de sueño, como rascarse los ojos, chuparse el dedo, bostezar o enroscarse el cabello, es el momento de llevarlo a su camita. Esto hace que el bebé asocie el sueño con la cama.

No hay que despertarlo en toda la noche, ni para alimentarlo, ni para darle juegos ni mimos. Cuando sus necesidades lo pidan, él mismo se despertará y llamará la atención de los padres para que puedan satisfacerlas.

El sueño del bebé es muy importante para su crecimiento y desarrollo y, como en todo desde el momento en el que nacen, es un aprendizaje que tienen que ir haciendo.

En Aegon sabemos lo importante que es para ti el cuidado de tus hijos y, por ello, te ofrecemos el mejor seguro de salud para que puedas darle todas las atenciones sanitarias que necesite. El pediatra es un gran aliado para la familia, puesto que es quien velará por la salud de los pequeños desde su nacimiento hasta su etapa adulta. Él asesorará a los padres en cuanto a sueño, vacunas, alimentación, enfermedades…

Cuida de ti y de tu familia. Confía en Aegon Seguros para que vuestra vida sea mucho más sana y feliz.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.