Lecciones del Arte de la Guerra de Sun Tzu para el mundo financiero

Arte de guerra invertir

Pocos libros de estrategia han trascendido tanto a otros ámbitos de la vida diaria como “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu. La obra que narra las campañas del célebre general chino hace 2.500 años es referencia para el pensamiento estratégico desde que hace algo menos de un siglo fue descubierta por occidente. Desde entonces se han vendido millones de copias y se han escrito decenas de versiones en las que aplicar sus enseñanzas en campos muy diversos entre los que también están las finanzas.

A través de diferentes citas podemos ver reflexiones que nos sirven de apoyo a la hora de tomar decisiones financieras:

La importancia de estudiar toda la información antes de tomar una decisión

Tomar decisiones de forma apresurada no suele ser nunca una buena medida, en finanzas menos aún. Es importante estudiar correctamente todas las diferentes opciones de ahorro o inversión, no solo la posible ganancia sino también todos sus condicionantes y adecuarlos a los objetivos que te propongas como dijo Sun Tzu: “Reflexiona deliberadamente antes de hacer un movimiento”

 Pero en el Arte de la Guerra no solo se quedan en tener información, también en la importancia del uso de esta información, así señala: “La información no puede obtenerse de fantasmas ni espíritus, ni se puede tener por analogía, ni descubrir mediante cálculos. Debe obtenerse de personas; personas que conozcan la situación del adversario”.

En esta cita nos enseña la importancia de no dejarse llevar por rumores o por estimaciones, dejarse llevar por “analogías”, como creer que lo que es bueno para uno puede serlo para otro. Es importante tanto tener información correcta como que si no se tiene o no se sabe analizar “obtenerse de personas; personas que conozcan la situación”. Sun Tzu ya valora la importancia de un asesor, conocedor de la situación (en nuestro caso de los productos financieros y de nuestras necesidades) para poder recomendarnos el producto que más se ajuste a nuestros objetivos.

Y es que, en varias citas de El Arte de la Guerra, nos alerta de los problemas que pueden ocasionar rumores que tomemos como realidades y las decisiones tomadas con con información errónea o insuficiente.

Definir previamente tus necesidades y tus objetivos

Pero la base del pensamiento estratégico de Sun Tzu está en el conocimiento propio, de tus necesidades y objetivos. Si no cumplimos este conocimiento propio dominar el entorno financiero será insuficiente: “Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla”

Este análisis de nuestras necesidades nos debe llevar a que prioricemos en nuestros objetivos, centrándonos en lo más importante y analicemos los beneficios y riesgos que podemos asumir: “Las consideraciones de la persona inteligente siempre incluyen el analizar objetivamente el beneficio y el daño”.

Todos los principios de Sun Tzu se basan en el minimalismo, en el control y manejo adecuado de los recursos que tengamos. La unión del control de nuestras finanzas, el análisis de nuestras necesidades y la información correcta de todas las posibilidades de inversión nos permitirán diseñar una estrategia que nos ayude a cumplir nuestros objetivos.

Colabora en la actualidad Analista financiero en el portal iAhorro.com, colaborador en temas de finanzas y seguros en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…). Además trabajó en el sector financiero en Invercaixa SVB (Sociedad de Bolsa de La Caixa) y Banco Santander, y fue redactor jefe responsable de comparativa de productos para la revista AUSBANC y el periódico Mercado de Dinero.
Antonio es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid y realizó el curso de especialista en información económica por la Universidad Complutense de Madrid.