Verduras y frutas de temporada en febrero

frutas de temporada en febrero

La fruta de temporada nos permite comer este dulce de la naturaleza en su momento de mayor concentración de nutrientes, tal como te contamos en nuestro artículo ¿Por qué consumir frutas de temporada? Conoce sus múltiples beneficios, y aunque quizás aún no lo sepas tienes una gran variedad de frutas de temporada en febrero.

Por supuesto esto también pasa con la verdura de temporada, y es que ambos grupos de alimentos ganan en sabor y valor nutricional cuando es su temporada óptima. Si a esto sumamos el ahorro y menor impacto ambiental que suponen, veremos que todo son ventajas.

Y es que no es lo mismo traer naranjas de la “china” en agosto, que consumirlas ahora, cuando toca, y que sean, por ejemplo, de Valencia. Esto implica menos emisiones de CO2, por la importante reducción del tiempo de transporte, y además menos costos de producción, incluyendo un ahorro en algo tan fundamental como es agua ¡Merecen la pena verdad!

Pues no te hago esperar más y vamos a comenzar viendo las frutas de temporada en febrero.

Porque la salud es lo más importante…Infórmate sobre nuestros seguros de salud. Ahora con 4 meses gratis

Frutas de temporada en febrero

Por supuesto que las frutas de “invierno” que ya habían comenzado, se mantienen. Como por ejemplo la manzana o la pera, ambas muy ricas en antioxidantes y potasio. Este último importantísimo para prevenir los calambres y estimular la diuresis, reduciendo así la retención de líquidos.

Continúa también la temporada del plátano, que además de ser muy rico en potasio lo es en vitamina B6. Esta vitamina suele incluirse en otros productos para poder anunciarlos como útiles para nuestras defensas, pero es que también es fundamental para nuestro sistema nervioso. Otras frutas de temporada que puedes degustar también en esta época son los aguacates, las frambuesas, el kiwi, el caqui…

Aún así, existen otras frutas de temporada en febrero, que bien por estar en su momento óptimo o por comenzar su temporada, creo que debemos destacar:

Los cítricos

Mandarinas, naranjas, limones y pomelos están en su momento ideal, y las 3 son muy ricas en vitamina C. Esta vitamina destaca por ser muy antioxidante, además de imprescindible para el sistema inmune y para generar colágeno.

¿Te suena? Seguro que sí, el colágeno es una proteína de moda, y esto se debe a que es parte fundamental de nuestra piel y cartílagos, y que ya muchos estudios relacionan con la prevención de la artrosis.

Por otro lado, los cítricos son ricos en fibras prebióticas, que regulan nuestra saciedad y alimentan a las bacterias intestinales beneficiosas, esas de las que tanto se habla y que conforman nuestra microbiota.

Te dejo esta guía de la Asociación Mundial de Gastroenterología,  por si quieres profundizar: Microbiota intestinal. Te aseguro que es un tema apasionante, descubrir como estos “bichitos”, que habitan nuestro intestino, son capaces de cuidarnos si nosotros lo hacemos: nuestras defensas, nuestra digestión, la metabolización de azúcares y grasas…

Respecto a los cítricos tan solo quiero recordarte, que es mucho mejor el consumo de piezas enteras en vez de su zumo. En el zumo nos perdemos esa maravillosa fibra que además reduce la velocidad de la entrada del azúcar a sangre, y a más rápido llegue, peor para nuestra salud y más probabilidades habrá de acumularla en forma de grasas.

Fresas y fresones

Las fresas y los fresones comienzan su temporada en febrero. Son casi tan ricas en vitamina C como los cítricos y además son más ligeras en azúcares. De ellas te hablamos ya en nuestro artículo sobre verduras y frutas de primavera. Te lo dejo por aquí, por si tienes curiosidad y quieres ya adelantarte a esa bonita estación.

Las fresas y los fresones son riquísimos y tienen un color muy llamativo, debido a las antocianinas unos pigmentos vegetales muy antioxidantes.

Estos antioxidantes, los encontramos también en otras frutas de temporada en febrero, como las frambuesas, y han demostrado ser capaces de proteger nuestros tejidos y mejorar nuestro metabolismo.

Las fresas son frutas de temporada de Febrero, con muchos antioxidantes

Entre sus efectos encontramos ejercer funciones neuroprotectoras para nuestro cerebro, y mejorar el control del azúcar en sangre. Actualmente incluso puedes encontrarlos en forma de suplemento, pero yo te animo a incluir diariamente las frutas que los contienen.

Piña

Otra fruta de temporada en febrero, en España, es la piña, y es que hace ya muchos años que esta fruta se cultiva en nuestro país. La piña es muy rica en yodo, mineral fundamental para el sistema nervioso y para nuestra tiroides, la glándula que orquesta a nuestro metabolismo.

Que nuestra tiroides esté bien o no influirá en que “quememos” más rápido, o no, las calorías que consumimos. Influye además en que estemos más o menos cansados, que termorregulemos mejor o peor, y por tanto sintamos más o menos frío… y es que sus funciones son muchísimas.

La piña es además una fruta diurética y muy digestiva. Como te hemos hablado ya de varias frutas diuréticas, aprovecho a dejarte nuestro artículo sobre cómo solucionar la retención de líquidos, para que tengas todos nuestros consejos.

Respecto a su efecto digestivo, se debe a que contiene bromelaína, una enzima que favorece la digestión de las proteínas y con propiedades ligeramente antiinflamatorias.

Debes de saber, y esto es importante, que tanto la bromelaína como la mayoría de los nutrientes de la piña, se reducen mucho cuando se procesa para hacer piña en conserva. Así que te animo a que la consumas fresca.

Verduras de temporada en Febrero

Las verduras de temporada en febrero son muchas, así que aprovecha porque, porque estas deben de ser la base de nuestra dieta. Tal como nos indican desde hace tiempo la gran mayoría de asociaciones internacionales sobre nutrición, o universidades tan prestigiosas con Harvard.

Las verduras contienen muchísimos nutrientes, antioxidantes, y muy pocas calorías, además su variedad es inmensa. Así que prueba, varía su preparación y elige tus favoritas.

Entre las verduras de temporada de febrero, y aquí también incluyo hortalizas, puedes encontrar las siguientes:

  • Acelgas
  • Apio
  • Alcachofa
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Col de Bruselas
  • Col lombarda
  • Repollo
  • Endivia
  • Calabacín
  • Espárrago
  • Espinaca
  • Lechuga
  • Puerro
  • Remolacha
  • Berenjena

Todas ellas son joyas nutricionales, pero no me resisto a resaltarte algunas muy en especial:

Brócoli

El brócoli es un auténtico regalo de la naturaleza, y qué poco se habla de él. Se habla, eso sí, de productos ultraprocesados con vitaminas añadidas, fibra añadida, desnatados, sin azúcares… pero es que el brócoli, y otras muchas verduras, tienen de por sí todo esto, y muchísimo más.

Si empiezo por el brócoli es porque soy su fan número 1, muy rico en vitamina C, incluso más que los cítricos, debemos saber que para mantenerla sin degradar, se debe cocinar a baja temperatura.

Posee además mucho ácido fólico, indispensable para nuestro sistema nervioso, para la formación de tejidos, prevenir riesgos cardiovasculares y también la anemia ¡Casi nada!

Pero si soy una enamorada del brócoli es porque posee unos compuestos azufrados muy especiales. Estos son muy útiles para el hígado, el equilibrio hormonal en la mujer, potencia nuestra propia capacidad antioxidante…

¿Y en qué se traduce todo esto? Pues en que se estos compuestos azufrados, con un consumo frecuente, se relacionan con mejor inmunidad, mejoras cardiovasculares e incluso menor probabilidad de padecer algunos cánceres, como el de vejiga o mama.

Te dejo este estudio de una universidad Australiana, por ser uno de los más recientes. En él nos explican su efecto protector en el cáncer de mama.

Para lograrlo necesitamos un consumo mínimo de dos días a la semana, así que ya sabes la verdura de temporada en Febrero, que no puede faltarte.

el brocoli es muy nutritivo

Espinacas

Otra verdura de temporada en Febrero, que es de matrícula de honor, y no porque nos aporte mucho hierro como nos decía Popeye. Desde luego que dentro de los vegetales, es reseñable su concentración en hierro, pero para eso donde estén moluscos como los berberechos y mejillones… y es que la diferencia es mucha.

Aún así, las espinacas contienen una gran cantidad de otros nutrientes, como la vitamina C, el potasio o el ácido fólico, de los que ya te he hablado, pero también de otros importantísimos.

Entre ellos destaca el magnesio, básico para el sistema nervioso, los músculos, los huesos… El magnesio participa en más de 350 reacciones bioquímicas en nuestro cuerpo, y cuando escasea podemos sentirnos más apáticos, nerviosos, cansados… ¡Ves cómo es fundamental!

Posee además mucha vitamina A y sus precursores, los carotenoides, que son con muy antioxidantes. La vitamina A es necesaria para cuidar nuestras defensas, la visión, nuestras mucosas (digestiva, oral, vaginal…) y también la piel. De hecho, abunda en multitud de cremas, donde aparece con el nombre de retinol, una de sus formas activas.

seguro de salud

Alcachofas

Esta es la última verdura de temporada en febrero sobre la que profundizaremos. Las alcachofas presentan compuestos muy interesantes, y en este caso no me refiero a sus nutrientes, como el potasio o el fósforo. En esta ocasión me refiero a sustancias no nutritivas pero que también tienen efectos fisiológicos.

Se tratan de la cinarina, un compuesto amargo muy útil para la salud hepática, ese órgano que nos desintoxica y pone a punto a nuestras hormonas.

Es además rica en esteroles ¿Te suenan? Los esteroles son capaces de reducir el colesterol, y así uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. Recuerda que las muertes por patologías cardiovasculares son la principal causa de muerte en occidente… así que merece mucho la pena tenerlos en cuenta, e introducirlos en nuestra alimentación habitual.

Si te cuesta el sabor de las alcachofas, que puede suceder… no dejes de probarlas al ajillo y con un poquito de jamón ¡Muy pocos se resisten!

¡Cuántas verduras y frutas de temporada en febrero! Y eso que algunos aún creen que en invierno, hay menos variedad de vegetales ¡Para nada! Espero que hayas tomado nota, porque tan solo te queda disfrutarlas.

Y si te ha gustado nuestro post no dejes de compartirlo, para que todos podamos poner en práctica un consumo responsable. Recuerda que las verduras y frutas de temporada, son buenas para nosotros y también para el planeta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Nutricionista y Salud Natural

Máster Universitario en Salud Natural y Nutrición. Experta en Alimentación Antiinflamatoria y psiconeuroendocrino-inmunología, el área de la ciencia que estudia la relación del sistema nervioso con el resto de nuestro organismo. Diploma de estudios avanzados en: Microbiota, inmunidad y sistema digestivo. Cursos de doctorado en: Biología del Cáncer. Autora de los libros: "¿Y ahora qué puedo comer?" y "Comer para cuidarse". Compagino la pasión de mi trabajo en consulta con la impartición de diversos cursos y las charlas divulgativas.

Perfil de LinkedIn