Para retirarte como deseas hay que hacer algo más que invertir

Invertir es imprescindible para planificar tu jubilación, pero aún invirtiendo hay otras cuestiones que debes tener en cuenta.

Siempre que nos planteamos la jubilación tratamos de visualizar si ésta será como queremos o no desde el punto de vista económico. Hay que saber, que para una buena jubilación, hay que hacer más cosas que invertir.

Es obvio que utilizar los productos de ahorro para la jubilacióny la diversificación de nuestro ahorro son cosas básicas para retirarnos como deseamos. Pero, no se trata ni mucho menos de lo único importante que debemos tener en cuenta para una buena jubilación.

Es normal que te preocupes por qué pasa si te quedas sin dinero en la jubilacióny que hagas todo lo posible para que esto no ocurra. Sin embargo, hay otras cuestiones que también deberías tener en cuenta no sólo para el momento de la jubilación, sino también durante todo el tiempo que reste hasta ella.

Ten en cuenta la salud

De nada te va a servir haber acumulado mucho dinero para la jubilación si llegas a la edad de retiro con una salud precaria, la salud.

La salud, a lo largo de toda tu vida, es un factor clave para determinar cómo va a ser tu futura jubilación.

El cuidado de la salud pasa por muchos aspectos, y, debería iniciarse desde la propia infancia. Aprender a tener una buena higiene, aprender a tener una buena alimentación, practicar ejercicio, realizarse chequeos regularmente, evitar hábitos y costumbres nocivas… Realmente son muchas las cosas que están en nuestra mano para poder mantener el mejor estado de salud posible.

Obviamente, en este sentido, podemos también contar con otras herramientas que nos ayuden. Los seguros de salud son sin duda una de estas herramientas. No sólo porque facilitan un acceso rápido y confiable a herramientas sanitarias, también porque cuentan con una enorme variedad de coberturas que alcanzan prácticamente todos los ámbitos que pueden hacer su vida más saludable.

La vivienda

Todo lo que gravita alrededor de la vivienda son decisiones clave. Obviamente, decidir la adquisición de una vivienda, va a ser una de las decisiones más importantes que tengas que tomar en tu vida.

Parece de rigor que, siendo algo tan importante, le prestemos la atención que merece, máxime cuando va a repercutir de manera clave en nuestras finanzas a lo largo del tiempo.

El proceso en el que tienes que conceder importancia a la vivienda se inicia desde el propio momento en que decides adquirirla. Hay que preguntarse si se tratará de una vivienda que puedes pagar de manera que no interfiera en cuestiones como el ahorro. Existe una costumbre bastante negativa en la que tendemos a adquirir viviendas casi al límite de lo que nos conviene o podemos pagar.

Aunque hay muchos debates al respecto, la amortización anticipada de la hipoteca siempre puede ser una buena idea a medio plazo. Sobre todo, porque vas a evitar un montón de intereses, lo cual, respecto al rendimiento de algunos productos de ahorro, puede ser una de las mejores inversiones.

Así que, elegir bien la vivienda, y plantearse la amortización anticipada como una buena idea, son s elementos importantes. Pero hay más.

Según se acerca la jubilación es cada vez más probable que tu vivienda ya esté amortizada. También es probable que tus necesidades ya no sean las mismas, bien porque tus hijos ya no viven en casa, o bien, incluso, porque deseas trasladarte a otra ciudad o país.

Este puede ser el momento para otra toma de decisiones importantes. Si realmente la vivienda es excesivamente grande, o su ubicación no es la que más te convence para tu jubilación, buscar otras opciones puede ser muy rentable.

Ojo, esto puede pasar no necesariamente por la venta, también por otras opciones como el alquiler, que puedes dedicar a la vez a alquilar otra vivienda más adecuada para ti, o mejor ubicada para tus intereses una vez te jubiles.