La salud como Objetivo de Desarrollo Sostenible

ods salud y bienestar

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible tienen una clara meta: conseguir un futuro mejor y todo ello con una fecha para lograrlo el 2030. Los Objetivos, por tanto, no dejan de ser áreas de mejora con claras interrelación como son la pobreza, la desigualdad, el medio ambiente, el clima, la justicia o la salud. Por ello los ODS 3 salud y bienestar son uno de los pilares fundamentales para conseguir este mundo mejor.

Una mejora de la salud y bienestar se traslada a muchos aspectos, desde reducir causas comunes de la muerte, como muchas enfermedades endémicas, disminuir la mortalidad infantil o aumentar la esperanza de vida.

Para conseguirlo además hay muchos ámbitos de actuación, desde mejores sistemas sanitarios, algo fundamental, conseguir un acceso universal a la sanidad o mejorar la higiene.

En definitiva, un objetivo amplio y ambicioso en el que todos podemos contribuir.

Queremos cuidarte estés donde estés. Servicio de telemedicina 24 horas, 365 días del año

ODS 3 de la ONU: salud y bienestar

El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3 tiene como meta “Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades”.

Es u Objetivo tan ambicioso como amplio, ya que afecta a todas las zonas geográficas, con especial énfasis donde los sistemas sanitarios tienen menos desarrollo y a todas las personas, aunque también con grupos más afectados por otro.

Dentro de este objetivo, por tanto, hay una serie de prioridades como son las enfermedades mundiales no transmisibles, los efectos de las sustancias adictivas a la salud y como el medio ambiente influye de diferentes formas en la salud.

Cobertura sanitaria universal

Detrás de muchos de estos problemas está la falta de un sistema sanitario que garantice los cuidados adecuados. Por todo ello, dentro del ODS 3 salud y bienestar está una de las metas más ambiciosas conseguir un sistema sanitario universal.

Detrás de la meta de la cobertura sanitaria universal esta la promoción de una vida más saludable gracias a la inversión en sistemas sanitarios.

La cobertura sanitaria universal busca eliminar las barreras económicas que impiden el acceso a la atención médica y a tratamientos efectivos, especialmente frente a enfermedades endémicas.

Las enfermedades mundiales

Un claro ejemplo de esta desigualdad lo tenemos en las enfermedades mundiales, que, aunque afectan a todo el mundo generan esperanzas de vida muy diferentes.

De las diez causas de muertes principales en el mundo según la Organización Mundial de la Salud (OMS) siete de ellas son no transmisibles y solo tres transmisibles.

Las tres primeras son cardiopatía isquémica con un 16% del total de muertes, accidente cerebrovascular con un 11% y enfermedad pulmonar obstructiva crónica con un 6%. Entre las tres suman un tercio de las causas en todo el mundo.

De las causas transmisibles las infecciones en las vías respiratorias, seguidas de las afecciones neonatales son la cuarta y quinta causa más importante.

Pero lo más relevante es ver la diferencia de esta concurrencia por niveles de ingresos:

  • En el grupo de ingresos más bajos las afecciones neonatales y las infecciones de las vías respiratorias son las causas más importantes, ambas transmisibles.
  • Cuando los ingresos ya son medios pasan ambas afecciones a la tercera y quinta posición y son las más importantes la cardiopatía y el accidente cerebrovascular.
  • En ingresos altos las afecciones neonatales ya no están ni entre las diez causas más importantes de defunción y las infecciones respiratorias bajan al sexto lugar.

Por todo ello uno de los campos en los que se pone más énfasis en dos grupos la salud infantil y la materna.

Enfermedades mundiales y salud infantil

La mortalidad de niños menores de 5 años siendo muy elevada en África Subsahariana y en Asia Meridional donde se concentran cuatro de cada cinco muertes de menores de cinco años.

No solo eso, los hijos de madres con niveles básicos de educación tienen mayores posibilidades de supervivencia.

Por todo ello se pone especial énfasis en ambas metas. Por un lado, en la llegada de mejores tratamientos a la población más vulnerable y con una mayor discriminación (mujeres y niños) y en labores de formación.

La realidad nos ofrece con claridad esta realidad:

  • El VIH es la principal causa de muerte para las mujeres en edad reproductiva.
  • El sida también es la principal causa de muerte entre los adolescentes en África.

Pero también esperanza como que por ejemplo gracias a una mayor difusión de vacunas entre 2000 y 2015 se evitaron más de 6,2 millones de muertes por malaria, principalmente de niños menores de cinco años en el África subsahariana. Con ello, la tasa global de incidencia ha caído en un 37% y las tasas de mortalidad en un 58%.

En qué consiste el ODS de salud y bienestar

Por tanto, como ya se ha señalado, de forma sencilla el ODS 3 salud y bienestar busca garantizar una vida sana y promover el bienestar de forma global y sostenible:

  • Lo hace de forma global, ya que, aunque existan zonas en las que haya que poner especial énfasis, la desigualdad existe en todo el mundo.
  • Es sostenible, no solo porqué el desarrollo económico y social igualitario se traslada en la salud, sino porqué algunas de las causas de muerte se incrementan por la desigualdad económica actual.

Por todo ello no solo se persigue el fin de las epidemias, endemias y las enfermedades transmisibles. Pero, también en el tratamiento de muchas de las enfermedades no transmisibles, las también conocidas como “enfermades del primer mundo” como las vasculares y el cáncer, mediante prevención y tratamiento.

Metas

Todo ello se traslada en una serie de metas que se dividen en dos grupos las que directamente reflejan las mejoras de salud y otro segundo grupo en el que están los medios en los que conseguirlo.

Mejoras de salud y bienestar

En el primer grupo están estas nueve metas de mejora salud y bienestar para el año 2030:

  • Reducir la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos.
  • Poner fin a las muertes evitables de recién nacidos y de niños menores de 5 años, a al menos hasta 12 por cada 1.000 nacidos vivos, y la mortalidad de niños menores de 5 años al menos hasta 25 por cada 1.000 nacidos vivos
  • Acabar con epidemias como las del SIDA, la tuberculosis, la malaria y las enfermedades tropicales a la vez que se combate contra la hepatitis, las enfermedades transmitidas por el agua y otras enfermedades transmisibles.
  • Disminuir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles mediante la prevención y el tratamiento. Para ello se debe promover la salud mental y el bienestar.
  • Fortalecer las medidas de prevención y tratamiento contra el abuso de sustancias adictivas.
  • Reducir las muertes y lesiones por accidentes de tráfico.
  • Garantizar el acceso para todos a servicios de salud sexual y planificación familiar, incluyendo programas de educación y formación.
  • Conseguir una cobertura sanitaria universal.
  • Reducir sustancialmente las enfermedades y muertes por contaminación del aire, agua y suelo y por productos químicos.

💡 Te explicamos qué son los gases de efecto invernadero y cómo nos afectan.

Formas para conseguirlo

Para lograrlo se apoya en estas otras cuatro metas:

  • Fortalecer la aplicación del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco en todos los países.
  • Apoyar la investigación y desarrollo de vacunas y medicamentos tanto para las enfermedades transmisibles como las no transmisibles.
  • Aumentar la financiación de la salud y la retención del personal sanitario en los países de desarrollo.
  • Reforzar la capacidad de alerta temprana y reducción y gestión de riesgos, especialmente en los países en desarrollo.

Las metas de ODS 3 salud y bienestar son ambiciosas, en las que tiene especial incidencia la labor de Estados y Organizaciones.

Pero también podemos ayudar todos, primero dando a conocer en qué consiste como hacemos en este post. Pero también, de forma indirecta, presionando socialmente para que se dediquen más recursos aquí y fuera.

No solo eso, también podemos hacerlo directamente fomentando programas de investigación y ayuda. La salud y bienestar es un pilar para todos fundamental para conseguir una sociedad más justa.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn