Estrés postraumático: síntomas, fases y cómo curarlo

estres postraumatico

El trastorno de estrés postraumático es un problema de salud mental importante, y lo es por distintas razones. Lo es por su desencadenante, que es súbito. También lo es por sus consecuencias, que en muchos casos son graves y limitantes. Y, por último, por su duración, ya que pueden ser temporales, pero también tener una evolución mucho más lenta.

Por todas estas implicaciones es tan importante conocer todos los aspectos del estrés postraumático. Os explicamos todas las claves, especialmente su tratamiento en el que entran en juego distintos aspectos.

💡 También puedes complementar esta información con nuestro artículo sobre las causas del estrés.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

¿Qué es el estrés postraumático?

El estrés postraumático como su propio nombre indica es desencadenado por una circunstancia traumática, aterradora, que se ha experimentado presenciado.

Todo esto desencadena que se revivan los hechos, se tengan pesadillas, pensamientos sobre la situación que no puede controlar y angustia.

En la mayoría de los casos sus efectos son temporales, y van disminuyendo con el tiempo hasta desaparecer. Pero no en pocos casos ocurre lo contrario, empeoran con el tiempo y duran meses e incluso años. El resultado es que condiciona tus actividades diarias.

Por todo ello la búsqueda de ayuda profesional que proporcione un tratamiento adecuado es fundamental para reducir los síntomas y volver a una vida normal.

¿Cuáles son las fases y síntomas del estrés postraumático?

Uno de los puntos más importantes que sorprende en el caso del trastorno de estrés postraumático está en el momento en el que surgen los síntomas.

Al contrario de lo que se cree, no es automático. En muchos casos tardan semanas e incluso años en aparecer problemas derivados de un trastorno de estrés postraumático.

Los síntomas se dividen en varias categorías y fases:

Recuerdos intrusivos angustiantes

Es uno de los síntomas más comunes del estrés postraumático. Los recuerdos recurrentes, involuntarios llevan a quien lo sufre a revivir el hecho traumático, lo que se conoce como reviviscencia.

Se pueden tener en cualquier momento, pero son muy comunes las pesadillas nocturnas. Todo ello genera reacciones físicas y especialmente angustia.

Evasión

La primera reacción a los recuerdos intrusivos es evitar pensar en este suceso traumático. No solo eso, también se extiende a evitar a personas, actividades o sitios que nos recuerden el suceso traumático.

Cambios en el estado de ánimo

Todo ello redunda en un cambio radical de pensamientos y en el estado anímico. Estos pensamientos negativos típico del estado postraumático se centran tanto en si mismo como en todo el entorno que le rodea, generando efectos como:

  • Distanciamiento con las personas cercanas.
  • Dificultad en mantener relaciones sociales.
  • Apatía en todas las actividades incluso en las que más gustan.
  • Complicaciones a la hora de sentir emociones positivas.
  • Sentirse insensible ante muchas emociones.

Cambios emocionales y físicos.

De las fases del estrés postraumático, esta última es muy importante. Esta fase refleja de distintas formas síntomas como:

Los síntomas del trastorno de estrés postraumático pueden variar en intensidad. Así en circunstancias estresantes o cuando te encuentras con personas u objetos que te recuerdan el hecho traumático los síntomas se incrementan.

Todos estos síntomas pueden original problemas sociales, interfiriendo la capacidad de relacionarse, pero también de estudiar o trabajar.

¿Cuáles son las causas del estrés postraumático?

La causa del estrés postraumáticos es clara pero no el porqué con circunstancias iguales o parecidas algunas personas lo sufren y otras no.

Ante esto se cree que una serie de condicionantes conlleva un mayor riesgo de sufrir estrés postraumático:

  • Experiencia: haber sufrido episodios de estrés y traumas en el pasado.
  • Problemas mentales hereditarios como ansiedad.
  • Entornos estresantes, como ciertos trabajos como ser bombero, policía, médico de urgencias, etc.
  • Un entorno familiar o social con poco contacto.

Tipos de situaciones traumáticas

Hay muchas circunstancias que pueden desencadenar el estrés postraumático, pero destacan:

  • Agresiones, ya sean físicas o sexuales.
  • Accidentes, de coche, aéreos…
  • Amenazas, especialmente con un arma.
  • Exposición a situaciones de riesgo, como ocurre con militares o policías.
  • Desastres naturales, incendios.
  • Diagnósticos médicos.

¿Qué complicaciones tiene el estrés postraumático?

El estrés postraumático tiene como principal efecto condicionar toda la vida de quien la sufre: familia, estudios, trabajo, ocio. Pero en muchos casos deriva a problemas mucho más graves:

Diagnóstico del estrés postraumático

La evaluación psicológica analizando signos y síntomas, así como el evento o eventos que llevaron a ellos es la base del diagnóstico del síndrome de estrés postraumático.

Este o estos eventos deben tener como punto en común que sean una amenaza real o posible física, generalmente con riesgo de muerte:

  • Experimentada directamente.
  • Ser testigo directo.
  • Que lo haya sufrido una persona cercana de nuestro entorno.
  • Estar reiteradamente expuesto a riesgo.

Tener reacciones ante estos hechos es normal, pero no lo es si continúan durante un tiempo prolongado (más de un mes) y condicionan el día a día de quien lo sufre.

Tratamiento del estrés postraumático

El mejor tratamiento del estrés postraumático es la prevención. Un hecho traumático ocurre de forma inesperada, pero si se debe actuar desde el primer momento en el que sucede para superar estados como:

  • Miedo.
  • Enfado.
  • Sentimientos de culpa.
  • Ansiedad.

Es importante por ello recurrir en primer lugar a familia y amigos, buscando ser escuchados y reconfortados, como paso previo a ayuda médica.

Con respecto al tratamiento médico permitirá recuperar el control sobre la vida combinando distintas medidas.

Psicoterapia

El estrés postraumático se puede tratar con distintas estrategias:

  • Terapia cognitiva: este tipo de terapia de conversación ayuda a reconocer las formas de pensar negativas ante situaciones normales.
  • Terapia de exposición: para poder afrentar lo que atemoriza o asusta para aprender a encararlo. Es muy útil especialmente para las reviviscencias y las pesadillas.

Medicamentos

Existen diferentes tipos de tratamientos farmacológicos que ayudan a mejorar los síntomas del trastorno de estrés postraumático:

  • Antidepresivos: dirigidos a los síntomas de depresión y angustia.
  • Ansiolíticos: buscan aliviar los problemas de ansiedad grave

Cómo superar el trastorno de estrés postraumático a través de hábitos saludables

A la hora de plantearse cómo superar el trastorno de estrés postraumático, además del tratamiento son importantes otros cuidados que refuerzan los efectos positivos de los tratamientos como:

  • Descanso suficiente y adecuado.
  • Ejercicio.
  • Disminuir el consumo de excitantes como café o tabaco.
  • Tomarse un tiempo para realizar técnicas de relajación.
  • Romper ciclos negativos, si surgen pensamientos negativos realizar actividades que permitan cambiar el enfoque como el ejercicio.
  • No romper el contacto con las personas cercanas.
  • Buscar apoyo en familia o amigos.

Por todo ello, el apoyo del entorno es tan importante y dar a conocer que el estrés postraumático es algo que nos puede ocurrir a todos es tan importante.

💡 Puedes seguir leyendo sobre cómo tener una buena relación con la familia.

Igual de importante es tener la mejor atención médica para aplicar el diagnóstico y el tratamiento más adecuado.

El objetivo fundamental es restablecer un equilibrio mental, pero también en los aspectos físicos que conlleve volver a una vida normal.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn