El síndrome burnout, así puedes prevenirlo y combatirlo

síndrome de burnout

Puede que nunca hayas oído hablar de él, pero se trata de un síndrome muy grave que afecta a un gran número de trabajadores en todo el mundo. Hablamos del síndrome de burnout. Este también es conocido como el síndrome del trabajador quemado o el síndrome de desgaste profesional. Tiene su origen en una exposición continua al estrés laboral, que más tarde acaba desembocando en un estrés crónico. Además, se caracteriza por el progresivo agotamiento físico y mental, lo que lleva a una importante falta de rendimiento. Véamoslo más en detalle.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

¿Qué es el síndrome de burnout?

El síndrome de burnout es un concepto realmente novedoso en el mundo de la psicología. Apareció a finales de los años 70, aunque no es hasta la década de los 90 cuando empieza a indagarse en sus causas y consecuencias. Este síndrome de burnout o de desgaste profesional se corresponde con un estado de agotamiento, tanto mental, emocional cómo físico. Presentándose como resultado de un elevado nivel de estrés, altas exigencias e insatisfacción laboral. Es una forma inadecuada de respuesta al estrés laboral crónico, con unas conductas y sentimientos negativos hacia la gente con la que se contacta con frecuencia. Conlleva agotamiento emocional.

Cabe destacar que los profesionales de la salud sí reconocen este síndrome de desgaste profesional como el detonante de otros problemas mayores de salud mental y física.

Además de los factores laborales, existen otros aspectos que pueden contribuir a su aparición. Hablamos de estilos de vida en los que también se dan actividades extralaborales muy exigentes o de personalidades con un marcado carácter perfeccionista.

Aunque este síndrome del trabajador quemado puede afectar a cualquier tipo de personas, suele ser más habitual entre profesionales con trabajos muy exigentes a nivel físico y/o emocional (hablamos de los profesionales de la medicina en general, asistentes sociales, cuerpos de seguridad, etc.) También puede afectar muy especialmente a aquellas personas que están atravesando momentos díficiles en su día a día.

Es una respuesta dante la insatisfacción percibida entre los ideales propios y la realidad de la vida laboral. Por ello tiende más a darse en profesiones de ayuda e interrelación social frecuentes.

💡 Puedes informarte más sobre ¿Qué es la salud mental?

El síndrome de burnout según la OMS

Sin bien, tal y cómo hemos explicado, los orígenes del síndrome de burnout, o síndrome del quemado, se remontan a la década de los 90, recientemente la OMS ha dado un más allá. Hasta hace muy poco, este síndrome era considerado como una enfermedad común, pero en enero de 2022 la OMS pasó a reconocer el síndrome de burnout como enfermedad profesional, incluyéndolo a su vez entre los principales problemas de salud mental en su Clasificación Internacional de Enfermedades.

Las características que motivan su aparición han sido la clave para pasar a identificar este síndrome como una enfermedad ligada al ámbito profesional. Recordemos que este conlleva a sensaciones como la dejadez y la ineficacia en el trabajo.

Sin embargo, nuestro país aún no lo ha recogido en el cuadro de enfermedades profesionales. La OMS dio un plazo de 18 meses para que todos los países adecuaran su legislación y reconocieran el síndrome de burnout como enfermedad profesional.

sindrome del trabajador quemado

Síntomas y cómo detectarlo

El síndrome de desgaste profesional comienza a desenmascararse por medio de numerosos síntomas en los trabajadores. Estos pueden ser tanto físicos como emocionales. Veamos algunos de los síntomas del síndrome de burnout más importantes:

  • Cambios en el estado anímico, pudiendo presentar una actitud cínica y/o tensa, con poco contacto social.
  • Negatividad y falta de concentración.
  • Despersonalización y conductas negativas hacia compañeros.
  • Agotamiento mental ante el estrés.
  • Bloqueo psíquico ante el mínimo estímulo de ansiedad.
  • Problemas de comunicación.
  • Desmotivación, frustración e insatisfacción en el trabajo, dejando de lado las metas y los objetivos impuestos.
  • Sensaciones de improductividad y sobrecarga.
  • Falta de energía y de rendimiento a causa del enorme agotamiento mental que esta patología puede llegar a producir.
  • Pueden generarse alteraciones psicosomáticas, como problemas gastrointestinales, afecciones de la piel, dolores de cabeza o de espalda causados por la exposición al estrés, náuseas y dificultades para dormir.

💡 Dormir bien es fundamental para nuestro bienestar físico y mental, toma nota de estos 11 trucos para dormir y conseguir un sueño de calidad.

Diferencias con el estrés laboral

El síndrome de burnout no es estrés laboral, es una forma desadaptativa de respuesta ante el mismo, que solo sucede en el entorno laboral y lleva asociados una serie de síntomas específicos, ya señalados arriba. Es un proceso gradual, como una forma de respuesta defensiva ante el estrés laboral crónico, circunscrito a “profesiones de ayuda”, que tienden a tener un carácter idealista con su profesión.

Se han descrito 4 fases:

  1. Entusiasmo
  2. Estancamiento
  3. Frustración
  4. apatía

Tratamiento

¿Cómo tratar el síndrome de burnot o del trabajador quemado? Lo primero que tienes que tener en cuenta es que es importante reconocer y tratar tempranamente el síndrome de burnout o de desgaste. Gracias a la orientación psicológica y apoyo, la mayoría de las personas empiezan a sentirse mejor. Por ello, los principales pasos en el síndrome de burnout y su tratamiento pasan por:

  • Ayuda profesional. Si el trabajo y todo lo relacionado con él se convierte en un problema que no puedes eliminar de tu mente, acudir a terapia psicológica te ayudará a reducir el estrés de una manera profesional.
  • Diagnóstico. Parece algo muy lógico, pero mucha gente no llega a acudir a un profesional para poder ser diagnosticado. Y si no identificamos el problema, mucho menos seremos capaces de dar con una solución.
  • Identificación de las causas. Debemos encontrar aquellos factores que nos causan estrés en el trabajo, y buscar una solución adecuada a ellos. 
  • Cambios profundos. En ocasiones se hace necesario tomar medidas más drásticas como cambiar de trabajo o renunciar a ciertos objetivos. 
  • Descanso. También es importante descansar y tratar de recargar energía fuera del trabajo. Para ello, es muy recomendable hacer actividades placenteras, buscar el apoyo de familiares y amigos, etc.
sindrome del quemado

Consejos de prevención del síndrome de burnout

Como siempre, lo mejor es prevenirlo, con estrategia de afrontamiento y organizacionales. Según los expertos, las claves que podemos seguir para prevenir el síndrome de burnout o del trabajador quemado, son las siguientes:

  • Descargar la tensión física. Este síndrome, además de acarrear problemas psíquicos, también trae consigo consecuencias físicas, como el dolor muscular en hombros y cuello. Así como hernias discales, a causa de la tensión acumulada. 
  • Realizar ejercicio físico. Practicar deporte en tu día a día es una manera de descargar adrenalina, reducir la ansiedad y desconectar de los problemas del trabajo. 
  • Aprender a gestionar las emociones. Adoptar una postura asertiva, siendo capaz de controlar nuestras emociones, ayudará a reducir el nivel de estrés acumulado en el trabajo.
  • También resultan de ayuda técnicas de resolución de problemas y de habilidades sociales.
  • Estilo de vida saludable. Descansar el número de horas indicadas y evitar sustancias nocivas como el tabaco y el alcohol, influirán de una manera mucho más positiva en tus niveles de estrés.
  • Tener horarios regulares en las comidas y otros hábitos, también te ayudará a recuperar la sensación de control.
  • Identificar fuentes confiables de apoyo emocional en tu entorno también será clave a la hora de asegurarte un correcto desarrollo.
  • Saber desconectar del trabajo y aprender a no llevarte las preocupaciones del trabajo a casa, también resulta esencial.
  • Técnicas de relajación. Puede ser una gran herramienta para trabajar este síndrome. Ya sea desde la meditación guiada o simplemente escuchando música relajante. Estas 7 técnicas de relajación muy sencillas pueden ayudarte enormemente a reducir la ansiedad.

💡 Toma nota de cómo empezar a cuidarte, porqué es tan importante y primeros pasos.

seguro de salud

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Doctor especialista en Medicina Familiar

Licenciado en Medicina y Cirugía, en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, con más de 29 años de experiencia. En mi formación cuento además con un Máster en Salud Pública y Epidemiología y con un Máster en Cuidados paliativos.