Cáncer: Qué es, síntomas, tratamiento y prevención

cáncer
Tiempo de lectura: 8 minutos

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células que puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo.

El cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo y con el paso del tiempo se augura un aumento de sus casos. Pero aunque el riesgo de desarrollar un cáncer ha aumentado, según la Sociedad Española de Oncología Médica,  el riesgo de mortalidad por cáncer en nuestro país ha ido disminuyendo de forma considerable en las últimas dos décadas. Según sus datos, alrededor del 50% de los enfermos diagnosticados de cáncer en España viven más de 5 años.

Por ello, desde Aegon hemos preparado este artículo con el objetivo de facilitar información sobre la enfermedad y compartir algunas recomendaciones de cara a su prevención. Muchos tipos de cáncer se podrían prevenir evitando la exposición a factores de riesgo comunes como el humo de tabaco. En cuanto a la esperanza de cura, un porcentaje importante de cánceres pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se detectan en una fase temprana.

¿Qué es el cáncer?

Llamamos cáncer a un conjunto de enfermedades relacionadas cuya principal característica es que algunas células del cuerpo comienzan a dividirse y proliferar sin detenerse y sin control. Puede aparecer en casi cualquier parte del cuerpo y llegar a provocar metástasis en puntos diferentes del organismo si no es diagnosticado tempranamente y debidamente tratado.

El cáncer es una enfermedad genética por lo que está originada por cambios en los genes que controlan la forma cómo funcionan nuestras células, especialmente en lo que al crecimiento y división se refiere. Por ello, un porcentaje importante de los cánceres son hereditarios. Otros se deben a exposiciones ambientales que pueden dañar nuestro ADN, como son el consumo determinadas sustancias. Y otros son el resultado de errores que ocurren al dividirse las células. En todo caso, el cáncer de cada persona tiene una combinación única de cambios genéticos. Más adelante en este artículo, ampliamos información sobre estas causas.

Algunos cánceres pueden formar tumores. Esto sucede típicamente en los cáncer de origen sanguíneo. Lo cual no quiere decir que todos los tumores sean malignos o cancerosos. Hay tumores que crecen a un ritmo lento, que no se diseminan ni infiltran los tejidos vecinos, a estos tumores se les considera benignos.

Tipos de cáncer

Existen varios tipos de cáncer, dependiendo principalmente de la zona del cuerpo donde se origina o el tipo de célula. Cabe destacar que el comportamiento, pronóstico y tratamiento de los diversos tipos de cáncer, incluso dentro de las distintas fases evolutivas de un mismo tumor, son muy variables.

Síntomas del cáncer y diagnóstico

Las manifestaciones y síntomas derivados de un tumor pueden ser muy variadas, desde un bulto de rápido crecimiento, pasando por tos o sangrado digestivo. Además, es importante recordar que la gran mayoría de estos síntomas son comunes en otras enfermedades más leves en general. Por lo tanto, dependiendo de los síntomas se realizarán un determinado tipo de pruebas encaminadas a realizar el diagnóstico.

A continuación hablamos de los diferentes tipos de cáncer y sus síntomas.

  • Cáncer de colon: este cáncer se produce debido a que la mucosa del colon contenida en un pólipo existente evoluciona hasta convertirse en un tumor maligno. Normalmente estas células malignas se localizan en la porción intermedia y más larga del intestino grueso. Este tipo de cáncer es uno de los más comunes y de los más fáciles de diagnosticar. Además, las tasas de curación son elevadas si se detecta precozmente. Puedes conocer más detalle sobre esta enfermedad en nuestro artículo sobre los síntomas del cáncer de colón.
  • Cáncer de ovario: el cáncer de ovario es un tipo de cáncer que comienza en los ovarios, encargados de producir óvulos y liberar hormonas como estrógeno y progesterona. Este cáncer suele avanzar sin ser detectado (en estadío temprano no suele dar síntomas) hasta diseminarse por la pelvis y abdomen y complicarse. Los síntomas son: hinchazón o inflamación del abdomen, sensación de saciedad rápida al comer, adelgazamiento, molestias en la pelvis, cambios en los hábitos intestinales y necesidad frecuente de orinar.
  • Melanoma: comienza en las células que se convierten en melanocitos, células especializadas en producir melanina (pigmento que da color a la piel). La mayor parte de melanomas se forman en la piel, pero también pueden producirse en otros tejidos pigmentados como en los ojos.
  • Cáncer de próstata. Este cáncer es común en hombres de edad avanzada. Se inicia en la próstrata, órgano sexual encargado en la producción del semen. Los síntomas principales son: problemas al orinar tales como dolor, dificultad para iniciar o detener el flujo de la orina o goteo; dolor en la parte baja de la espalda y dolor al eyacular.
  • Linfoma: el linfoma es un cáncer que empieza en los linfocitos que son glóbulos blancos que combaten las enfermedades y forman parte del sistema inmunitario. Los linfocitos anormales se acumulan entonces en los ganglios y vasos linfáticos, así como en otros órganos.
  • Leucemia: este cáncer comienza en las células de los tejidos que forman la sangre en la médula ósea. En este caso, no se forman tumores sólidos, sino un gran número de glóbulos blancos anormales que se acumulan en la sangre y en la médula ósea y desplazan a los glóbulos normales. La consecuencia es que existe una baja concentración de glóbulos normales, algo que provoca que el aporte de oxígeno a tejidos del organismo disminuya, no se controle las hemorragias ni se combata adecuadamente las infecciones.
  • Cáncer de mama: el cáncer de mama es el tumor maligno que se origina en la glándula mamaria. Hablamos de cáncer de mama cuando las células tumorales que proceden del tejido glandular de la mama invaden otros tejidos sanos de alrededor y alcanzan otros órganos. Este cáncer afecta a una de cada ocho mujeres durante su vida. Conoce cuáles son los síntomas del cáncer de mama.
  • Cáncer de Pulmón: este cáncer es uno de los más comunes en el mundo. La principal causa suele ser el tabaco, aunque también la exposición a la contaminación y la radiación. Los síntomas más comunes son: una tos que no desaparece y empeora con el tiempo, dolor constante en el pecho, tos con expectoración de sangre, falta de aire, silbidos al respirar o ronquera, neumonías y bronquitis repetidas, inflamación de cuello y cara, fatiga y pérdida de apetito y de peso. Amplía información a través de nuestro artículo «Cómo prevenir el cáncer de pulmón«.
cancer sintomas

¿De dónde viene el cáncer?

Como ya hemos visto, existen muchos tipos diferentes de cáncer. Puede aparecer en casi cualquier órgano o tejido, como el pulmón, el colon, las mamas, la piel, los huesos o en el tejido nervioso.

Además del componente genético que ya comentamos al inicio del artículo, como agentes externos podemos mencionar otros causantes:

  • Benceno y otros químicos
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Toxinas ambientales, como ciertos hongos venenosos y un tipo de tóxico que puede formarse en las plantas de cacahuete (aflatoxinas)
  • Exposición excesiva a la luz solar
  • Problemas genéticos
  • Obesidad
  • Radiación
  • Virus

Sin embargo, responder a esta pregunta sobre ¿de dónde viene el cáncer? no siempre es posible. La causa de muchos cánceres sigue siendo desconocida.

¿Cuál es el cáncer más agresivo?

Hay que ser muy cautos a la hora de responder a la pregunta sobre qué cáncer es el más agresivo. Como hemos visto, todos los cáncer revisten un peligro y su evolución depende de cada caso y persona. Si bien en algunos tipos de cáncer las investigaciones han logrado vencer y eliminar las células dañadas con mayor facilidad que en otros, la resistencia a los tratamientos y la posibilidad de metástasis dificulta en muchas otras ocasiones la lucha contra esta enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los tipos de cáncer que conllevan a una mayor mortalidad son el cáncer de pulmón, de hígado, de estómago, de colon y de mama. Pero es importante entender esta consideración atiendo al número de casos.

En España el cáncer de mama en mujeres es uno de los más comunes, pero detectado a tiempo, el índice de curación total es de los más elevados. Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en España se diagnostican alrededor de 22.000 nuevos cánceres de mama al año. Su incidencia está aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.

Lo mismo ocurre con el de próstata en el caso de los hombres. Su elevada frecuencia en ambos casos hace que el índice de mortalidad resulte elevado.

Cómo prevenir el cáncer

La Agencia Internacional para la Investigación contra el Cáncer (IARC) es la delegación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) especializada en esta enfermedad. Esta es la encargada de lanzar el Código Europeo contra el Cáncer que contiene doce consejos sobre cómo prevenir el cáncer y adoptar hábitos de vida saludables para frenar su aparición.

En este código han participado científicos y especialistas europeos en la lucha contra el cáncer, que destacan la importancia de evitar el tabaco, el alcohol y la exposición excesiva al sol. Toma buena nota de todos ellos:

  1. No fumes.
  2. Mantén tu hogar y trabajo libres de humos.
  3. Controla tu peso.
  4. Lleva una vida físicamente activa y limita el tiempo de estar sentado/a. El ejercicio es un factor protector de algunos cánceres como el de colon. Te recomendamos algunos ejercicios para hacer en casa y mantenerse en forma.
  5. Adopta una dieta saludable rica en cereales, legumbres, verduras y frutas. Los que consumen más fruta y verdura tienen un índice de mortalidad mucho menor y se ha comprobado que una dieta de este tipo protege contra muchos tipos de cáncer y otras afecciones. Reduce el consumo de alimentos ricos en calorías, azúcar y grasas. Limita el consumo de carne roja y alimentos ricos en sal, y evita las carnes procesadas.
  6. Reduce el consumo de alcohol. Es más, la OMS recomienda abstenerse de beber cualquier tipo de bebida alcohólica.
  7. Evita o reduce la exposición al sol. Esto es muy importante y en especial en los primeros años de vida. Es crucial sobretodo en los niños la protección solar: gorros. No debes exponerte al sol en las horas de máxima intensidad solar y es muy importante el uso de crema para protección solar.
  8. Protégete contra sustancias cancerígenas en el trabajo: infórmate en tu puesto de trabajo o con el servicio de prevención de riesgos laborales de tu empresa sobre los riesgos y medidas que toman ante ellos.
  9. Controla el nivel de radiación de radón en tu hogar.
  10. Para las mujeres: Es importante comentar que la lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de mama y la terapia hormonal sustitutiva aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.
  11. Vacuna a tus hijos contra la hepatitis B y contra el virus del papiloma humano en el caso de las niñas.
  12. Hazte revisiones para detectar el cáncer de colón en hombres y mujeres, el cáncer de mama y el cáncer de cuello de útero en mujeres, y el de próstata en caso de los hombres.

En especial para cumplir los dos últimos puntos, recomendamos disponer de cobertura médica para ti y para los tuyos. Así podréis disfrutar de la tranquilidad que os da un buen seguro de salud en el que estén cubiertas todas las necesidades de prevención y cuidado de tu salud y la de los que más quieres.

Últimos avances

Hoy en día continúan presentándose resultados de múltiples fármacos dirigidos al sistema inmunológico, con el objetivo de incrementar su eficacia en la lucha frente al cáncer. Fármacos como el nivolumab, el pembrolizumab o el MPDL3280A, etc. han mostrado eficacia en tumores como el melanoma, cáncer de vejiga o riñón. Los trabajos en los tumores urológicos (riñón y vejiga) son más preliminares y no cambian el estándar actual de tratamiento pero en el caso del melanoma son ya una realidad y las combinaciones de nivolumab e ipilimumab se utilizan en el tratamiento del melanoma avanzado.

Por último, hay que destacar que continúan comunicándose múltiples trabajos enfocados a la búsqueda de biomarcadores (sustancia utilizada como indicador de un estado biológico, estado patógeno o de respuesta a un tratamiento) y de alteraciones moleculares concretas que permitan la selección de pacientes y el tratamiento más individualizado.