¿Cómo saber si es tristeza o depresión?

Aegon Salud como-saber-tristeza-depresion

“No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza, pero sí puedes evitar que anide en tu cabellera”. Proverbio chino 

Todos pasamos por periodos de tristeza; en ocasiones se  debe a algo en concreto, por ejemplo un bache económico o una riña familiar, y otras nos somos conscientes del motivo. Cuando hablamos del tema con nuestros allegados a menudo decimos que estamos deprimidos, confundiendo un sentimiento de tristeza, que puede ser doloroso pero efímero, con algo más serio, como es la depresión, una enfermedad que sufren más de 300 millones personas en el mundo. Por su gravedad, es importante conocer los síntomas de la depresión y poder distinguirla de un estado de tristeza. Cuanto antes sea diagnosticada por un especialista, más fácil será ponerle remedio con el tratamiento adecuado.

¿Dudas de si sufres una depresión o crees que alguien de tu entorno puede estar padeciéndola?, responde a estas preguntas: 

  1. ¿Estás cansado y sin energía, hasta el punto de costarte realizar las tareas diarias?
  2. ¿Te sientes a menudo triste, sin ganas de hacer nada o pierdes los nervios con mucha facilidad, incluso por cosas poco importantes?
  3. ¿Piensas que nos sirves para nada, que tu vida no tiene sentido e incluso contemplas el suicidio como opción?
  4. ¿Te invaden los pensamientos negativos y el pesimismo?
  5. ¿Te cuesta concentrarte o tomar decisiones?
  6. ¿No te apetece ver a nadie, ni siquiera a las personas con cuya compañía solías disfrutar?
  7. ¿Tienes problemas de sueño? ¿Bien porque te cuesta conciliarlo o por el contrario porque necesitas dormir demasiado?
  8. ¿Has notado cambios en tu apetito? ¿tienes desgana o mucha más hambre de lo habitual?
  9. ¿Sientes dolores persistentes de cabeza, musculares o digestivos y no se van con tratamiento?
  10. ¿Has contestado afirmativamente a algunas de las preguntas anteriores y hace tiempo que te pasa?

Si te has visto identificado con estas preguntas, o si piensas que algún familiar o amigo puede estar pasando por una depresión, pide ayuda a un profesional. La depresión es una enfermedad tratable, y la persona más indicada para diagnosticarla e identificar el tratamiento adecuado es el médico. Será quien valore de forma personalizada lo mejor para el paciente.

Por su parte, la persona que la sufre debe sentirse cómoda y confiar en el especialista que le trata. Con una enfermedad como la depresión, es habitual sentirse vulnerable y el estado anímico es muy frágil. Contar con un seguro de salud le permitirá elegir el médico con el que pueda sentir esa confianza médico-paciente, que es necesaria siempre, pero aún más en los trastornos del estado de ánimo.