Diferencia entre gripe y resfriado, te damos las claves

hombre que padece sintomas de gripe
Tiempo de lectura: 4 minutos

Con la llegada del frío y los cambios de temperatura que experimentamos a lo largo del día, el pañuelo se convierte en esta época del año en nuestro principal aliado, pero … ¿Conoces la diferencia entre gripe y resfriado? Ninguna de las dos afecciones es grave (exceptuando en mayores y personas con patologías previas), pero ambas resultan muy molestas.

Ambas, resfriado y gripe, son las enfermedades más comunes en nuestra vida cotidiana (tres de cada cuatro españoles afirma padecerlas al menos una vez al año) y ambas pueden hacer que un día de trabajo se torne en un auténtico infierno. Por ello, para combatirlas de la mejor manera posible, es crucial conocer la diferencia entre gripe y resfriado y así poder darles el mejor tratamiento posible desde el principio.

Confundirlas es muy habitual porque ambas presentan síntomas muy parecidos.

Síntomas que marcan la diferencia entre gripe y resfriado

En la gripe, los síntomas se presentan de forma brusca y tienen más duración en el tiempo. En cambio, en el resfriado los primeros síntomas aparecen de forma paulatina y suelen ser: secreción nasal acuosa, molestias leves de garganta y estornudos.

Síntomas de la gripe

El primer síntoma que aparece es la fiebre y, en el caso de los niños, suele ser más alta que en adultos. Además, los síntomas de la gripe se completan con:

  • Fuerte dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Malestar general
  • Escalofríos y mareos
  • Dolor muscular
  • Náuseas y vómitos
  • Falta de energía

Al cabo de unos días el dolor muscular y la fiebre van remitiendo, pero aparecen otros nuevos:

  • Tos seca
  • Dolor de garganta
  • Aumento de los síntomas que afectan a la respiración.

Síntomas del resfriado

Mientras que los habituales síntomas del resfriado suelen ser:

  • Dolor de garganta
  • Irritación ocular
  • Secreción nasal acuosa
  • Estornudos
  • Tos productiva
persona en cama con sintomas de gripe o resfriado

Otros aspectos que marcan la diferencia entre gripe y resfriado

Ahora que ya conoces los síntomas que marcan la diferencia entre gripe y resfriado, repasamos otros aspectos que te ayudarán a entender cómo se comportan ambas afecciones.

¿Cuál es periodo de incubación?

El resfriado tiene un periodo de incubación mayor que el de la gripe, prolongándose de 48 a 72 horas. En el caso de la gripe el periodo de incubación va de 18 a 36 horas. Por ello, el resfriado aparece poco a poco mientras que la gripe aparece de repente.

¿Cómo se comporta la fiebre?

La fiebre se da en un 80% de los casos de gripe, mientras que en los catarros este síntoma es muy poco común (aunque más posible en los niños). Se considera una fiebre alta a partir de los 38 grados y en el caso de la gripe suele durar entre 3 y 4 días.

seguros de salud

¿Se produce congestión nasal en ambas?

La congestión nasal el más propia del resfriado que de la gripe, y suele durar hasta una semana.

¿Cómo conocer la diferencia entre gripe y resfriado a través de la tos?

La tos es diferente en una y otra afección. En el caso de la gripe la tos suele ser seca, mientras que en el resfriado suele ir acompañada de flemas.

¿Hay dolor de cabeza por igual?

En la gripe el dolor de cabeza está presente en un 80% de los casos, siendo menos común en los catarros.

¿Cuánto duran?

Según la OMS, la mayoría de los afectados se recuperan de la gripe en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Aunque la mayoría de los síntomas desaparecen entorno a los 4 o 7 días, la sensación de cansancio y la tos puede durar algunas semanas más. En algunos casos puede haber complicaciones, como en personas mayores, gente que sufre de asma o problemas respiratorios, o personas con enfermedad crónica.

En el resfriado la tos residual puede permanecer desde los 7 a los 15 días.

¿Qué virus están detrás en cada caso?

El virus que causa ambas enfermedades es diferente. En el caso de la gripe, sólo puede ser producido por el virus influenza, mientras que el catarro puede ser causado por más de 200 organismos.

Consejos para la prevención de gripe y resfriado

Ahora que ya conoces más claramente la diferencia entre gripe y resfriado, estás en situación de tomar medidas de cara a la prevención de ambas enfermedades:

  • Evitar entornos en los que sepamos que el virus está latente, al menos en la medida de lo posible.
  • Mantener una dieta rica en alimentos con vitamina C.
  • En grupos de mayor riesgo se recomienda la vacunación para evitar complicaciones.
  • Lavarse las manos correctamente y de manera frecuente.
  • Usar pañuelos desechables de papel.
  • Unos hábitos de vida saludable es crucial para que nuestro sistema inmune esté preparado para combatir estas enfermedades.
  • Recomendamos una dieta equilibrada, ejercicio y el buen  manejo del estrés.

Cómo combatir la gripe

Si la prevención no ha sido suficiente para evitar la gripe, toma nota de cómo combatirla.

¿Cuál es el tratamiento de la gripe?

  • En esta afección lo más importante son los cuidados caseros. No existe mejor tratamiento que los remedios de siempre.
  • El paracetamol y el ibuprofeno ayudan a bajar la fiebre. Se pueden combinar ambos tipos de medicamentos.
  • No es necesario que la fiebre baje por completo. Suele bastar para sentirse mejor que baje un grado.
  • Algunos medicamentos que se obtienen sin receta pueden aliviar algunos de los síntomas de la gripe, como los aerosoles de garganta para aliviar el dolor de garganta.
  • Descansa mucho, no bebas alcohol ni fumes tabaco.
  • Medicamentos antivirales, en especial en personas con afecciones que puedan producir complicaciones en la gripe o personas que estén muy enfermas.

¿Qué es la gripe estomacal?

Además de gripe y resfriado, es importante que tengas en cuenta una variante de la gripe. Hablamos de la gripe estomacal o gastroenteritis vira. Es una inflamación o hinchazón en el estómago e intestinos provocada por un virus. Esta suele cursar con nauseas, vómitos y diarrea. Otros síntomas habituales son los siguientes:

  • Dolor estomacal.
  • Fiebre.
  • Dolor muscular.
  • Pérdida de peso.
  • Escalofríos, piel fría y húmeda por la sudoración.
  • Alimentación deficiente.

El tratamiento principal para este problema es asegurar que el cuerpo permanezca hidratado y provisto de sales minerales a través de una dieta rica en agua y sales minerales.

En cualquier caso, si tienes un seguro médico de salud puedes cómodamente elegir cuándo y a qué médico acudir. Esto facilita mucho las cosas a las personas que requieren de estas atenciones, ya que en estas fechas suelen producirse muchas esperas en la sanidad pública.

Si quieres informarte sobre nuestros seguros médicos, puedes empezar por conocer las opiniones de nuestros clientes Aegon.