Síndrome burnout, así puedes prevenirlo y combatirlo

Síndrome burnout, así puedes prevenirlo y combatirlo

Puede que nunca hayas oído hablar de él, pero se trata de un síndrome muy grave que afecta a un gran número de trabajadores en todo el mundo. 

También conocido como síndrome del trabajador quemado, se basa en una exposición continua al estrés laboral, que más tarde acaba desembocando en un estrés crónico. Además, se caracteriza por el progresivo agotamiento físico y mental, lo que lleva a una importante falta de rendimiento

Es un concepto realmente novedoso en el mundo de la psicología, puesto que apareció a finales de los años 70, aunque no es hasta la década de los 90 cuando empieza a indagarse en sus causas y consecuencias.

Dicho síndrome comienza a desenmascararse por medio de numerosos síntomas en los trabajadores, como cambios en el estado anímico, especialmente en trabajos con atención a terceros. También agotamiento mental ante el estrés, lo que provoca un bloqueo psíquico ante el mínimo estímulo de ansiedad. La desmotivación en el trabajo aparece, dejando de lado las metas y los objetivos impuestos. A lo que se añade falta de energía y de rendimiento a causa del enorme agotamiento mental que esta patología puede llegar a producir.

Pueden generarse y alteraciones psicosomáticas, como problemas gastrointestinales, afecciones de la piel o dolores de cabeza causados por la exposición al estrés. 

Según los expertos, las claves que podemos seguir para prevenir y tratar el síndrome de Burnout, son las siguientes:

  • Diagnosticarlo. Parece algo muy lógico, pero mucha gente no llega a acudir a un profesional para poder ser diagnosticado, y si no identificamos el problema, mucho menos seremos capaces de dar con una solución.
  • Debemos encontrar aquellos factores que nos causan estrés en el trabajo, y buscar una solución adecuada a ellos. 
  • Técnicas de relajación. Puede ser una gran herramienta para trabajar este síndrome. Ya sea desde la meditación o simplemente escuchando música relajante, puede ayudarnos enormemente a reducir la ansiedad.
  • Descargar la tensión física. Este síndrome, además de acarrear problemas psíquicos, también trae consigo consecuencias físicas, como el dolor muscular en hombros y cuello y hernias discales a causa de la tensión acumulada. 
  • Realizar ejercicio físico. Practicar deporte en tu día a día es una manera de descargar adrenalina, reducir la ansiedad y desconectar de los problemas del trabajo. 
  • Aprender a gestionar las emociones. Adoptar, en ocasiones y en la medida de lo posible una postura asertiva siendo capaz de controlar nuestras emociones ayudará a reducir el nivel de estrés acumulado en el trabajo.
  • Estilo de vida saludable. Descansar el número de horas indicadas y evitar sustancias nocivas como el tabaco y el alcohol, influirán de una manera mucho más positiva en tus niveles de estrés.
  • Ayuda profesional. Si el trabajo y todo lo relacionado a él se convierte en un problema que no puedes eliminar de tu mente y te provoca ansiedad, acudir a terapia psicológica te ayudará a reducir el estrés de una manera profesional.