¿Qué es el síndrome de Meniere? Salud auditiva

oido de un bebe, el sindrome de meniere afecta a los sistemas auditivos
Tiempo de lectura: 3 minutos

El día 7 de febrero se conmemora el Día para la Concienciación sobre el síndrome de Ménière. Se trata de una fecha en la que reflexionar sobre esta enfermedad desconocida para muchos.

Hace un par de años la periodista Carmen Chaparro desvelaba que sufría el síndrome de Ménière. Esta revelación, junto a conocer los síntomas y las dificultades que le causaba en su día a día, acercó al gran público a una enfermedad rara, que, sin embargo, parece tener un cierto crecimiento en los últimos años.

Y es que estamos ante una enfermedad para la que aún no existe cura, y que se encuentra en pleno proceso de investigación en la búsqueda de la mejora de la calidad de vida de quienes la sufren.

El síndrome de Meniere

También conocido como enfermedad de Meniere, se trata de un síndrome que se caracteriza por provocar vértigo, pérdida de audición, sensación de presión en el oído y zumbidos. Por el momento, carece de cura conocida, aunque actualmente existen numerosos tratamientos para intentar mitigar sus efectos. 

Esta afección auditiva es una patología crónica del oído interno producida por un exceso de endolinfa, líquido que llena las cavidades del oído interno. Se manifiesta con tres posibles síntomas: hipoacusia o pérdida auditiva, acúfenos (pitidos en el oído) y el vértigo recurrente, con sensación de giro continuo, náuseas y vómitos.

Dicho síndrome se puede iniciar entre los 30 y los 50 años, siendo las mujeres las más afectadas. No hay una causa concreta por la que podamos llegar a padecerla. No obstante, los expertos recomiendan llevar a cabo una dieta sin sal, café o alcohol para poder evitar con más probabilidad los riesgos de padecerla. La prevención en la salud es básica y aquí también puede ayudar.

Consejos para prevenir el síndrome de Meniere

Si entras en el rango de edad y corres peligro de padecer esta enfermedad, te recomendamos que pongas en práctica los siguientes consejos de GAES

  • Fuera estrés. Para aquellas personas que ya padecen el síndrome de Meniere, lo más recomendable es reducir el estrés en la mayor medida de lo posible, ya que se cree que el estrés emocional propicia los ataques
  • Menos sal. Como ya hemos dicho anteriormente, los expertos señalan que reducir la ingesta de sal puede prevenir que suframos esta enfermedad, ya que la sal aumenta la presión de fluido en el oído interno. 
  • Recurrir a medicación. Como ya hemos dicho, el síndrome de Meniere carece de cura, pero sí que existen medicamentos para reducir sus efectos. Lo mejor es acudir a un especialista que nos aconseje y nos informe sobre ello. 
  • Hacer uso de los tratamientos. Si el vértigo resulta muy difícil de tratar, se recurre al dispositivo de Meniett. Esta terapia consiste en la aplicación de presión en el oído medio para mejorar el intercambio de líquidos. El tratamiento con gentamicina también puede ser eficaz. Este antibiótico se inyecta en el oído medio, anula el sentido del equilibrio del oído afectado y previene futuros ataques de vértigo. La parte negativa de esta opción es que este tratamiento se asocia con un riesgo de padecer pérdida auditiva.

Por otro lado, si ya padecemos la enfermedad de Ménière y los tratamientos no surten el efecto deseado, siempre se puede recurrir a la cirugía. Una opción es la neurectomía vestibular o sección del nervio vestibular, que suele corregir los problemas de vértigo y conservar la audición del oído afectado, y otra es la laberintectomía, que sólo se practica en caso de pérdida total de audición en el oído afectado

Contar con un buen seguro de salud puede ayudarte a acelerar procesos y tratamientos paliativos frente a esta dolencia.

Si este artículo te ha resultado interesante, te animamos a compartirlo y difundirlo.