Batch cooking ¿Qué es? y Cómo organizar tu menú

tecnica batch cooking

El batch cooking es una forma de organización en la cocina que puede ayudarte a tener listos tus menús en menos tiempo y de manera sencilla. En un mundo en el que el tiempo escasea, el batch cooking tiene cada vez más adeptos. Entonces… ¿En qué consiste exactamente?

Si nos ceñimos exclusivamente a su definición, te contaré que su traducción literal significa, cocinando por lotes. Con ello se refiere a preparar al mismo tiempo distintos platos y guarniciones, que después guardaremos convenientemente rotulados en el congelador o nevera.

En las siguientes jornadas podrás ir utilizando los platos principales que hayas preparado con las guarniciones, combinándolos y alternándolos a tu gusto. Así en esos días tan solo tendrás que calentar tu comida.

Si bien puede parecer una moda no lo es en absoluto, pues hace décadas que muchas casas utilizan este método en sus cocinas ¿Era tu casa una de ellas?

En la actualidad, la incorporación masiva al trabajo fuera de casa de las mujeres, ha hecho que cada vez más hogares se apunten al batch cooking, pero no todo el mundo sabe aún como llevarlo a cabo. ¿Lo descubrimos juntos? Para acabar de convencerte déjame descubrirte todas sus ventajas.

Queremos cuidarte estés donde estés.
Servicio de telemedicina 24 horas, 365 días del año .


Batch cooking: Ventajas

Destacaría sin duda 3 ventajas del batchcooking que son:

  • 1/ Optimiza la organización en la cocina
  • 2/ Facilita el consumo de comida casera
  • 3/ Nos ahorra dinero

Para la mayoría de los seguidores del batch cooking la optimización de la organización en la cocina, es la ventaja que más les atrae, y es que este método nos permite no tener que cocinar en cada comida.

Creo que todos somos conscientes de que los horarios laborales, y también las obligaciones familiares, pueden hacer que cocinar dos veces cada día nos resulte complicado, por no decir imposible, y batch cooking nos ofrece una solución.

¿Y cómo lo hago? Puede que te estés preguntando, pues simplemente debes de elegir una mañana o tarde en tu semana en la que tengas unas pocas horas libres, y ese día dedicarlo a cocinar mediante el batch cooking los platos que más te apetezcan para los próximos días. Más adelante te daré más detalles.

Para muchas personas el día elegido para el batch cooking será el sábado o el domingo, y en él dejarán organizadas sus comidas para el resto de la semana, o al menos las de los días laborables.

El batch cooking facilita tu organización semanal
El batch cooking te ayudará a ahorrar tiempo y dinero

Una cocina sana y económica

Es cierto que esta ventaja en la organización es innegable, e importantísima, pero para mí lo es aún más el hecho de que el batch cooking nos permite acercarnos de nuevo a la comida casera. Sí, esa que muchos ya apenas consumen, y que es mucho más sana por aportarnos muchos más nutrientes que los alimentos ultraprocesados.

No sólo eso, sino que además los ultraprocesados se caracterizan por tener un exceso de grasas de mala calidad, azúcares o sal, y todos ellos perjudican seriamente nuestra salud con su consumo frecuente. Lo hacen además a diferentes niveles, cardiovascular, digestivo, incluso mental.

💡 Si quieres saber más sobre este tema no te olvides de echar un vistazo a nuestro artículo: Alimentos ultraprocesados ¿Cuáles son y por qué son tan dañinos?

Por otro lado, no hay que ser un experto en económicas para darnos cuenta de que recurrir diariamente a la comida casera nos supone un ahorro importante. Justo todo lo contrario de consumir con frecuencia ultraprocesados como salchichas, croquetas, sopas de sobre…

Con el batch cooking podrás evitar, o al menos reducir todo lo que tú quieras, el consumo de estos productos, y así tanto tu salud como tu bolsillo de lo agradecerán.

Organización del batch cooking

Probablemente lo más importante a la hora del batch cooking es planificar tus menús semanales y tener todos los ingredientes a mano. Para ello tendrás que sacar un ratito de tu día para escribir la lista de la compra, según lo que se requiera para elaborar tus menús.

Sí sé que como casi todos andamos a carreras ya este primer paso puede parecerte todo un desafío, pero una vez que lo hayas practicado durante unas pocas semanas verás que es mucho más sencillo de lo que piensas.

No pasa tampoco nada por repetir los platos que más te gusten, o que te resulten más fáciles de preparar. Así que puedes crear unas pocas plantillas semanales e ir alternándolas durante los distintos meses. Procura eso sí adaptar algunas de las verduras y pescados a su mejor temporada, porque así ahorrarás en precio y ganarás en sabor.

Menú de batch cooking

Si quieres crear un menú de batch cooking saludable debes de tener en cuenta que los vegetales, deben de estar presentes en todas tus comidas. Esto incluye a las verduras de hoja verde, a la familia de las coles, y también a las setas y las hortalizas: pimientos, calabacín, berenjenas…

En menor cantidad, pero sin que tampoco te falten nunca, deberán de estar presentes alimentos proteicos, como pescados, moluscos, huevos o carnes de aves… alternándolos y procurando que predominen los pescados.

Es mejor dejar sin embargo par un consumo más esporádico las carnes rojas, que son las que provienen de animales mamíferos, como la ternera o el cerdo.

Finalmente puedes incorporar una fuente de hidratos de carbono, como el arroz, la pasta o las patatas. Teniendo en cuenta eso sí, que su cantidad debe adecuarse a tu nivel de actividad física.

Crear menús saludables es sencillo con el batch cooking
El batch cooking te permitirá combinar multitud de ingredientes

Por si quieres saber más sobre esto, y aprender así a crear un plato saludable, te dejo un artículo de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la alimentación.

La hora de la verdad

Una vez que tengas planificados tus menús y hayas realizado tu compra, tan solo te queda cogerle un poco de práctica a cocinar varios alimentos a la vez para ser una experta en el batch cooking.

Una opción muy sencilla es preparar varias hortalizas al mismo tiempo en el horno, que te servirán de guarnición para acompañar cualquier alimento proteico.

Los purés o sopas de verduras son también una opción muy socorrida y saludable para tus menús de batch cooking, por no hablar por supuesto de los salteados de verduras, que resultan deliciosos.

Aquí puedes hacerlos tan solo empleando una más saciante, como el brócoli al vapor, o combinando varias de ellas, si además les añades alimentos como el pollo, el pavo, las gambas o los huevos, tendrás un plato fácil y completo.

No podemos olvidarnos tampoco de las ensaladas, para prepararlas puedes utilizar todo tipo de brotes y hortalizas, y dejarlas ya cortadas y lavadas, así su preparación posterior será mucho más sencilla ¡Aliñar y listo!

Eso sí recuerda escurrir bien sus vegetales tras lavarlos, así les quitarás el exceso de agua y permanecerán frescos mucho más tiempo.

Combina y acertarás

Los alimentos proteicos puedes cocinarlos durante el batch cooking, combinándola con los vegetales, como un plato de pollo guisado con setas, o una merluza con pisto. Otras fuentes proteicas, como el salmón o el lomo de cerdo, puedes probar a hacerlas a la plancha sobre la marcha, y añadirles las verduras que prefieras de tu batch cooking.

No nos olvidamos tampoco de los hidratos de carbono, en este caso te aconsejo recurrir al arroz u otros cereales y pseudocereales como la quinoa, ya que aguantarán mejor el paso de los días que otros alimentos ricos en hidratos, como la patata o los macarrones.

Combinando todos estos tipos de ingredientes y procurando variar los vegetales, conseguirás hacer menús de batch cooking fáciles y nutritivos, que te aportarán todo lo que necesitas para tu día a día.

Y si quieres saber más sobre menús saludables, y sobre cómo cuidarte, tan solo tienes que seguir nuestro blog.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Deva Camino Monteserín

Máster Universitario en Salud Natural y Nutrición. Experta en Alimentación Antiinflamatoria y psiconeuroendocrino-inmunología, el área de la ciencia que estudia la relación del sistema nervioso con el resto de nuestro organismo. Diploma de estudios avanzados en: Microbiota, inmunidad y sistema digestivo. Cursos de doctorado en: Biología del Cáncer. Autora de los libros: "¿Y ahora qué puedo comer?" y "Comer para cuidarse". Compagino la pasión de mi trabajo en consulta con la impartición de diversos cursos y las charlas divulgativas.